CáncerNuestro organismo está constituido por un conjunto de células las cuales se dividen periódicamente para poder sustituir a las ya envejecidas o muertas y de esta forma mantener correctamente la integridad y funcionamiento de los diferentes órganos que poseemos, hígado, riñones, estómago, etc. Estos mecanismos de control los regula un gen que marca a la célula cuando debe ésta dividirse y cuando permanecer estática. Sucede que cuando estos mecanismos se alteran entonces al dividirse, ella y sus descendientes inician una división incontrolada que con el tiempo darán lugar a un nódulo o un tumor. Y ¿Cuál es la diferencia entre nódulo y tumor? Pues bien, el nódulo, o tumor benigno no posee la capacidad de invadir otros órganos. Sin embargo en el tumor maligno las células crecen y se dividen sin control, sufren nuevas alteraciones, de hecho para que se origine deben producirse de 4 a 6 mutaciones genéticas celulares, y son capaces de invadir otros tejidos y órganos viajando a través de la corriente sanguínea y de la linfa, produciendo las metástasis. Estos tumores malignos serían el cáncer, del cual existen más de 200 tipos, cada uno de ellos con sus particularidades propias.