AcnéEl acné es una enfermedad que tiene su localización en la piel, pero su causa puede ser de diferente índole: una infección bacteriana, por una estimulación exagerada de las glándulas sebáceas de la piel, cambios hormonales, embarazo, estrés, por la exposición a determinados productos químicos industriales como el cloro, por la ingestión de determinados medicamentos, como por ejemplo los anticonceptivos o los corticoides, entre otros. Los lugares donde más comúnmente aparece son la cara y los hombros, pero puede extenderse a  tronco y extremidades.

Básicamente el acné se ocasiona cuando los poros de la piel se obstruyen, debido a que la grasa se produce a mayor velocidad de la que se expulsa. Entonces se observa un pequeño abultamiento compuesto mayormente por grasa, células muertas de la piel y bacterias. Si estas áreas infectadas penetran en lo más profundo de la piel, pueden llegar a formar quistes muy compactos y dolorosos.

Generalmente aparece en la pubertad y es considerada una respuesta anormal ante niveles normales de la hormona testosterona. Con el paso del tiempo va desapareciendo aunque en algunas personas permanece durante décadas.

 

Grados de Acné.

El acné se clasifica en distintos grados según la gravedad de las lesiones:

Acné leve: Las pápulas y pústulas pueden aparecer, pero son  pocas y pequeñas.

Acné moderado: Existen un mayor número de pápulas, pústulas y comedones.

Acné moderadamente grave: Existen gran número de pápulas y pústulas, normalmente con lesiones nodulares infiltrantes y profundas. Las áreas de piel afectadas son la cara, el torso y la espalda.

Acné grave: Este tipo sería ya el acné noduliquístico y el acné conglobata que se caracteriza por lesiones nodulares grandes y dolorosas, además de pustulosas, junto con muchas pequeñas pápulas, pústulas y comedones.

 

Tipos de Acné.

Desde el punto de vista de sus manifestaciones, podemos distinguir estos tipos de acné:

Acné vulgar: Se caracteriza por la presencia de comedones, pápulas, pústulas, quistes y nódulos en cara cuello parte superior del tronco y hombros. Es el típico de los adolescentes, y según la intensidad de las lesiones se habla de varios tipos. 

  • Acné comedón o Comedoniano: Sólo aparece la seborrea de la piel con numerosos comedones. Es la forma más leve.
  • Acné papuloso: Gran cantidad de comedones muchos de ellos inflamados. No aparecen o lo hacen en pequeño número las lesiones con pus.
  • Acné atrófico: En ocasiones un acné papuloso, sobre todo si es muy intenso, evoluciona dejando pequeñas oquedades y cicatrices en la piel.

Acné conglobata (Conglobato= pelotas o masas redondas): Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones de gran tamaño, algunos de ellos dobles o triples, grandes abscesos con fístulas que los comunican entre sí, quistes y nódulos inflamatorios. La supuración es frecuente y en ocasiones abundante. En ocasiones se presenta asociado con otras enfermedades al parecer debido a un defecto del sistema inmunitario.

Acné premenstrual: Se refiere a las lesiones de acné que aparecen o empeoran durante el período previo a la menstruación en las mujeres. Se debe a las modificaciones hormonales que se producen en este período del ciclo menstrual.

Acné Neonatorum, o acné del recién nacido. Son lesiones papulo-pustulosas que aparecen en pequeño número en la cara en las primeras 48-72 horas de vida. Al parecer relacionadas con la progesterona materna en la sangre del recién nacido.

Acné queloideo: Se caracteriza porque las cicatrices residuales se engrosan formando queloides. Es más frecuente en la razas negra y oriental.

Acné tropical: Variedad especialmente intensa de acné que se da en las regiones tropicales con clima cálido y húmedo. Se caracteriza porque afecta predominantemente espalda, nalgas y muslos, respetando la cara.

Acné por contacto: Se debe al contacto con la piel, de forma voluntaria o involuntaria, de sustancias que favorecen la formación de comedones. Es el caso de los trabajadores de algunos sectores industriales que están en contacto con hidrocarburos clorados (cloracné), aceite de petróleo o resinas. También es el caso de la utilización de cremas, maquillajes, aceites e incluso filtros solares (acné cosmética).

Acné iatrogénico: Es el originado como consecuencia de los efectos secundarios de determinados fármacos (RAM). El ejemplo típico es el de los corticosteroides (acné esteroideo), pero puede ser producido por otros fármacos como los anabolizantes y androgénicos, bromuros, glucocorticoides, yoduros, isoniacida o anticonceptivos orales.

Acné rosácea: Aún cuando durante mucho tiempo se ha considerado como una forma de acné, sus características clínicas y anatomo-patológicas le dan la consideración suficiente como para considerarla una entidad aparte: la rosácea.

Acné quístico: Forma más grave de acné con comedones, pápulas y pústulas y, especialmente, nódulos inflamatorios, abscesos dolorosos indurados y quistes con costras ocasionales con sangre.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Acumulación de células muertas en la piel.

Estrés, impulsado por descargas de las glándulas suprarrenales.

Exposición a altos niveles de compuestos de cloro.

Actividad hormonal.

Glándulas sebáceas hiperactivas.

Bacterias en los poros.

Efectos secundarios de algunos medicamentos.

Embarazo.

 

 

 

Referencias y Bibliografía:

  • Webster G (31 de agosto de 2002). «Acne vulgaris.». BMJ325 (7362):pp. 475-479. PMID 12202330.
  • Carey, Charles y colab. Manual Washington de Terapeútica Médica. Editado por Masson SA. Décima edición en español, 1999. Barcelona, España.
  • Falabella F, Rafael y colab. Dermatología. Editado por la Corporación para las Investigaciones Biológica. Cuarta Edición, 1994. Medellín, Colombia.
  • Poyner Tomas. Enfermedades Cutáneas Comunes. Editado por J&C Ediciones Médicas. Primera Edición, 2001. Barcelona, España.
  • Carrasco, F. Diccionario de Ingredientes Cosméticos. Editado por www.imagenpersonal.net Cuarta Edición, 2009. Málaga, España.