Rinitis

Rinitis

RinitisLa Rinitis es una inflamación del revestimiento mucoso de la nariz y los ojos. Se caracteriza por picor nasal, estornudos y congestión nasal.

Según su evolución se clasifica como:

Rinitis aguda o coriza. También llamada catarro o resfriado nasal. Dura menos de 6 meses.

Rinitis crónica. Su evolución y duración es de más de 6 meses.

.

Según su causa, hay dos tipos de rinitis:

Rinitis alérgica: Se subclasifica en estacional o perenne. Y según el tipo de glóbulos blancos alterados, puede ser: eosinófila, neutrófila o mastocitaria. La ocasionan alergias; estas pueden ser estacionales como por ejemplo, al polen o perennes.

Rinitis no alérgica: En este grupo se incluye:

  • La rinitis infecciosa. Ocasionada por infección de virus o bacterias.
  • La vasomotora. Causada principalmente por el uso de medicamentos vasoconstrictores nasales.
  • La medicamentosa. Causada por el uso de antidepresivos, vitamina A y progesterona.
  • La hormonal. Causada como consecuencia de hipertiroidismo o embarazo.
  • La atrófica u ocena. Es una enfermedad de la nariz de etiología desconocida que puede desarrollarse después de un período prolongado de inflamación nasal, se caracteriza por una atrofia progresiva de la mucosa y del esqueleto óseo subyacente.
  • La física. Causada por frío o humedad en el ambiente.
  • La mecánica. Causada por vegetaciones, tabique desviado, tumores o cuerpos extraños.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Alergias.

Infecciones.

Medicamentos cuyos efectos secundarios lo ocasionen.

Lesiones nasales.

Enfermedades nasales.

Cambios bruscos de temperatura.

Hipertiroidismo.

Embarazo.

Sinusitis por pólipos.

.

Síntomas más frecuentes.

Sensación de picor en la nariz, la boca, los ojos o la garganta.

Trastornos del olfato.

Estornudos frecuentes.

Ojos llorosos.

Goteo nasal.

Congestión nasal.

Tos.

Oídos taponados.

Mareos.

Ojeras.

Inflamación bajo los ojos.

Fatiga e irritabilidad.

Dolor de cabeza.

Problemas de concentración.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Wallace DV, Dykewicz MS, Bernstein DI, Blessing-Moore J, Cox L, Khan DA, et al. The diagnosis and management of rhinitis: an updated practice parameter. J Allergy Clin Immunol. 2008 Aug:122(2).
  • Frew AJ. Allergen immunotherapy. J Allergy Clin Immunol. 2010 Feb;125(2 Suppl 2):S306-13.
¡Comparte salud y conocimiento!
Reumatismo

Reumatismo

Reumatismo es un término con el que se designan diferentes problemas médicos que afectan a las articulaciones, corazón, huesos, riñón, piel y pulmones. Esta puede presentarse desde la infancia hasta la edad senil. Se da en un 80% en el sexo femenino, aunque hay datos que parecen confirmar que el embarazo suspende su evolución. Por lo general suelen verse afectadas varias articulaciones.

Se la considera como una enfermedad infecciosa producida por un virus filtrante.

 

¿Qué es el reumatismo?

La palabra reuma proviene del griego rehuma: líquido que fluye del cerebro hacia las articulaciones y otras estructuras del cuerpo, provocando intenso dolor. Se trata de un término que engloba más de 150 patologías caracterizadas por dolor, inflamación y rigidez muscular y articular, que no hayan sido provocadas por un golpe.

Un mito popular extendido era considerar que el reuma solo atacaba a las personas mayores: es un concepto erróneo. Aunque se da más entre los mayores, afecta a grupos de todas las edades. La artritis reumatoidea juvenil, por ejemplo, aparece antes de los 16 años y es una de las principales causas de discapacidad funcional en la infancia. También existen enfermedades del tejido conectivo como la esclerodermia, la dermatomiositis y la fiebre reumática, que comienzan en la infancia. Por eso es necesario prestar atención a los síntomas que alerten sobre una posible enfermedad de este tipo.

 

Principales trastornos del reumatismo reconocidos

Espondiloartritis anquilosante. Enfermedad autoinmune reumática que cursa con dolor y endurecimiento paulatino de las articulaciones.

Back pain. Dolor de espalda que por lo general se origina en músculos, nervios, articulaciones, huesos y otras estructuras de la columna vertebral.

Bursitis/Tendinitis. Inflamación de la bursa o estructura en forma de bolsa, que se sitúa entre huesos, tendones y músculos, con una función que facilita el movimiento entre dichas estructuras entre sí. Puede afectar a hombros, muñecas, bíceps, piernas, rodillas, tobillos, talones y caderas.

Capsulitis. Inflamación de las cápsulas articulares.

Neck pain. Inflamación y dolor en el cuello.

Artrosis. Enfermedad producida por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger el extremo de los huesos, favoreciendo el movimiento de la articulación.

Artritis psoriásica. Enfermedad que afecta a las articulaciones y está asociada a la psoriasis.

Artritis reumatoide. Enfermedad sistémica autoinmune, caracterizada por provocar inflamación crónica de las articulaciones, que produce destrucción progresiva con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional.

Fiebre reumática. Enfermedad inflamatoria, no supurativa y recurrente, producida por la respuesta del sistema inmunitario de algunas personas predispuestas a los antígenos de la bacteria estreptococo del grupo A betahemolítico.

Lupus erythematosus. Conjunto de enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunitario del sujeto se vuelve hiperactivo, atacando los tejidos sanos.

Arteritis de células gigantes. También conocida como arteritis temporal, es una inflamación de los vasos sanguíneos, que en este caso afecta a las arterias de mediano y gran tamaño, principalmente las arterias supraaorticas (que parten del arco aórtico), con predilección por ramas de la carótida externa, en especial la arteria temporal.

Polymyalgia rheumatica. Síndrome que causa dolor y rigidez en el cuello, hombros y caderas.

Tenosinovitis. Se trata de un tipo de artritis que ocasiona inflamación de la membrana sinovial que recubre el tendón. Está provocada por depósitos de calcio, distensiones o traumatismos repetidos, concentraciones elevadas de colesterol plasmático, artritis reumatoide, gota o gonorrea.

Myositis. Es un término general empleado para designar inflamación de los músculos.

 

 

Referencias y bibliografía:

  • Salvador G, Gomez A, Vinas O, et al. (August 2003). «Prevalence and clinical significance of anti-cyclic citrullinated peptide and antikeratin antibodies in palindromic rheumatism. An abortive form of rheumatoid arthritis?». Rheumatology (Oxford) 42 (8):  pp. 972–5. doi:10.1093/rheumatology/keg268PMID 12730510

 

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Retención de líquidos

Retención de líquidos

Retención de líquidos.

El agua es el elemento más abundante en nuestro organismo, representa casi las tres cuartas partes de él. Los seres humanos lo tenemos distribuido en dos grandes compartimentos: el intracelular, que es el compartimiento más grande y se encuentra dentro de nuestras células, siendo su elemento predominante es el potasio. Y el extracelular, que es el que rodea la célula y su componente predominante es el sodio. La retención de líquidos se produce cuando en uno de los dos aumenta su cantidad debido a diferentes causas.

 

¿Qué es la retención de líquidos?

El agua se encuentra dentro y fuera de las células del cuerpo. Forma parte de nuestra sangre, ayudando a transportar las células sanguíneas y manteniendo en solución importantes nutrientes que alimentan a nuestras glándulas, huesos y músculos.

El cuerpo usa un complejo sistema de hormonas y otras sustancias parecidas (prostaglandinas), para mantener un volumen de líquido constante. De ahí que si bebemos agua u otro líquido más de la cuenta, no aumentaremos de peso; los riñones rápidamente son estimulados para eliminar el exceso en forma de orina. Asimismo, si no bebemos lo suficiente, el cuerpo retendrá líquido y la cantidad de orina disminuirá.

 

Desequilibrio corporal: retención de líquidos

Sin embargo, cuando el mecanismo de regulación se desequilibra, podemos sufrir de retención de agua o líquido (términos utilizados indistintamente a pesar de que, en realidad, el agua que se encuentra en el cuerpo no es pura sino que está mezclada con otras sustancias).

Esto significa que el cuerpo, en vez de mantener un nivel de alrededor de un 70 %, puede llegar a acumular un 75 % o incluso más.

Los capilares (los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo) tienen un sistema de filtro altamente eficaz instalado en sus paredes para permitir el intercambio de líquido entre capilares y células. Este filtro permite que el líquido de la sangre escape de los capilares a los espacios entre las células, bañándolas de oxígeno y nutrientes que se encuentran disueltos en él.

A su vez, se produce un intercambio de sustancias: las células también descargan su propia basura en este líquido. El filtro de las paredes capilares permite que el líquido vuelva a entrar en el sistema capilar para que la basura sea llevada al hígado y los riñones y pueda ser eliminada del cuerpo.

 

Sistema linfático y retención de líquido

En el transcurso de un día normal, los capilares transfieren unos dos litros de líquido extra a los espacios entre las células. Debido a que la capacidad de los capilares para reabsorber dicho líquido es limitada, el sistema linfático se encarga de recolectarlo y devolverlo al torrente sanguíneo. Por este motivo, para prevenir la retención de líquido, es fundamental que el sistema linfático funcione lo mejor posible.

En muchos casos, la retención de agua se puede confundir con un exceso de grasa. Por ejemplo, el líquido retenido puede acumularse en las cavidades del cuerpo, como puede ser la abdominal, causando gran distensión. De hecho, hay muchas personas que se someten a dietas de adelgazamiento sin ver grandes resultados, ya que el origen de su problema no es un exceso de grasa, sino una acumulación de agua estancada. Una vez que la persona pierde el líquido acumulado en el abdomen, éste suele recobrar su tamaño normal.

 

¿El consumo de proteínas afecta la retención de líquido?

Después de una comida rica en proteína, el hígado produce una sustancia llamada albúmina (un tipo de proteína), la cual es enviada al torrente sanguíneo. El agua presente en los tejidos del cuerpo es atraída a los capilares por la presencia de dicha sustancia y, a su vez, ésta también previene que el agua de los capilares gotee a los tejidos. Por lo tanto, sin un nivel adecuado de albúmina, los fluidos se acumulan en los tejidos causando retención de agua.

La proteína es la materia más abundante de nuestro cuerpo. Los músculos, hormonas, enzimas, piel, pelo, órganos, huesos, se componen de diferentes tipos de proteínas. Cuando comemos proteína, ésta se descompone en pequeñas unidades, llamadas aminoácidos, que son absorbidas por la sangre y ayudan a reparar los tejidos, producir hormonas, enzimas y otras sustancias de vital importancia.

 

Las proteínas y la retención de líquidos

Las proteínas pueden ser completas o incompletas. Las completas se componen de siete aminoácidos esenciales, mientras que las incompletas carecen de alguno. La carne, pescado, huevos, algas y productos lácteos son proteínas completas, mientras que las legumbres, granos, frutos secos y semillas son incompletas.

Luego es importante que estos últimos alimentos se combinen entre si para conseguir reunir los siete aminoácidos esenciales. Por ejemplo, el arroz es bajo en el aminoácido lisina y alto en metionina, pero las lentejas son altas en lisina y bajas en metionina. Por lo tanto, su combinación es ideal. Esto quiere decir que quien no desee productos animales, puede tener una alimentación rica en proteínas combinando adecuadamente los alimentos.

Para evitar la retención de agua, es importante comer proteína, pero abusar de ella es contraproducente. Lo correcto es que se tomen algo de proteína vegetal (en pequeñas dosis) en cada comida. Por ejemplo, frutos secos, semillas y cereales con fruta para desayunar, legumbres con arroz y vegetales para comer y quínoa con algas y ensalada para cenar.

.

Causas y factores a tener en cuenta en la retención de líquidos

  • Intolerancia a determinados alimentos.
  • Algunos medicamentos y tratamientos hormonales.
  • El embarazo.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Alteraciones renales.
  • Alteraciones emocionales.
  • Síndrome pre-menstrual.
  • Este problema afecta más a las mujeres que a los hombres, debido a los cambios hormonales en los que los niveles de estrógenos.
  • Dietas desequilibradas.

.

Síntomas más frecuentes de la retención de líquidos

  • Inflamación de manos, piernas, tobillos y pies.
  • Sensación de pesadez.
  • Dolor de cabeza.
  • Alteraciones de la tensión arterial.
  • Aumento de peso.
  • Síndrome pre-menstrual.
  • Síntomas de menopausia.
  • Desequilibrios de la tiroides.
  • Caída de cabello.
  • Falta de tono muscular.
  • Picores.
  • Alergias.
  • Uñas quebradizas.
  • Afecciones de la piel.
  • Infecciones frecuentes.
  • Calambres.
  • Palpitaciones.
  • Desorientación.
  • Aturdimiento.
  • Malestar general.

 

Las deficiencias más comunes asociadas a la retención de líquidos son las de la vitamina B6 y C, el mineral magnesio y sodio, ácidos grasos esenciales y bioflavonoides.

 

Referencias y bibliografía

  • Jackson, B.A.; C.E. Ott (1999). «Ch. V Maintenance of body fluid volume.». Renal system. Integrated medical science.. Fence Creek Editors. ISBN 978-1-889325-31-6.
  • Klabunde, R.E. (2005). «Ch.8 Exchange function of the microcirculation.». Cardiovascular physiology concepts. Lippincott Williams & Wilkins. ISBN 0-7817-5030-X.
  • Walter F., PhD. Boron. Medical Physiology: A Cellular And Molecular Approaoch, Elsevier/Saunders. ISBN 1-4160-2328-3.
  • Renkin EM. (1994) Cellular aspects of transvascular exchange: a 40-year perspective. Microcirculation 1(3):157–67.
  • S. Mahan, K. Escott (1996). Nutrición y Dietoterapia de Krause.
  • Cinza Sanjuro, Sergio; Enrique Nieto Pol (2005). Hipernatremia.Hiponatermia. Guías clinicas.
  • Panel on Dietary Reference Intakes for Electrolytes and Water, Standing Committee on the Scientific Evaluation of Dietary Reference Intakes. Dietary Reference Intakes for Water, Potassium, Sodium, Chloride, and Sulfate. Washington, DC: The National Academies Press; 2004.
  • United States Department of Agriculture. Center for Nutrition Policy and Promotion. Dietary Guidelines for Americans. 2010. National Academy Press, Washington, DC, 2010.

 

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Resfriado

Resfriado

Resfriado. Un resfriado es una infección leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior. Está ocasionado por exposición al frío o humedad, asociado con catarro de una o más mucosas, aéreas especialmente. Tanto los resfriados como la gripe se deben mayormente a infecciones por virus relacionados entre sí; existen más de 200 virus diferentes.

Cuando una persona lo padece, la secreción nasal está atestada de los virus que lo causan, siendo las gotas de saliva y los estornudos una excelente forma de propagación. Las personas son más contagiosas durante los 2 ó 3 primeros días del resfriado. El resfriado puede ser el inicio o la primera manifestación de la gripe.

La mejor forma de prevenirlo es mantener el sistema inmunitario en buen estado, alimentándose adecuadamente, evitando los hábitos nocivos como el tabaco o el alcohol, realizando ejercicio diario y durmiendo las suficientes horas.

 .

Causas y factores a tener en cuenta en el resfriado

  • Personas con el sistema inmunológico deprimido.
  • Contacto con otras personas afectadas por el resfriado.
  • Los resfriados pueden ocurrir todo el año, pero sobre todo en invierno.

.

Síntomas más frecuentes de resfriado

  • Congestión nasal.
  • Estornudos.
  • Goteo nasal (rinorrea).
  • En los adultos no aparece fiebre o ésta es muy baja; en los niños sin embargo a menudo aparece fiebre entre 38ºC y 39ºC.
  • Irritación de garganta.
  • Tos.
  • Falta de apetito.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de garganta.

 

 

Referencias y bibliografía

  • Turner RB. The common cold. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 53.
  • Simasek M, Blandino DA. Treatment of the common cold. American Family Physician. Feb 2007:75(4).
  • Shah SA, Sander S, White CM, Rinaldi M, Coleman CI. Evaluation of Echinacea for the prevention and treatment of the common cold: a meta-analysis. The Lancet Infectious Diseases. July 2007:7(7).
  • This article uses information by permission from Alan Greene, M.D., © Greene Ink, Inc.
  • Medline Plus.

 

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Raquitismo

Raquitismo

Raquitismo

El raquitismo es una enfermedad del periodo de crecimiento (niños), casi siempre debida a la falta de vitamina D, aunque puede ser causa también por diversas alteraciones del metabolismo del calcio y fósforo. Se caracteriza por deformaciones esqueléticas causadas por un reblandecimiento progresivo de la estructura ósea.

En la mayor parte de los casos se debe a una inadecuada alimentación, sin embargo también puede llegar a producirse por otros factores:

Raquitismo hereditario: Cuando los riñones son incapaces de retener el fosfato.

Trastornos renales: Que involucran acidosis tubular renal.

Trastornos hepáticos: No absorben las grasas y la vitamina D, o cuando no pueden convertir la vitamina D a su forma activa.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Personas que viven en climas con poca exposición a la luz solar o viven en espacios cerrados; no podrán absorber suficiente cantidad de vitamina D.

Personas que presentan intolerancia a la lactosa.

Dietas vegetarianas estrictas.

Bebés alimentados exclusivamente con leche materna, ya que esta leche no suministra la cantidad apropiada de vitamina D.

Dieta insuficiente de calcio y fósforo.

Raquitismo hereditario.

Trastornos renales que involucran acidosis tubular renal.

Ocasionalmente, el raquitismo puede presentarse en niños con trastornos hepáticos, o cuando no pueden convertir la vitamina D en su forma activa.

.

Síntomas más frecuentes.

Dolor o sensibilidad ósea: Esta puede presentarse en brazos, piernas, pelvis o columna.

Deformidades dentales: Retraso en la formación de los dientes, pérdida de la fuerza muscular en la boca, defectos en la estructura de los dientes, pérdida del esmalte de los dientes, aumento de caries dentales, debilidad progresiva.

Crecimiento deficiente.

Aumento de las fracturas óseas.

Calambres musculares.

Baja estatura.

Deformidades esqueléticas: Cráneo asimétrico o de forma extraña, piernas arqueadas, protuberancias en la parrilla costal, proyección del esternón hacia adelante, deformidades pélvicas, deformidades de la columna vertebral.

Debilidad progresiva.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Greenbaum LA. Rickets and hypervitaminosis D. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 48.
¡Comparte salud y conocimiento!
Regla dolorosa – Dismenorrea. Dolores menstruales, grados, causas y factores a tener en cuenta

Regla dolorosa – Dismenorrea. Dolores menstruales, grados, causas y factores a tener en cuenta

Hablar de dismenorrea es lo mismo que decir regla dolorosa. Normalmente suele presentarse en la adolescencia y no tiene por qué ser un síntoma de otra enfermedad, como por ejemplo una endometriosis. Lo normal es que estos dolores se produzcan por una contracción del útero, sin más. Sin embargo, lo adecuado es someterse a un examen por el especialista para determinar su origen.

 

Podemos distinguir entre los siguientes tipos de dismenorrea

Dismenorrea primaria, tiende a permanecer durante toda la vida de la mujer, si bien, suele disminuir con la edad y tras el embarazo. Según las estadísticas, la sufren entre el 30 y el 50% de las mujeres y suele ser hereditario.

Dismenorrea secundaria, aparece en mujeres de más de 30 años, generalmente a consecuencia de una enfermedad, tal como los fibromas uterinos o la endometriosis, que es debido a un problema con el tejido de revestimiento del útero. También puede estar relacionada con enfermedad inflamatoria pélvica, síndrome pre-menstrual, infecciones de transmisión sexual, estrés o ansiedad.

 

El grado de la dismenorrea podemos clasificarla según la severidad del dolor y los síntomas que presenta

  • Grado 0: Menstruación no dolorosa y la actividad diaria no se encuentra afectada.
  • Grado 1: Menstruación dolorosa, pero rara vez inhibe la actividad normal, los analgésicos son rara vez requeridos, el dolor es leve.
  • Grado 2: Actividad diaria afectada, los analgésicos son requeridos y dan suficiente alivio para poder realizar actividades diarias, el dolor es moderado.
  • Grado 3: Actividad diaria claramente inhibida, pobre efecto de los analgésicos, síntomas vegetativos (cefalea, fatiga, vómitos, y diarrea), el dolor es severo.
  • Grado 4: Los síntomas del grado 3 a los que se suman alucinaciones, náuseas y vómitos.

.

Causas y factores a tener en cuenta en la dismenorrea

  • Generalmente, la regla dolorosa,  aparece en mujeres jóvenes, entre los 6 y 12 meses siguientes a la primera regla, aunque también puede aparecer entre mujeres mayores próximas a la menopausia.
  • Los efectos se deben a la hormona prostaglandina.

.

Síntomas más frecuentes de dismenorrea

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • Stenchever A. Comprehensive Gynecology. 4th ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2001:1065-1070.
  • Noble J. Textbook of Primary Care Medicine. 3rd ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2001:325.
  • Chen C, Cho S, Damoskosh AI. Prospective study of exposure to environmental tobacco smoke and dysmenorrhea. Environ Health Perspect 2000; 108(11): 1019-1022.
  • Wilson ML, Farquhar CM, Sinclair OJ. Surgical interruption of pelvic nerve Pathways for primary and secondary dysmenorrhea. Cochrane Database Syst Rev 2000; (2): CD001896.
  • Morrison B, Daniel S, Kotey P, et al. Rofecoxib, a specific cyclooxygenase-2 inhibitor, in primary dysmenorrhea: A Randomized controlled trial. Obstet Gynecol 1999; 94(4): 504-508.
  • Schroeder B, Sanfilippo J. Dysmenorrhea and pelvic pain in adolescents. Pediatrics Clinics of North America. 1999; 46 (3): 555-571.
  • Dawood MY. Dismenorrea. Clínicas Obstétricas y Ginecológicas. 1990; 1: 167-176.
  • Mish PC (eds): Webster`s Ninth New Collegiate Dictionary, Springfield, Massachusettz, Merriam – webster, inc, 1986; 331.
  • Smith RP. Dolor pélvico cíclico y dismenorrea. Clínicas de Ginecología y Obstetricia Temas actuales. 1993; 4: 739-750.
  • Jacobson E, Lackner JE, Sinykin. Electrical and mechanical activity of the human non – pregnancy uterus. AM J Obstet Gynecol 1939; 38: 1008-1011.
  • Liessé A. L\’áctivite electrique de l\’úterus dans la dysmenorrhea functionalle. Gynecol et Obstett. 1948; 47: 850-854.

 

¡Comparte salud y conocimiento!