Potasio

Potasio

Potasio y sus beneficios para la salud.

Es un  mineral que está presente en la corteza terrestre, y en su forma natural en la mayoría de los alimentos alcalinos. Su símbolo es K y su número atómico 19. Es un elemento químico esencial para el organismo. Existe una importante relación en nuestro organismo entre el Sodio y el Potasio. Aproximadamente el 90% del potasio ingerido es absorbido en el intestino delgado y la forma en que el cuerpo lo elimina es a través de la orina y el sudor. Este macromineral es el que en mayor cantidad aparece en el cuerpo humano después del calcio, del fósforo y, siempre aparece asociado con el sodio. El 97% del potasio se encuentra intracelularmente y el 3% restante en forma extracelular.

Está involucrado en el equilibrio normal del agua en nuestro organismo, es decir el equilibrio osmótico entre las células, el fluido intersticial y el equilibrio ácido-base determinado por el pH del organismo. Está igualmente involucrado en la contracción muscular y la regularización de la actividad neuromuscular, ya que participa en la transmisión del impulso nervioso a través de los potenciales del organismo. El potasio promueve el desarrollo celular y en parte es almacenado a nivel muscular.

 

.

Funciones que desempeña:

Dentro del organismo, estas son algunas de sus principales funciones:

  • Junto al Fósforo, ayuda en el transporte de oxígeno al cerebro.
  • Ayuda a eliminar desechos orgánicos.
  • Junto al Calcio y al Sodio, ayuda a normalizar el ritmo cardíaco.
  • Ayuda en el mantenimiento del equilibrio ácido-alcalino.
  • Colabora activamente en la conversión de la glucosa en glucógeno.
  • Junto al Sodio, estimula los impulsos nerviosos y la actividad neuromuscular.
  • Su presencia es indispensable para un crecimiento normal.
  • Estimula los movimientos del intestino.
  • Ayuda a regular la presión arterial.
  • Nos ayuda a combatir la fatiga.
  • Nos ayuda a la deposición diaria.
  • Favorece la eliminación de líquidos, actuando como un buen diurético.
  • Interviene en la construcción de las proteínas.

.

Su déficit puede provocar:

Su carencia puede ocasionar una serie de trastornos, estos son algunos de ellos:

  • Estreñimiento.
  • Alteraciones del ritmo cardíaco.
  • Debilidad y fatiga muscular.
  • Dolores de huesos y articulaciones.
  • Calambres musculares.
  • Alteraciones de la presión sanguínea.
  • Retención de líquidos y edemas.
  • Confusión mental y falta de reflejos.
  • Hipoglucemia.
  • Alteraciones del crecimiento.
  • Acumulación de desechos orgánicos, con el consiguiente perjuicio para el organismo.
  • Irritabilidad.
  • Náuseas y vómitos.
  • Hipopotasiemia.

.

Causas que favorecen su deficiencia:

Su deficiencia en el organismo, puede verse favorecida por una serie de situaciones, estas son algunas de ellas:

  • Uso abusivo y prolongado de laxantes.
  • Uso abusivo y prolongado de corticoesteroides y ACTH.
  • Uso abusivo y continuado de diuréticos.
  • Padecer diabetes mellitus e insipidus.
  • Padecer diarreas crónicas.
  • Elevado consumo de sal.
  • Elevado consumo de azúcar refinado.
  • Padecer alguna enfermedad cardíaca o renal grave.
  • Dietas abusivas y prolongadas bajas en calorías.
  • El consumo abusivo por vía oral, de arcilla.
  • Padecer estrés físico y emocional de forma prolongada.
  • Las dosis elevadas de penicilina y carbecilina.
  • Los rayos de sol generan una fuerte pérdida de Sodio.
  • Dietas pobres en carbohidratos.
  • Vómitos.
  • Traspiración excesiva.
  • Quemaduras.
  • Insuficiencia renal.
  • Medicamentos para el corazón llamados inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y bloqueadores de los receptores de angiotensina 2 (BRA).
  • Infecciones graves.

.

Valores normales.

Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

El rango normal es de 3.7 a 5.2 mEq/L.

Nota: mEq/L = miliequivalentes por litro.

.

Significado de resultados anormales.

Los niveles altos de potasio (hipercaliemia) pueden deberse a:

  • Enfermedad de Addison (rara).
  • Transfusión de sangre.
  • Ciertos medicamentos.
  • Lesión por aplastamiento.
  • Parálisis periódica hipercaliémica.
  • Hipoaldosteronismo (muy raro).
  • Insuficiencia renal.
  • Acidosis respiratoria o metabólica.
  • Destrucción de los glóbulos rojos.
  • Demasiado potasio en la dieta.

.

Los niveles bajos de potasio (hipocaliemia) pueden deberse a:

  • Diarrea crónica.
  • Síndrome de Cushing (raro).
  • Diuréticos como hidroclorotiazida, furosemida e indapamida.
  • Hiperaldosteronismo.
  • Parálisis periódica hipocaliémica.
  • Deficiencia de potasio en la dieta.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Acidosis tubular renal (rara).
  • Vómitos.

.

Las afecciones adicionales bajo las cuales se puede realizar el examen son:

  • Crisis suprarrenal aguda.
  • Uropatía obstructiva aguda bilateral.
  • Síndrome nefrítico agudo.
  • Bulimia.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Enfermedad de Cushing.
  • Síndrome de Cushing causado por tumor suprarrenal.
  • Síndrome de Cushing exógeno.
  • Síndrome de Cushing ectópico.
  • Cetoacidosis diabética.
  • Trombocitemia primaria.
  • Acidosis tubular renal distal.
  • Rabdomiólisis.
  • Parálisis periódica tirotóxica.

.

Precauciones y Datos a tener en cuenta:

Las personas que padecen insuficiencia renal deben tener cuidado en consumir dosis complementarias de potasio, sin un estudio previo de un especialista.

El descenso de potasio en el organismo provoca hipopotasemia que es también conocida como hipokalemia; la cual consiste en un trastorno en el equilibrio hidroelectrolítico del cuerpo que desencadena cansancio, dolor muscular e incluso llegar a una parálisis completa.

.

Toxicidad:

Los suplementos de cloruro de Potasio pueden provocar alteraciones de la mucosa gástrica.

.

Requerimientos diarios:

El Centro de Nutrición y Alimentos del Instituto de Medicina (Food and Nutrition Center of the Institute of Medicine) ha establecido los siguientes consumos recomendados en la dieta para el potasio:

Bebés:

  • 0-6 meses: 0.4 g/día.
  • 7-12 meses: 0.7 g/día.

Niños y adolescentes:

  • 1-3 años: 3 g/día.
  • 4-8 años: 3.8 g/día.
  • 9-13 años: 4.5 g/día.
  • 14-18 años: 4.7 g/día.

Adultos:

  • 19 años en adelante: 4.7 g/día.

Las mujeres que están produciendo leche materna necesitan cantidades ligeramente mayores (5.1 g/día). Pregúntele al médico qué cantidad es la mejor para usted.

Las personas que están recibiendo tratamiento para hipopotasiemia necesitan suplementos de potasio. El médico desarrollará un plan de dichos suplementos sobre la base de sus necesidades específicas.

.

Nutrientes sinérgicos:

La combinación de cualquiera de estos elementos, potenciará el efecto del potasio:

.

Alimentos ricos en Potasio:

Pollo, rico en potasio

Pollo, rico en potasio

A pesar de que otros muchos lo tienen, estos son algunos de los más importantes:

Pescados: Arenque del Báltico. Caballa. Salmón. Trucha.

Aves: Ganso. Pollo.

Pan: Pumpernickel.

Frutas: AlbaricoqueCereza. CiruelaFruta de la Pasión. Grosella blanca. Grosella negraKiwiMelón verde y amarillo. Nectarina. Plátano.

Hortalizas: Aguaturma. AlcachofaApio blanco. Apio en hoja. Apionabo. Berenjena. Boniato. Brécol. Brotes de bambú. CalabazaChirivía. Chucrut escurrido. Col lombarda. Col rizada. Coles de Bruselas. Col verde. Coliflor. Colinabo. GuisantesMaíz dulce. Rábano. RemolachaRuibarbo. Salsifíes.  Zanahorias.

Legumbres: Habas lima. Habas de soja. Judías blancasLentejas.

Setas: Champiñones. Trufas.

Leche.

.

Enfermedades en las cuales su uso puede hacerse aconsejable:

Estas son algunas de las enfermedades o situaciones en las que el uso del potasio, puede estar indicado:

  • Dietas abusivas de sal y azúcar refinado, o excesivamente bajas, en calorías o hidratos de carbono.
  • Diarreas intensas.
  • Dolores articulares.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Enfermedades renales graves.
  • Estreñimiento crónico.
  • Falta de reflejos.
  • Hipertensión arterial.
  • Hipoglucemia.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sudoración excesiva.
  • Trastornos del crecimiento.
  • Depuración de la piel.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Humphry Davy (1808). «On Some New Phenomena of Chemical Changes Produced by Electricity, Particularly the Decomposition of Fixed Alkalies, and the Exhibition of the New Substances which Constitute their Bases: and on the General Nature of Alkaline Bodies». Philosophical Transactions of the Royal Society.
  • Campbell, Neil (1987). Biology. pp. 795. ISBN 0-8053-1840-2.
  • Lockless SW, Zhou M, MacKinnon R.. «Structural and thermodynamic properties of selective ion binding in a K+ channel». Laboratory of Molecular Neurobiology and Biophysic, Rockefeller University. Consultado el 08-03-2008.
  • Sánchez, C. Restrepo J. Hiperkalemia/Hiopkalemia.
  • Mahan, K. Escott S. Nutricion y Dietoterapia de Krause.1996
  • Potts, W.T.W.; Parry, G. (1964). Osmotic and ionic regulation in animals. Pergamon Press.
  • Bennett CM, Brenner BM, Berliner RW (1968). «Micropuncture study of nephron function in the rhesus monkey». J Clin Invest 47 (1):  pp. 203–216. PMID 16695942.
  • Solomon AK (1962). «Pumps in the living cell». Sci. Am. 207:  pp. 100–8. PMID 13914986.