Remedios caseros para las aftas.  Todos estos remedios naturales son altamente eficaces para tratar las aftas.
Ponga sobre el absceso un emplasto de Arcilla preparado con una infusión de Tomillo que es un gran antiséptico, ayudará a frenar el crecimiento y la proliferación de los gérmenes, además de aliviar el dolor.

 

Remedios caseros para las aftas

Hasta unas semanas después, y durante el proceso de curación del absceso, es aconsejable tomar en infusión alguna o varias de estas hierbas: Achicoria, Diente de león, Sanguinaria y Zarzaparrilla. También es conveniente comer Apios y Berros en abundancia, pues ambos han sido tradicionalmente considerados como grandes depurativos. (Uso Interno).

  • Realizar 3 enjuagues al día con una combinación de agua + vinagre + sal.
  • Realizar 3 enjuagues al día con agua de carabaña.
  • Hervir la corteza de una granada + limón. Realizar con el jugo resultante, 3 ó 4 enjuagues al día
  • Aplicar sobre la llaga, mostaza molida. Es muy doloroso pero eficaz.
  • Para prevenirlas, nada mejor que comer un trozo de manzana después de cada comida.
  • Preparar una infusión de malva + salvia, a partes iguales. Dejar enfriar y enjuagar 3 ó 4 veces al día. Esta combinación tiene un gran poder suavizante y antiinflamatorio.
  • Hacer una infusión con caléndula seca, dejar enfriar y realizar enjuagues, 3 ó 4 veces al día.
  • Aplicar sobre el afta un algodón empapado en agua oxigenada. Dejar actuar entre 3 y 5 minutos.
  • Aplicar sobre las aftas aceite del árbol de té.
  • Triturar moras y añadir al jugo, 3 cucharadas de agua oxigenada. Empapar una gasa y aplicar sobre el afta, 2 ó 3 veces al día.

 

 

 

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!