La hipertermia profunda es un método terapéutico que no ofrece efectos secundarios negativos para el paciente con unos resultados espectaculares en patologías diversas del organismo

Su utilización más extendida dentro del ámbito médico es en:

Traumatología y Rehabilitación: Las afecciones más habituales por las cuales se benefician con este método de terapia, con pocas sesiones y sin efectos secundarios de ningún tipo son todas aquellas enfermedades osteoarticualres como la artrosis (columna vertebral, rodillas, hombros, cadera, codos…), hernia de disco (cervical, lumbar, dorsal). Pre-operatorios, post-operatorios y en periodos de recuperación.

Trastornos del Aparato Digestivo: Atonía gástrica. Colon irritable. Dispepsia. Esofagitis. Esófago de Barrett. Estreñimiento crónico. Úlceras gastrointestinales.

Trastornos del Aparato Respiratorio: Amigdalitis. Asma. Bronquiectasia. Bronquitis. Catarros. Enfisema pulmonar. Faringitis crónica…

Trastornos Neurológicos: Fibromialgia. Neuralgias…

Estomatología: Aftas. Candidasis oral. Herpes labial. Gingivitis. Trastornos de las glándulas salivares…

Dermatología: Abscesos. Acné. Arrugas. Celulitis. Dermatitis. Flacidez de la piel. Forúnculos. Halitosis. Psoriasis…

Oncología: A nivel hospitalario, algunos de las clínicas más prestigiosas del mundo la utilizan además, para procesos oncológicos, siendo muy útil como coadyuvante de los tratamientos hospitalarios y en la prevención de los efectos secundarios de pacientes que deben ser sometidos a radioterapia y/o quimioterapia. La hipertermia profunda es muy agradable para el paciente, y la mejoría aparece en unas pocas sesiones. Entre otras cosas, la elevación interna de temperatura ayuda a que las células cancerígenas mueran de forma selectiva.

Podología: Enfermedad de Reynaud. Inflamación de tendón de Aquiles. Fascitis plantar. Fibrosis. Pie diabético o trastornos en los tendones son patologías tratables con eficacia.

Vascular: Trastornos circulatorios y linfáticos…

Sistema inmunológico. Trastornos.

Inflamación aguda o crónica en cualquier lugar del organismo.

La hipertermia profunda es una terapia que consiste en proporcionar una elevación de la temperatura en el lugar de la aplicación. Esta elevación de la temperatura provoca la reparación del tejido dañado, recuperando la salud de esa zona, mejorando la reparación y funcionabilidad que estaba afectada y eliminando el dolor.

Además esta exenta de cualquier efecto secundario.

Finalmente queriendo honrar la memoria de este gran hombre que fue Hipócrates vamos a hacernos eco del aforismo dicho por él 500 años A.C.

Lo que no puede ser curado por la medicina, puede ser curado por la cirugía.

Lo que no puede ser curado por la cirugía, puede ser curado por la hipertermia.

Lo que no puede ser curado por la hipertermia, es quizás incurable.