LitiasisLa litiasis biliar o lo que es lo mismo, cálculos biliares o colelitiasis; son pequeñas formaciones sólidas que se crean dentro de la vesícula biliar. Generalmente, son de pequeño tamaño, incluso en forma de arenilla o de tamaño intermedio (20mm) y, ocasionalmente pueden tener un gran tamaño hasta ocupar todo el tamaño biliar.

La bilis se fabrica en el hígado, se almacena en la vesícula biliar y es expulsada hacia el intestino delgado a través de unos conductos biliares, el principal de los cuales se llama colédoco, para participar en la digestión de los alimentos

La ecografía abdominal es el método más utilizado para el diagnóstico ya que permite, además de asegurarse de la existencia de cálculos biliares, valorar las posibles complicaciones; entre las más graves: inflamación de la vesícula biliar (colecistitis aguda), la presencia de cálculos en el colédoco (coledocolitiasis), pancreatitis aguda y desarrollo de cáncer de vesícula biliar.

Existen principalmente dos clases de cálculos:

  • Los formados por colesterol que representan el 80% de los casos. Se producen por un aumento del colesterol en la bilis, que forma grumos en la vesícula.
  • Los pigmentados que están constituidos por sales cálcicas de pigmentos biliares y otros compuestos.
  • Cálculos de pigmento marrón que se forman a partir de infecciones bacterianas o helmínticas en el sistema biliar.
  • Cálculos mixtos que constan fundamentalmente de pequeñas cantidades de calcio y sales de bilirrubinato.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

La litiasis biliar se forma por diversas alteraciones en el metabolismo de algunos componentes de la bilis.

A partir de los 40 años, el 20% es más propenso.

El sexo femenino.

El embarazo, sobre todo para el desarrollo de cálculos de colesterol.

Anticonceptivos orales y terapia hormonal sustitutiva con estrógenos, en este caso en mujeres menores de 40 años y las que reciben una dosis mayor de 50 mcg de estrógenos.

Otros fármacos, como los fibratos y la ceftriasona.

Antecedentes familiares.

Obesidad.

Dietas severas con pérdida rápida de peso.

Dietas ricas en grasa y pobres en fibra.

Niveles elevados de triglicéridos.

Niveles bajos de colesterol HDL.

Nutrición parenteral.

Diabetes mellitus.

Cirrosis hepática.

Enfermedad de Crohn.

Edad avanzada.

.

Síntomas más frecuentes.

Dolor abdominal de intensidad variable, de moderado a severo, generalmente continuo, localizado en lado derecho del abdomen, debajo de las costillas, que irradia a espalda y hombro derecho.

Vómitos y náuseas.

El dolor suele comenzar al cabo de 1 ó 2 horas después de la ingesta de alimentos, sobre todo cuando éstos son ricos en grasas.

Suele presentarse una mala digestión de los lácteos y cítricos.

Fiebre ( no es muy corriente).

Inflamación aguda de la vesícula.

Inflamación del páncreas.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Dr. Ramón Angós Musgo. Especialista en digestivo. Clínica Universitaria de Navarra.
  • Ahmed A, Cheung RC, Keeffe EB. Manegement of gallstone and their complications. Am Fam Phy. 2000; 61(6):1673-80, 1687-8.   
  • Baron TH, Petersen BT, Mergener K, Chak A, Cohen J, Deal SE, Hoffman B, Jacobson BC, Petrini JL, Safdi MA, Faigel DO, Pike IM. Quality indicators for endoscopic retrograde cholangiopancreatography. Gastrointest Endosc. 2006;63(4 Suppl):S29-34.
  • Berger MY, Olde Hartman TC, van der Velden JJ, Bohnen AM. Is biliary pain exclusively related to gallbladder stones? A controlled prospective study. Br J Gen Pract. 2004;54(505):574-9.