Obesidad

Obesidad no quiere decir incremento de peso, aunque normalmente va acompañado de él; lo exacto es decir, que es un exceso de grasa corporal. Es una enfermedad de origen multifactorial. Se caracteriza porque la media de asociación entre el peso y la talla (índice de masa corporal) es mayor o igual a 30% de grasa corporal. Ésta se adquiere con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que se consumen.

Forma parte del síndrome metabólico y es sin duda, un factor de riesgo para contraer otras enfermedades tales como niveles elevados de colesterol y triglicéridos, trastornos cardíacos, apnea del sueño, ictus, osteoartritis, diabetes, hipertensión arterial y algunas formas de cáncer. Según su origen podemos clasificarla en:

Obesidad exógena: Debida a una alimentación excesiva.

Obesidad endógena: Debida a trastornos metabólicos como por ejemplo, trastornos del tiroides o por deficiencia de hormonas sexuales, como es el caso de la obesidad gonadal.

Estas son algunas de las complicaciones de puede conllevar la obesidad:

Cardiovascular: Insuficiencia cardíaca congestiva, corazón con aumento de tamaño, arritmias y mareos asociados, varices y embolismo pulmonar.

Endocrino: Síndrome de ovarío poliquístico, desórdenes en la menstruación, infertilidad.

Gastrointestinal: Reflujo gastroesofágico, hígado graso, colelitiasis, hernia de hiato, cáncer colo-rectal.

Renal y genito-urinario: Disfunción eréctil, incontinencia urinaria, insuficiencia renal crónica, hipogonadismo (hombres), cáncer de mama (mujeres), cáncer de útero.

Obstetricia: Sufrimiento fetal agudo con muerte fetal intrauterina.

Sistema tegumentario: Estrías, acantosis nigricans, linfedema, celulitis, forúnculos, intertrigo.

Músculo esquelético: Hiperuricemia, pérdida de movilidad, osteoartritis, dolores de espalda, lumbagos.

Neurología: Accidente cerebrovascular, meralgia parestésica, dolores de cabeza, síndrome del túnel carpo, deterioro cognitivo, demencia, hipertensión intracraneal idiopática.

Aparato Respiratorio: Disnea, apnea del sueño, asma.

Sistema Nervioso: Baja autoestima, depresiónansiedad.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Constitución genética.

Exceso de comida.

Dietas más equilibradas ricas en grasas, dulces, hidratos de carbono, etc.

Es imprescindible hacer una dieta sana para prevenir la obesidad. Si tu alimentación es adecuada, los factores de riesgo para determinadas enfermedades disminuyen. Hay muchas formas de alimentarse correctamente y de comer sano para adelgazar, sin pasar demasiada hambre en el intento. Puedes encontrar información en muchos sitios sobre dietas como este sitio especializado Dietas 20, donde se explican distintos métodos para perder peso y cuáles son los más efectivos sin dañar la salud.

Falta de ejercicio físico.

Trastornos del tiroides.

Trastornos en el metabolismo de las grasas.

Efectos secundarios de determinados medicamentos.

Menopausia.

Trastornos del sistema nervioso.

.

Síntomas y riesgos más frecuentes.

Hipertensión arterial.

Diabetes.

Exceso de colesterol y/o triglicéridos.

Enfermedades cardíacas.

Derrames cerebrales.

Artritis.

Ciertos tipos de cáncer.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • NIH: Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón.
  •  «Obesidad y sobrepeso», nota descriptiva n.º 311, en el sitio web de la OMS, mayo de 2012. Consultado el 27 de agosto de 2012.
  • Shaw K, Gennat H, O\’Rourke P, Del Mar C (2006). «Exercise for overweight or obesity». Cochrane database of systematic reviews.
  • van der Steeg JW, Steures P, Eijkemans MJ, et al (2008). «Obesity affects spontaneous pregnancy chances in subfertile, ovulatory women».