CiáticaLa ciática es una inflamación dolorosa del nervio ciático que generalmente es causada por una neuritis. Su causa más frecuente es una hernia de disco lumbar y, la menos frecuente un tumor que ocupa el espacio intervertebral. Sus síntomas son un dolor agudo y punzante que se inicia en la nalga y recorre la pierna por la cara externa, llegando en ocasiones al pie. A él le acompaña una sensación de hormigueo que en los casos más severos puede ocasionar atrofia muscular. Puede ser una enfermedad pasajera, que dura una o dos semanas y desaparece espontáneamente, pero muchas personas lo padecen de forma repetitiva. En ocasiones el dolor no disminuye sino que aumenta, provocando trastornos de la sensibilidad y del movimiento. El reposo es un aspecto muy importante del tratamiento, ya que de él dependerá en gran medida la solución al problema. De cualquier forma siempre conviene que un médico examine al enfermo de ciática, para que valore si existen lesiones importantes del nervio que requieran una actuación urgente.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Compresión de una raíz nerviosa periférica o el cuerpo del nervio debido a una protusión discal, es decir del desplazamiento delo disco intervertebral fuera de sus límites.

La presencia de un tumor ocupante del espacio.

Esfuerzos físicos: Los esfuerzos físicos abusivos pueden ocasionar la inflamación, el pinzamiento o la lesión del ciático.

Condiciones laborales: Las personas que por su trabajo se ven obligadas a permanecer muchas horas en pie o a realizar esfuerzos físicos abusivos.

Otras enfermedades: El hecho de padecer otras enfermedades en la columna como artrosis, osteoporosis, reumatismo articular, etc.

Peso corporal: Las personas con un exceso de peso corporal son más propensas a estos problemas.

Estrechamiento del canal: Una de las lesiones que pueden producir ciática intensa y repetitiva es el estrechamiento o estenosis del canal raquídeo.

Fibrosis post-quirúrgica: Se puede producir una fibropatía que comprima o lesione el ciático después de una intervención quirúrgica.

Traumatismos: Traumatismos o accidentes que hayan podido afectar a las vértebras L4 L5 y L5 S1.

.

Síntomas más frecuentes.

Dolor más o menos agudo que se extiende desde la nalga a lo largo de la pierna por su parte posterior. El dolor puede llegar a extenderse hasta cerca del tobillo.

Dificultad al darse vuelta en la cama. Este simple movimiento resulta muy doloroso.

El estar plantado de pie se hace insoportable, el dolor aumenta de forma progresiva.

El paciente se muestra irritable y ansioso.

Se localizan dos puntos muy dolorosos a lo largo de la pierna: en la nalga o glúteo y en el gemelo.

El afectado se siente inseguro al caminar, sobre todo al subir o bajar escaleras; tiene la sensación de que la pierna le va a fallar.

Si la inflamación es muy aguda, no se encontrará cómodo en ninguna posición, sentado, tumbado, en pie.

En ocasiones se siente una especie de hormigueo en la pantorrilla.

Se puede llegar a perder el reflejo nervioso de la rodilla.

Se producen disfunciones sexuales.

El dolor puede presentarse de improviso y se asemeja a una descarga eléctrica.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Enfermería en Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales.
  • Enfermedades óseas y neurológicas. Sociedad española de Reumatología 1948-1998 Masson.
  • MedlinePlus – Ciática.