Mialgia

Mialgia

La mialgia

 mialgia

Mialgia

La mialgia consiste en dolor muscular que puede afectar a uno o varios músculos a la vez.

Puede estar originado por diferentes causas y suele asociarse a contracturas y calambres de

los músculos afectados. El dolor puede desaparecer en pocas horas o permanecer durante días.

Si el dolor se origina en los músculos sobrecargados o lesionados, el área alrededor

del músculo será sensible al tacto.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Sobreesfuerzo muscular.

Traumatismos.

Ejercicio abusivo.

Estrés durante largos periodos de tiempo.

Fibromialgia.

Asociada a enfermedades infecciosas, incluyendo la influenza (la gripe), la enfermedad de Lyme, malaria,

toxoplasmosis, dengue, fiebre hemorrágica, absceso en el músculo, poliomielitis, triquinosis.

Asociada a enfermedades que afectan al tejido conectivo, como Síndrome de Ehlers-Danlos y

Síndrome de Hiperlaxitud articular.

Asociada a Rabdomiólisis, una afección potencialmente mortal en la que las fibras musculares se rompen y

entran al torrente sanguíneo, a veces como un efecto secundario del uso de estatinas.

Asociada a Síndrome de abstinencia en drogadictos.

Efectos secundarios a determinados fármacos, por ejemplo anticonceptivos, derivados de las estatinas y los ácidos fíbricos.

Varices.

Rechazo agudo después de trasplante de corazón.

Trastornos autoinmunes, que incluyen:

  • Lupus eritematoso sistémico
  • Polimialgia reumática
  • Polimiositis
  • Dermatomiositis
  • Esclerosis múltiple (esto es dolor neurológico localizado en miotoma).

 

Síntomas más frecuentes.

Dolor del músculo o músculos afectados.

Calambres asociados.

Quemaduras en la piel.

Entumecimiento o sensación de hormigueo en la zona periférica afectada.

Cansancio y Fatiga.

Irritabilidad nerviosa.

 

Si la mialgia es cervical:

Dolor de cabeza intermitente.

Rigidez en el cuello.

 

Si la mialgia afecta al músculo del corazón:

  • Latidos irregulares.
  • Deterioro de la : visión, deglución y de la audición

 

Si la mialgia afecta a los músculos de la respiración:

  • Dificultad respiratoria.
  • Desorientación.

 

Si la mialgia afecta a músculos del abdomen:

  • Dolor abdominal.
  • Espasmos intestinales.

 

Prevención de la mialgia.

Si el dolor muscular es causada por la tensión o la actividad física, tome las siguientes medidas para reducir el riesgo

de desarrollar dolor muscular en el futuro:

  • Estire sus músculos antes de participar en la actividad física y después de los entrenamientos.
  • Incorporar un calentamiento y un enfriamiento en todas sus sesiones de ejercicio.
  • Manténgase hidratado, especialmente en los días en que está activa.
  • Participar en el ejercicio regular para ayudar a promover el tono muscular óptimo.

Si usted trabaja en la misma posición la mayor parte del día, como sentado frente a una computadora, o en un ambiente

que te pone en riesgo de tensión o distensión muscular, levántate y estira regularmente.

Las personas que trabajan en un escritorio debe hacer un esfuerzo para levantarse y estirar por lo menos cada 60 minutos.

Sus músculos doloridos pueden deberse a algo más que la tensión y la actividad física. En este caso, el médico ser más capaces

de aconsejarle sobre la manera de resolver completamente el dolor muscular.

La primera prioridad será probablemente para tratar la condición primaria.

Le invitamos a conocer www.portaldevidaysalud.es

Mialgia

¡Comparte salud y conocimiento!
Enfermedad de Ménierè

Enfermedad de Ménierè

meniereLa enfermedad de Ménierè es u trastorno de origen desconocido del oído interno que afecta al equilibrio y la audición. Se trata de una distensión imprevista de los canales semicirculares membranosos por aumento de la endolinfa, por causas desconocidas. La causa de este aumento de la presión endolinfatica está relacionada con un el bloqueo del acueducto del caracol (conducto perilinfatico), que drena el exceso de endolinfa del laberinto membranoso. El bloqueo de este conducto determina que aumente la presión endolinfatica y provoque esta distension en el laberinto membranoso (por donde circula la endolinfa).

Cada año, aproximadamente 100.000 personas desarrollan esta enfermedad que en casos límite, puede llegar a ser incapacitante.

Suele afectar a personas de treinta años o más. La enfermedad, tanto en su inicio como en su evolución, varía mucho de unas personas a otras. En algunos casos comienza con la aparición de acúfenos (ruidos) que se hacen mucho más molestos durante la noche y, una leve pérdida auditiva en sólo un oído. En otros, el paciente no presenta ninguna anomalía hasta que sufre una crisis de vértigo.

Las crisis tienen una duración e intensidad variable que va de unos 20 minutos a varias horas o días.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Infecciones persistentes del tracto superior respiratorio.

Infecciones del oído interno o medio.

Traumatismos.

Abuso de aspirina que puede producir ototoxicidad.

Abuso de sal.

Abuso de cafeína.

Procesos inflamatorios del laberinto.

Alergias.

Consumo de alcohol.

Tabaquismo.

Distonias neurovegetativas.

Antecedentes familiares.

Fatiga.

Estrés.

.

Síntomas más frecuentes.

Vértigos.

Mareos.

Sonidos acúferos o tinnitus (ruidos y zumbidos en los oídos).

Pérdida parcial de la capacidad auditiva (hipoacusia).

Náuseas.

Diarreas.

Dolor de cabeza.

Dolor o molestia en el abdomen.

Movimientos incontrolables del ojo.

Sudor frío.

.

Complementos adecuados para tratar la enfermedad.

Ginko biloba. La administración de 120 mg/día, repartidos en 3 tomas, no solamente previene los derrames cerebrales sino que evita toda una serie de síntomas asociados a una mala circulación en la cabeza: mareos, tinnitus, trastornos del habla, trastornos de la memoria, trastornos de la concentración, migrañas, vértigo, etc.

Vitamina B3 (niacina). Ésta vitamina dilata los capilares sanguíneos y permite una mayor irrigación del oído. Resulta muy útil para tratar los zumbidos en los oídos.

Vitamina C. Ayuda a proteger el oído contra la oxidación de los radicales libres.

Magnesio. Mejora la circulación y el estado de los nervios por lo que facilita la audición. La dosis habitual es de 800 mg/día repartidos en 2 tomas. Para una correcta absorción, debe tomarse con el estómago vacío y esperar al menos 30 minutos para ingerir alimentos sólidos.

Zinc. Es muy útil para reducir el ruido en los oídos. Generalmente y para unos resultados más óptimos, se toma en combinación con el cobre.

Cobre. Es preciso para poder sintetizar la vitamina C. Además, está presente en la síntesis de determinadas sustancias que son esenciales en la formación de las vainas protectoras de mielina que envuelven las fibras nerviosas.

Calcio. Puede ayudar a suprimir los zumbidos en los oídos. Además actúa de forma sinérgica con la vitamina C y el magnesio.

Lecitina de soja. Mejora la circulación, evita la oxidación y estimula el buen funcionamiento de los nervios. Generalmente, este suplemento se toma 1 vez al día

 

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Crane BT, Schessel DA, Nedzelski J, Minor LB. Peripheral vestibular disorders. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2010:chap 165.
  • Post RE, Dickerson LM. Dizziness: a diagnostic approach. Am Fam Physician. 2010;82:361-369.
¡Comparte salud y conocimiento!
Menstruaciones irregulares

Menstruaciones irregulares

reglasLas menstruaciones irregulares son comunes cuando una chica joven comienza a tener la regla, o cuando una mujer se acerca a la menopausia, es frecuente que sus reglas sean escasas o demasiado espaciadas. Esto es normal, y se debe a que en ambos casos no se produce la ovulación todos los meses, hecho que provoca el desajuste hormonal del ciclo menstrual y con ello los trastornos mencionados. Lo normal es que con el tiempo (meses) la mujer joven empiece a tener periodos o reglas regulares y que en la mujer adulta, cesen los trastornos mensuales instaurándose la ausencia de reglas (amenorrea) y definitivamente la menopausia.

Sin embargo un grupo importante de mujeres persisten con reglas demasiado espaciadas, y es típico que tengan sólo una o dos reglas cada seis meses. Es muy poco probable que exista una causa subyacente grave.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

La causa más habitual de las reglas irregulares en mujeres jóvenes (20 a 30 años) es un trastorno llamado síndrome de ovario poliquístico (SOP), una dolencia muy frecuente, ya que afecta al 10% de las mujeres.

En el SOP los ovarios tienen un tamaño mayor al normal y poseen un gran número de pequeños quistes (folículos de menos de un centímetro) y además se produce un desequilibrio hormonal. Como consecuencia, la mujer no ovula con regularidad y por eso sus reglas suelen ser infrecuentes. Los ovarios producen hormona masculina (testosterona, androstendiona) si bien en cantidades mucho menores a las que son características de los testículos. En el SOP estas hormonas masculinas se producen en cantidades mayores de lo normal.

.

Síntomas más frecuentes.

Sus síntomas más comunes son:

Presión que les ocasiona molestias pélvicas.

Dolor antes de las reglas o durante las relaciones sexuales.

A veces dicen tener náuseas, diarreas, vómitos e incluso pueden presentar fiebre.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Comparato, M. R. Ginecología en esquemas (11-12, 30-38, 99-110).
  • Debuse, M. Curso Crhas de Mosby: Lo esencial en aparato endocrino y reproductor (17-24, 77-88).
  • Gori y Laruss, A. Ginecología de Gori (49-87, 512-522).
  • Guyton-Hall Tratado de fisiología médica (1115-1129).
  • \’El Manual Merck, 10a. ed. (Edición del Centenario) (1938, 1948-1950).
  • Rakel, P. (2005). Conn’s Current Therapy. 57th. ed. Philadelphia, PA: WB Saunders (1291-1293).
  • Stenchever, A. (2001). Comprehensive Gynecology. 4th. ed. St. Louis, MO: Mosby (1109-1119).
¡Comparte salud y conocimiento!
Menorragia

Menorragia

menorragiaLa menorragia es el término médico para los períodos menstruales en la que la hemorragia es anormalmente intensa o prolongada. La definición médica más exacta de los periodos abundantes es la pérdida de más de 80 ml de sangre en cada periodo. No obstante, es poco realista o práctico medir de tal modo la pérdida de sangre y el médico deberá basarse en la descripción que ofrezca la mujer sobre su periodo.

Los periodos se consideran abundantes cuando:

  • Una mujer sangra durante más de ocho a diez días, o necesita más de ocho compresas al día, sobre todo si esto se repite mes tras mes.
  • Una mujer sangra tanto que le es difícil llevar su vida normal.
  • Las hemorragias se suceden cada mes, provocando una anemia.
  • En las reglas aparecen pequeños o grandes coágulos.

.

Posibles Causas.

Estas son algunas de las posibles causas:

  • En las mujeres jóvenes los periodos abundantes casi siempre se deben a desequilibrios hormonales temporales (falta de ovulación) que finalmente se corrigen por sí mismos.
  • En los años próximos a la menopausia, (a partir de 45 años) los periodos abundantes generalmente son un signo de desequilibrio hormonal. Sin embargo, la posibilidad de periodos abundantes ocasionados por una enfermedad subyacente aumenta con la edad.
  • Trastornos endocrinológicos.
  • Infección.
  • Trastornos en la coagulación.
  • Carencias de protombina.
  • Púrpura trombopénica idiopática.
  • Tromboastenia.
  • Enfermedades renales y hepáticas pueden manifestarse con ausencia de la menstruación o amenorrea y otras veces en forma de menorragia.
  • Enfermedades hepáticas crónicas secundarias al alcoholismo y a otras causas pueden alterar la producción de factores de coagulación y la capacidad de metabolizar hormonas como los estrógenos dando lugar a menorragia.
  • La menorragia puede aparecer como consecuencia de determinados tratamientos, entre los que cabe mencionar los citostáticos, anticoagulantes, hormonas esteroides, y el dispositivo intrauterino.
  • Alteraciones anatómicas uterinas como los miomas, pólipos endometriales, hiperplasia de endometrio y el embarazo pueden provocar menorragia.
  • Alteraciones endocrinológicas de las glándulas tiroides y suprarrenales se asocian frecuentemente a trastornos menstruales. Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden cursar con menorragia. En 45 % de los casos de mixedema y 20 % de los hipotiroidismos subclínicos tienen menorragia. La corrección médica de los trastornos endocrinológicos se acompaña de normalización de las menstruaciones. En algunos casos de prolactinomas se puede detectar menorragia, cuya explicación es la pérdida de la pulsatilidad de la secreción de gonadotropinas hasta que se transforma en amenorrea.
  • La obesidad se puede considerar como una causa orgánica y endocrinológica de menorragia. Cuando la obesidad induce hiperinsulinemia se activan los receptores de IGF-1 e IGF-2 que provocan un aumento en la síntesis de andrógenos en el estroma ovárico.
  • El aumento de andrógenos altera el microambiente del ovocito y determina anovulación. La causa más frecuente de menorragia es el ciclo anovulatorio.

.

Condiciones para unas mayores posibilidades de padecerlo.

  • Fibromas (miomas uterinos).
  • Endometriosis.
  • Embarazo y sus complicaciones (aborto, embarazo extrauterino o ectópico).
  • Trastornos de la coagulación.
  • Lesiones en el cuello de la matriz.
  • Alteraciones endocrinológicas.
  • Tumores ováricos.
  • Hiperplasia (crecimiento exagerado) endometrial.
  • Cáncer de endometrio (revestimiento de la matriz).
  • Enfermedad inflamatoria de la pelvis.
  • Pólipos endometriales.
  • La causa más corriente es el estado llamado Sangrado Uterino Disfunciones (SUD). Se refiere a la hemorragia abundante sin explicación aparente.

¡Comparte salud y conocimiento!
Fibromas y Miomas

Fibromas y Miomas

fibromasLos fibromas o fibroides son tumores comunes que se desarrollan en edad fértil dentro de la pared del útero o matriz y pueden aparecer tanto en mujeres que han tenido hijos como en aquellas que no han concebido.

Casi siempre los fibromas son benignos y tan solo menos del 0.1 por ciento de los casos se vuelven cancerosos. Los fibromas son más comunes de lo que se cree, afectan a una de cada tres mujeres y aunque pueden aparecer en mujeres de 20 años,  principalmente aparecen entre los 35 y 50 años de edad. En casos muy extraños se han encontrado pequeños fibromas en niñas pre-púberes.

En términos médicos estos tumores se conocen también con otros nombres como mioma, leiomioma, fibromioma o leiomiomata. Estas masas se forman por un crecimiento anormal de las células musculares u otros tejidos y dependiendo del lugar donde se desarrollan se les divide en tres grupos:

Fibromas uterinos submucosos, crecen debajo del recubrimiento del útero.

Fibromas uterinos intramurales, crecen entre los músculos.

Fibromas uterinos subserosos, se desarrollan en la parte exterior del útero.

El tamaño de los fibromas es muy variable, pueden ser pequeños o tan grandes como un embarazo de 5 meses. Algunos se desarrollan en tallos denominados pedúnculos y en general dejan de crecer o disminuyen su tamaño tras la menopausia.

Las complicaciones de los miomas abarcan:

  • Dolor intenso o sangrado excesivamente abundante que puede requerir una cirugía urgente.
  • Retorcimiento del mioma, lo cual causa un bloqueo en los vasos sanguíneos cercanos que irrigan el tumor (se puede necesitar cirugía).
  • Anemia si el sangrado es muy abundante.
  • Infecciones urinarias si la presión del mioma impide que la vejiga se vacíe por completo.
  • Cambios cancerosos, llamados leiomiosarcoma (en raras ocasiones).

En raras ocasiones, los miomas pueden causar infertilidad. Los miomas también pueden causar complicaciones si usted queda en embarazo, aunque se piensa que el riesgo es pequeño:

  • Algunas mujeres con miomas pueden dar a luz en forma prematura, debido a que no hay espacio suficiente en el útero.
  • Se puede necesitar una cesárea si el mioma bloquea la vía del parto o hace que el bebé quede en una posición peligrosa.
  • Algunas mujeres embarazadas que presentan miomas tienen sangrado abundante inmediatamente después de dar a luz.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Aunque se desconoce exactamente su causa, todo apunta a que pueden desencadenarlos factores:

Genéticos.

Ambientales.

Hormonales.

Combinación de todos.

.

Síntomas más frecuentes.

Dolor en el bajo vientre.

Menstruaciones muy abundantes.

Opresión pélvica.

Necesidad de micción constante.

Relaciones sexuales dolorosas.

Sangrados entre reglas.

Infertilidad.

Abortos espontáneos.

Dolor en la parte posterior de las piernas.

Dolor intestinal con acumulación de flatulencias.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Katz VL. Benign gynecologic lesions: Vulva, vagina, cervix, uterus, oviduct, ovary. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 18.
  • Rodriguez MI, Warden M, Darney PD. Intrauterine progestins, progesterone antagonists, and receptor modulators: a review of gynecologic applications. Am J Obstet Gynecol. 2010 May;202(5):420-8. Epub 2009 Dec 23. Review.
  • Moss J, Cooper K, Khaund A, et al. Randomised comparison of uterine artery embolisation (UAE) with surgical treatment in patients with symptomatic uterine fibroids (REST trial): 5-year results. BJOG. 2011 Jul;118(8):936-944.
  • Peddada SD, Laughlin SK, Miner K, et al. Growth of uterine leiomyomata among premenopausal black and white women. Proc Natl Acad Sci USA. 2008 Dec 16;105(50):19887-92. Epub 2008 Dec 1.
  • Van Voorhis B. A 41-year-old woman with menorrhagia, anemia, and fibroids: review of treatment of uterine fibroids. JAMA. 2009;301:82-93.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists. ACOG practice bulletin. Alternatives to hysterectomy in the management of leiomyomas. Obstet Gynecol. 2008;112:387-400.
¡Comparte salud y conocimiento!
Molusco contagioso

Molusco contagioso

moluscoEl molusco contagioso es una enfermedad cutánea causada por el virus molluscipoxvirus que en los adultos se transmite generalmente por vía sexual. Se caracteriza por la aparición de pápulas dispersas en la piel, con apariencia de perla y con un tamaño menor a 5 mm cupuliformes y umbilicadas en el centro.

Las zonas frecuentemente más afectadas son el área ano-genital, cuello y párpados. En los niños es más frecuente su localización en tronco y extremidades, aunque se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, con excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

En los adultos, las lesiones se observan con frecuencia en los genitales, el abdomen y la cara interna del muslo.

La pápula frecuentemente presenta un hoyuelo en el centro. Estas pápulas se pueden presentar en filas, en el lugar en el que la persona se ha rascado. El rascado u otros tipos de irritación hacen que el virus se propague en filas o en grupos, llamados montones.

Algunas de las complicaciones que pueden presentarse son:

  • Persistencia, diseminación o recurrencia de las lesiones.
  • Infecciones bacterianas secundarias de la piel.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Personas con el sistema inmunológico deprimido.

Contacto sexual con personas infectadas.

SIDA.

Puede diseminarse a través de objetos cotidianos infectados, tales como toallas, ropa, etc.

.

Síntomas más frecuentes.

La lesión cutánea comúnmente tiene un núcleo central o tapón de material blanco, ceroso o caseoso.

Hemorragias.

Infecciones secundarias.

Picazón.

Ardor.

Queratoconjuntivitis crónica.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Cohen J, Powderly WG. Infectious Diseases. 2nd ed. New York, NY: Elsevier; 2004:2053-2056.
¡Comparte salud y conocimiento!
Candidiasis oral o Muguet

Candidiasis oral o Muguet

Candidiasis oral

candidiasis oral

Candidiasis oral

La candidiasis oral constituye un grupo de infecciones causas por un hongos oportunista del género Candida, de los cuales la Candida abicans es la más frecuente. Se trata de un hongo diploide asexual saprófito de la familia de los Sacaromicetos que se encuentra envuelta en un rol relevante en la digestión de los azúcares mediante un proceso de fermentación.

Podemos encontrarlo normalmente en la cavidad oral, que es el tema que nos ocupa, pero también hace acto de presencia en el tracto gastrointestinal y en la vagina, aunque puede producir una infección clínica en practicamente cualquier sistema orgánico.

Es necesario saber que estos hongos están siempre presentes en la piel y en la mucosa del tracto digestivo, genitourinario y respiratorio de la mayoría de las personas, pero se encuentran controlados por otros microorganismos no patógenos. Cuando se produce un desequilibrio, el aumento desmedido de la población produce ésta u otras infecciones provocadas por hongos (micosis).

La candidiasis afecta generalmente a zonas cálidas y húmedas de la piel, como es el caso de la boca y algunas veces la garganta, que en ocasiones presenta síntomas y en otras no.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Se puede transmitir por contacto con ropas u objetos infectados.

Es corriente la transmisión por beso y relaciones sexuales.

Las probabilidades de contraer candidiasis aumentan en personas obesas y diabéticas.

Aumenta el riesgo el consumo de antibióticos y anticonceptivos.

Son más propensas las personas con deficiencias inmunológicas, neoplasias, lupus eritematoso y linfomas. En estos casos puede extenderse la infección con consecuencias graves para el paciente.

Afectan en una mayor cantidad a hombre que a mujeres.

El uso de aerosoles para combatir el asma.

.

Síntomas más frecuentes.

Placas cremosas y blanquecinas que confluyen en el dorso de la lengua, velo del paladar y mucosa gingival.

Al desprenderse dejan al descubierto una mucosa roja y congestiva.

También la infección puede manifestarse como una lengua roja, lisa, brillante y dolorosa o como una afectación de las comisuras bucales en forma de placas triangulares, con escamas y fisuras en el centro o que afectan los labios, principalmente el inferior, con escamas adherentes de color grisáceo y erosiones.

Molestias en boca y garganta.

Ardor y alteraciones del sentido del gusto.

Suele presentar las zonas afectadas un recubrimiento cremoso de color blancuzco o amarillento.

Pueden presentarse aftas en boca y garganta.

En los casos en que afecta además de a la boca a la garganta, pueden aparecer estos otros síntomas y consecuencias mucho más peligrosas:

  • Dolor en el pecho.
  • Náuseas.
  • Dolor al tragar.
  • Ciertas úlceras pueden llegar a perforar el esófago.
  • El esófago puede quedar parcialmente obstruido por los recubrimientos y los parches que se van acumulando.
  • La candidiasis puede esparcirse hacia el estómago y el intestino.

.

.

.

Referencias y Bibliografía.

  • En Baron S et al. eds.. Baron\’s Medical Microbiology (4th edición). Univ of Texas Medical Branch. ISBN 0-9631172-1-1.
  • James, William D.; Berger, Timothy G.; et al. (2006). Andrews\’ Diseases of the Skin: clinical Dermatology. Saunders Elsevier. ISBN 0-7216-2921-0.
  • Edwards JE Jr. Candida species. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 257.
  • Kauffman CA. Candidiasis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 346.
¡Comparte salud y conocimiento!
Médula ósea

Médula ósea

La médula ósea es un tipo de tejido que se encuentra en el interior de los huesos largos, vértebras, costillas, esternón, huesos del cráneo, cintura escapular y pelvis.

¿Qué es la médula ósea?

Todas las células sanguíneas derivan de una sola célula madre hematopoyética pluripotencial ubicada en la médula ósea.

Las células madre que en el adulto se encuentran en la médula ósea son las responsables de formar todas las células y derivados celulares que circulan por la sangre.

Las células sanguíneas son degradadas por el bazo y los macrófagos del hígado. Este último, también elimina las proteínas y otras sustancias del la sangre.

.

Tipos de médula ósea

Hay 2 tipos de médula ósea:

Médula ósea roja

Ocupa el tejido esponjoso de los huesos planos, como el esternón, las vértebras, la pelvis y las costillas; es la que tiene la función hematopoyética. Es el lugar donde se produce la sangre (hematopoyesis), porque contiene las células madre que originan los tres tipos de células sanguíneas que son los leucocitoshematíes y plaquetas. La médula ósea roja es una sustancia muy irrigada (de ahí su color) que está compuesta de tejido conectivo y vasos sanguíneos, los cuales contienen:

  • Eritrocitos. Son los elementos formes cuantitativamente más numerosos de la sangre. La hemoglobina es uno de sus principales componentes, y su objetivo es transportar el oxígeno hacia los diferentes tejidos del cuerpo. Los eritrocitos humanos carecen de núcleo y de mitocondrias, por lo que deben obtener su energía metabólica a través de la fermentación láctica. La cantidad considerada normal fluctúa entre 4.500.000 (en la mujer) y 5.000.000 (en el hombre) por milímetro cúbico (o microlitro) de sangre, es decir, aproximadamente 1.000 veces más que los leucocitos.
  • Células macrófagas. Intervienen en la defensa del organismo contra sustancias extrañas o agentes infecciosos (antígenos).
  • Megacariocitos. La participación del megacariocito en la hemopoyesis (formación de los elementos formes de la sangre) se limita a la producción de las plaquetas o trombocitos. Para formar las plaquetas, los megacariocitos liberan fragmentos de su citoplasma directamente a un vaso sinusoide (vaso poroso), pasando así a la circulación sanguínea.
  • Células grasas. Son las células que forman el tejido adiposo. Su característica fundamental es que almacenan una gran cantidad de grasas (triglicéridos), que, en el caso de los adipocitos del tejido adiposo blanco (el más abundante en el organismo humano adulto) se agrupan formando una gran gota que ocupa la mayoría de la célula, desplazando al resto de orgánulos a la periferia de la célula.

Médula ósea amarilla

Es un tejido adiposo y se localiza en los canales medulares de los huesos largos. Reemplaza gradualmente a la médula roja en los huesos largos después de los cinco años de vida. En los adultos, aproximadamente la mitad de la médula ósea es médula amarilla.

Su color amarillento se debe al caroteno presente en las grasas que se juntan en sus abundantes células de almacenaje de grasas.

Referencias y bibliografía

  • Roberto Germán Zurriaráin (Coord.) (2009). Células madre. Ciencia, Ética y Derecho. EIUNSA. ISBN 84-8469-252-3.
  • Gartner, Leslie P. et James L. Hiatt. Texto Atlas de Histología. 3 ed. Editorial Mc Graw Hill. USA, 2007.
  • Bernal Zepeda, H. Carmona Ocañas, A. Carrillo Martínez, F. Chávez Enríquez, A. Flores Ortiz, G. García Tovar, C. González López, C. Hernández Hernandez, R. Nieto Borders, J.L. Oliver González M.R. Ortiz Bastida T. Pichardo Molinero, M.R. Reyes Sánchez, A. Soto Zárate C.I. y Waldo Tello, S. 2003. Apuntes de Anatomía Comparada. Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán-UNAM.

¡Comparte salud y conocimiento!