Qué son las vitaminas y sus funciones en el organismo

Entre los años 1906 y 1912 el gran bioquímico inglés Sir Frederick Hopkins, fue quien propuso para esas sustancias desconocidas que hoy llamamos vitaminas, el nombre de factores accesorios de la alimentación.
Todo se inicio cuando comenzaron a estudiar el porque se producían ciertas enfermedades y, se llego a la conclusión de que las diferentes dolencias se generaban por la falta de algunas sustancias.
En aquellos años no se conocía la estructura química de las vitaminas, pero si se sabía que algunas aparecían asociadas a los componentes grasos de los alimentos (vitaminas liposolubles), y otras a la parte acuosa (vitaminas hidrosolubles). El descubrimiento de las vitaminas ha escrito una de las páginas más brillantes de la ciencia moderna y ha sido el resultado de la estrecha colaboración entre las distintas disciplinas científicas.

Advertisements

¿Qué son las vitaminas y minerales?

Las vitaminas y minerales son dos nutrientes que regulan los procesos metabólicos del organismo. Se les llama micro-nutrientes porque, pese a ser esenciales para la salud, el organismo solo los necesita en cantidades pequeñas. Es importante que sepamos que son substancias químicas no sintetizables por el organismo, presentes en pequeñas cantidades en los alimentos y son indispensables para la vida, la salud, la actividad física y cotidiana.

Éstas, no producen energía y por tanto no implican calorías. Intervienen como catalizador en las reacciones bioquímicas provocando la liberación de energía. En otras palabras, la función de las vitaminas es la de facilitar la transformación que siguen los sustratos a través de las vías metabólicas.

Identificar qué son las vitaminas ha llevado a que hoy se reconozca, por ejemplo, que en el caso de los deportistas haya una mayor demanda vitamínica por el incremento en el esfuerzo físico, probándose también que su exceso puede influir negativamente en el rendimiento.

Conociendo la relación entre el aporte de nutrientes y el aporte energético, para asegurar el estado vitamínico correcto, es siempre más seguro privilegiar los alimentos de fuerte densidad nutricional (legumbres, cereales y frutas) por sobre los alimentos meramente calóricos.

Las vitaminas se dividen en dos grandes grupos:

Liposolubles: Estas se diluyen en grasa y nuestro cuerpo tiene algunas reservas. Las componen las siguientes vitaminas: A, D, E y K.

Hidrosolubles: Estas se diluyen en agua y hay que reponerlas a diario porque se eliminan por la orina. Estamos hablando de las vitaminas: B1, B2, B3, B6, B12 y C.

Compuestos considerados \’cuasi-vitaminas\’

Existen otros componentes, específicamente ácidos considerados vitaminas que se consideraban pertenecientes al grupo B de vitaminas hidrosolubles, que aportan importantes nutrientes al organismo. Si bien se demostró que estos no son vitaminas, sí se ha establecido que son muy útiles al organismo y metabolismo.

 

Necesidades diarias de vitaminas

Las vitaminas son fundamentales para las diferentes especies, puesto que no pueden sintetizarse en el organismo y eso es justamente lo que la define como tal: la necesidad de su presencia en la dieta. El requerimiento diario de vitaminas que el organismo necesita ha sido establecido científicamente tras años de investigación. Las cantidades necesarias son diferentes según sea el sexo y la edad de la persona; y en el caso de las mujeres también cambia durante el embarazo y la lactancia.

Sus valores se expresan en diferentes unidades, generalmente microgramos (µg) o miligramos (mg.) según sea la vitamina de la que se habla, pero también se puede encontrar indicada en unidades internacionales (UI).

Requerimiento diario de vitaminas

Recomendaciones RDA
Vitaminas Liposolubles Vitaminas Hidrosolubles
Categoría Edad.(años) Peso Altura Vit.A Vit.D Vit.E Vit.K Vit.C Tiamina Riboflavina Vit. B3 Vit.B6 Vit.B12 A.fólico
o condición (kg) (cm) (µg-ER)a (µg)b (mg-ET)c (µg) (mg) (mg) (mg ) (mg-EN)d (mg) (µg) (µg)
Lactantes 0,0 – 0,5 6 60 375 7,5 3 5 30 0,3 0,4 5 0,3 0,3 25
0,5 – 1,0 9 71 375 10 4 10 35 0,4 0,5 6 0,6 0,5 35
Niños 1 – 3 13 90 400 10 6 15 40 0,7 0,8 9 1,0 0,7 50
4 – 6 20 112 500 10 7 20 45 0,9 1,1 12 1,1 1,0 75
7 – 10 28 132 700 10 7 30 45 1,0 1,2 13 1,4 1,4 100
Varones 11 – 14 45 157 1000 10 10 45 50 1,3 1,5 17 1,7 2,0 150
15 – 18 66 176 1000 10 10 65 60 1,5 1,8 20 2,0 2,0 200
19 – 24 72 177 1000 10 10 70 60 1,5 1,7 19 2,0 2,0 200
25 – 50 79 176 1000 5 10 80 60 1,5 1,7 19 2,0 2,0 200
51 + 77 173 1000 5 10 80 60 1,2 1,4 15 2,0 2,0 200
Mujeres 11 – 14 46 157 800 10 8 45 50 1,1 1,3 15 1,4 2,0 150
15 – 18 55 163 800 10 8 55 60 1,1 1,3 15 1,5 2,0 180
19 – 24 58 164 800 10 8 60 60 1,1 1,3 15 1,6 2,0 180
25 – 50 63 163 800 5 8 65 60 1,1 1,3 15 1,6 2,0 180
51 + 65 160 800 5 8 65 60 1,0 1,2 13 1,6 2,0 180
Embarazo 1er trimestre 800 10 10 65 70 1,5 1,6 17 2,2 2,2 400
Lactantes 1er semestre 1300 10 12 65 95 1,6 1,8 20 2,1 2,6 280
2o semestre 1200 10 11 65 90 1,6 1,7 20 2,1 2,6 260

La tabla muestra los requerimientos diarios de vitaminas para una persona promedio con edad entre 19 y 50 años segun el departamento de nutrición del IOM (Institute of Medicine – Instituto de Medicina) y la USDA (United States Department of Agriculture).

.

Los pequeños déficit pueden desencadenar

Algunas personas cuentan con carencias vitamínicas sistemáticas, y son candidatos a predisponerse a problemas por carencia de atención a falencias alimenticias. A este grupo de riesgo puede considerárselo frecuentemente como víctimas de este tipo de problemas.

La población de más alto riesgo es:

  • Adolescentes, sobre todo chicas. Su alimentación es muchas veces inadecuada.
  • Mujeres en edad fértil, ya que con la menstruación se pierde mucho hierro.
  • Consumir algunos medicamentos más de 15 días ya que algunos fármacos interactúan con los nutrieres.

.

Consecuencias de una carencia vitamínica

  • Riesgo de infecciones.
  • Menor concentración y rendimiento intelectual.
  • Astenia y/o cansancios.
  • Desánimo, irritabilidad.

.

Además de la alimentación se puede tener carencia de micro-nutrientes por

  • Eliminación de éstos por orina o sudor.
  • Aumento de la necesidad por dieta hipocalórica, exceso de trabajo, alteraciones hormonales, embarazo o lactancia.
  • Absorción intestinal alterada.
  • Consumo en exceso de café, tabaco, alcohol y té. Se sabe con seguridad que los fumadores necesitan más cantidad de vitaminas C y E.
  • Métodos de cocción de alimentos que afectan a su conservación.

.

Los suplementos pueden ser aconsejan en los siguientes casos

Así como son indispensables para el organismo, el exceso de vitaminas puede tener efectos graves sobre la salud. A esto se llama hipervitaminosis. En muchos casos el exceso puede ser tóxico para el organismo, por tanto se debe tener cuidado especialmente cuando se suplementa a una persona con vitaminas. Por lo general, una persona que lleva una alimentación normal o completa, nunca presenta carencia o exceso de vitaminas.

Sin embargo hay determinas situaciones o factores de riesgo que aconsejan suplementos vitamínicos. Estos son algunos de ellos:

  • Ancianos con carencias importantes.
  • Adultos con una dieta inferior a 1.800 calorías.
  • Anorexia.
  • En regímenes de adelgazamiento.
  • Deportistas.
  • Embarazo.
  • Lactancia.
  • Enfermedades que así lo requieran.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Química 11°, POVEDA VARGAS, Julio Cesar. GUTIERREZ RIVEROS, Lilia. Páginas 285 a 294.
  • Investiguemos Química 11°. Páginas 187- 188.
  • Hacia la Química 2. Páginas 486 a 490.
  • Química General, SLABAUGH Y PARSONS. Páginas 443 a 457.
  • El Manual Merck novena edición. Grupo Editorial OCEANO/CENTRUM

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!