Cáncer. Historias reales

Cáncer. Historias reales

Cáncer. Historias reales

Lo que tenemos que soportar cuando caemos enfermos.

Mi nombre es Emilio y tengo 63 años. Lo que voy a contar espero que le sirva de referencia tanto a quien administra los protocolos de la Sanidad Pública, a los profesionales de la salud que aunque sean muy buenos médicos son muy malos psicólogos y a personas que están padeciendo lo mismo que yo los cuales, sin duda se se1ntirán identificados con la situación.

Mi historia comienza hace 14 meses. Un buen día por la mañana comienzo a sentir dolor en las costillas. Siempre he sido un hombre de creer en la medicina tradicional y por lo tanto acudí a ella al comenzar mis primeros síntomas. Mi médico de familia, el cual estaba literalmente “abarrotado” de pacientes en la sala de espera, me recibió y preguntó, sin moverse de su silla: qué era lo que sucedía. Le conté lo que estaba sintiendo: dolor que comenzaba en el esternón y daba la vuelta por mis costillas hasta alcanzar la espalda. Además de encontrarme débil y sin demasiadas ganas de comer.

Me hizo algunas preguntas de rutina, tales como si me había dado un golpe, si había tenido tos, si había tenido fiebre. A todas ellas contesté con un NO. Entonces y sin hacerme exploración alguna – lo cual no me extraña pensando en todos los pacientes que aquel hombre tenía aún por ver acumulándose en la sala de espera- me dijo que probablemente se tratara de una artrosis que me estaba afectando a las costillas. Estaba con bastantes kilos de más (98 Kg) y él sabía que yo había trabajado en una cadena de montaje y ello había requerido intensos esfuerzos físicos durante años. Sin duda, valoró esto y pensó que podría muy bien ser la consecuencia de aquel tipo de trabajo laboral y de mi corpulencia física. Me recetó antiinflamatorios y me dijo que volviera a verle a los 15 días. Rigurosamente hice lo que él me había indicado, pero aquellos síntomas no desaparecían. Es cierto que cuando los tomaba, el dolor disminuía su intensidad durante unas 4 horas; pero después reaparecía incluso con una mayor intensidad.

Volví a su consulta en la fecha fijada y de nuevo encontré su consulta con una cantidad de gente que más pareciera que aquello era la oficina de desempleados que la sala de espera de un médico. Es decir que aquel hombre tenía que ver, valorar, diagnosticar y recetar a todos aquellos pacientes en un tiempo record. Como yo no había sido un hombre enfermizo, desconocía todos los procedimientos y abusos que hace la Seguridad Social pública, tanto con los médicos como con los pacientes. Al entrar en esa rueda, me fui enterando de que en algunos casos a los médicos se les obliga a visitar un número de pacientes mínimo –que quien les manda, estipula bajo su criterio de oficina- en 3 ó 4 horas. Consecuencia: Médicos inconformes que reconocen no tener el suficiente tiempo para hacer su trabajo bien y pacientes mal valorados.

Cuando me tocó mi turno y entré, me preguntó por mi estado, si el dolor había remitido y ya me encontraba mejor. Le dije que no solo no me encontraba mejor sino que además había comenzado a sentir molestias en el estómago y dolor de cabeza. Me dijo que haríamos unos análisis y que continuara con los antiinflamatorios más un protector gástrico que me iba a recetar. Nos volveríamos a ver cuando ya tuviera los resultados. Al salir de su consulta debía pedir en la recepción de aquel centro una fecha para realizar el análisis.

Otra vez una cola de gente de mucho cuidado; todos estábamos allí para solicitar diferentes consultas y pruebas. Después de más de 40 minutos me atendieron y cuando vi la fecha que me habían fijado pensé: “espero no tener nada grave porque de lo contrario lo tengo crudo”. Me había dado fecha para dentro de 30 días. Hay que decir que a ello se le deben añadir al menos otros 10 días más, hasta que las pruebas se hayan completado y el médico recibe los análisis. En definitiva, me quedaba así hasta dentro de 40 días más.

Los días iban pasando y yo cada vez me sentía peor. El dolor había aumentado y los antiinflamatorios ya no me hacían nada, ni siquiera disminuirlo. Pase de tener pocas ganas de comer y tener que hacerlo por pura obligación. Me di cuenta que estaba bajando de peso lentamente porque el cinturón de mi pantalón cada vez tenía que ponerlo en un agujero menor. También me percaté de que cuando hacía deposiciones, éstas parecía que tenían aceite mezclado con ellas. La vedad es que estaba ya bastante preocupado y ansioso porque llegara el día de la consulta. Por fin llegó. Cuando me vio entrar en su consulta, por su expresión tuve la certeza de que mi aspecto le preocupaba. Le relaté como sentía y todos los síntomas que además de los anteriores, se habían ido añadiendo. Me dijo que en los resultados del análisis se mostraba que mis niveles de glucosa y de hemoglobina glucosilada, estaban muy alterados. Tenía que ponerme un tratamiento para intentar reducirlos. Por lo tanto había que hacer dieta severa –me la dio escrita en un folio-, caminar todos los días y bajar de peso. Además iba a enviarme a un especialista en endocrinología.

Como expresar lo que sentí: Me aconsejaba bajar de peso; pero si esto ya estaba bajando sin yo proponérmelo. Me decía que tenía que llevar una dieta severa; pero si no tenía ganas de comer. Me pedía que caminara todos los días, al menos 1 hora; pero si estaba cada día más débil. Me dejaba un tratamiento que no me había mejorado en nada, me ponía otras pastillas para la diabetes y ahora, me remitía a un especialista. No entendía nada.

Tenía que volver a aquel mostrador de recepción a pedir cita con el especialista. Me pidieron mi teléfono diciéndome que me llamarían para darme día y hora en el Hospital General. Ciertamente me llamaron a los dos días para decirme que podía acudir a esa consulta 6 meses más tarde a los 12.00. Me quedé petrificado, realmente me estaban diciendo que tenía que esperar en mis condiciones físicas, 6 meses para que otro médico me escuchara.

Yo estaba ya jubilado desde hacía 3 años debido a restricciones laborales en la empresa donde trabajaba. Por lo tanto mis ingresos mensuales eran escasos como para pensar en acudir a médicos privados. Toda mi vida había cotizado a la Seguridad Social ya que comencé a trabajar desde que tenía 18 años. Sin embargo eso no contaba para nada, no me quedaban muchas opciones: o me aguantaba y seguía degenerándome o intentaba que otros me ayudaran. Conseguí una cita con un endocrino particular en pocos días y por supuesto acudí esperanzado y ansioso por resolver el problema. En este caso no había colas de gente, el trato con la enfermera era de lo más cordial y amable. La sala de espera estaba limpia, había revistas para entretenerte mientras esperabas y los asientos eran muy cómodos.

Cuando entré en su despacho el médico se levantó y me estrechó la mano. Comencé a explicarle desde el principio, cuando me habían comenzado los síntomas, como me sentía, lo que el médico de familia me había recetado y su posible diagnóstico. El doctor me escucho con suma atención y me solicitó el análisis que me habían realizado; a lo cual tuve que responderle que se lo habían quedado allí y yo no tenía copia alguna de él. Me pidió que me tumbara en una camilla y me abriera de camisa. Me exploro, tomo la tensión, auscultó, me miró los lagrimales de mis ojos, palpó el cuello, me peso y me hizo una prueba de glucosa con una tira reactiva. El azúcar en ese momento estaba en 325. Me realizó un buen número de preguntas de todo tipo, alimentación, otras enfermedades anteriores, costumbres, trabajos y antecedentes familiares.

Después de todo esto me dijo que precisaba hacer un hemograma completo y una ecografía abdominal. Le pregunté cuánto dinero me iban a costar esas pruebas y él me dijo que aproximadamente serían unos 300 €. Yo sabía que aquello me iba a costar tener problemas económicos al menos durante 2 meses, pero merecía la pena si por fin encontraba una solución. hr3Por lo tanto así lo hice y en 15 días el médico tenía en su mesa los resultados de ambas pruebas. Yo ya llevaba casi 3 meses padeciendo y cada vez me sentía peor. Me dijo que en la ecografía se mostraba una sombra que había que saber de qué se trataba. En los análisis de sangre, las defensas del organismo habían disminuido y los niveles de glucosa estaban muy altos, por cual recomendaba realizar otra serie de pruebas más específicas y por supuesto con unos precios para mí imposibles de pagar de una pensión. Consecuencia: Volvía a estar en manos del Estado.

Cuando el médico de familia volvió a verme 1 mes más tarde, solicitó con urgencia que el especialista me recibiera. Debo decir que esto aceleró bastante la burocracia y 1 mes más tarde por fin pude lograr que me viera. Comenzó por solicitar un TAC, una ecografía y otros análisis de sangre. Tenía que volver cuando los resultados estuvieran. Solo les puedo decir que para hacerlas tardé otros 2 meses más.

Cada día estaba más débil. Desde el principio de mi enfermedad había perdido ya 18 kilos. Tenía intensos dolores que solo se aliviaban cuando me inclinaba hacia delante y no siempre. Me habían cambiado los analgésicos pero éstos no me hacían gran cosa. Por las noches, atacaba el dolor de firme y no podía conciliar el sueño. Solo quería estar en la cama sin ruido ni luz. Yo vivía solo desde que mi esposa falleciera de cáncer hacía 15 años. Mis hijos, ya mayores no vivían en la ciudad donde yo resido y cuando hablábamos por teléfono yo no quería preocuparles contándoles mis problemas. Así pues, estaba llevando aquella situación como Dios me ayudaba.

 

Cáncer de páncreas…

Cuando por fin los resultados llegaron yo estaba muy deteriorado. Había perdido ya 27 kilos. Me senté delante del especialista y este sin más preámbulos me espetó: Es muy posible que usted tenga cáncer de páncreas. Por supuesto, tenemos que asegurarnos realizando una biopsia. Ustedes no se imaginan el jarro de agua helada que sentí como me caía encima. No podía ser cierto lo que aquel hombre me estaba contando con semejante frialdad. Cuando por fin me repuse, le pregunté que si realmente tenía cáncer de páncreas ¿cuánto me quedaba de vida?. Utilizando el mismo tono de voz me contestó que no sobrepasaría los 3 meses. Añadió que aunque resultara duro lo que me estaba diciendo, él era partidario de decirlo al paciente porque pensaba que tenía derecho a saberlo. Ciertamente es así; sin embargo creo que hay otras maneras de dar semejante noticia. Pienso realmente que una de las asignaturas pendientes de los médicos es la psicología. Yo no lo hice, creo firmemente en Dios y de echo estoy aún aquí; pero quizás otras personas tomaran la decisión de suicidarse para no pasar por el infierno que supone tener un cáncer y más de páncreas.

Por otra parte, entiendo que quizás si se me hubiera detectado antes; sí en lugar de hacerme esperar tanto tiempo para realizarme pruebas que ahora soy consciente de que se pueden tener en 48 horas, esto no estaría pasando. Me hubieran dado más oportunidades de vivir.

Tenemos una ingente cantidad de médicos, enfermeras y especialistas que están sin trabajo. Grandes edificios que están cerrados, cayéndose por falta de mantenimiento y uso que podrían ser aprovechados para atender a personas que durante toda su vida han aportado parte de su trabajo, esfuerzo y dinero a este país que ahora los olvida utilizando una burocracia interminable.

Ahora sé con certeza que tengo un carcinoma de páncreas y no se puede hacer nada, tan solo esperar la muerte.

Emilio.

¡Comparte salud y conocimiento!
Consejos prácticos

Consejos prácticos

Artrosis.

La artrosis, también conocida como enfermedad degenerativa articular, es el tipo más frecuente

de afección de las articulaciones. Se caracteriza por el desgaste progresivo del cartílago (la almohadilla),

que hace que los huesos tiendan a juntarse, causando una limitación de los movimientos, crujidos, deformidad y,

a veces hinchazón en la articulación dañada.

Las articulaciones más afectadas son las caderas, las rodillas, las vértebras lumbares inferiores y las

cervicales, y las articulaciones de los dedos de las manos. Además las articulaciones están suavizadas por una

sustancia llamada líquido sinovial que hace las funciones de almohadilla para evitar las fricciones que de

otra forma tendrían que soportar cada una de nuestras articulaciones. Pues bien en estos casos, cuando nuestro

cuerpo no repone las proteínas al ritmo que las gasta, sucede que estas almohadillas se vuelven rígidas o por

el contrario se debilitan perdiendo parte de su contenido y el que queda se convierte en demasiado acuoso para

soportar la fricción del hueso.

En la vida diaria son muchas las cosas que podemos hacer para mejorar nuestra situación.

La experiencia me indica que estas son algunas de las pautas que más ayudan a mejorar el problema:

Ejercicio físico moderado de forma diaria para la Artrosispara la Artrosis

Este debe ser controlado, sin abuso pero continuado,

siendo fundamental para un afectado de problemas óseos, de lo contrario se producirá un

entumecimiento de las articulaciones. El ejercicio más completo y con menos riesgo es la natación,

pero cuidado, a poder ser en piscinas climatizadas para evitar el exceso de frío. Está muy aconsejado en estos casos.

Es necesario mantener el peso adecuado a nuestra edad, sexo y estatura.

Pensemos que el sobrepeso nos supone también un sobreesfuerzo para poder moverlo, y

esto es lo último que necesita un afectado de problemas óseo-musculares.

Deben evitarse los fríos, la humedad y los cambios bruscos de temperaturas

ya que pueden fácilmente provocar inflamaciones articulares.

Deben evitarse las alteraciones del sistema nervioso. Es sabido que el sistema nervioso

puede precipitar la aparición de crisis dolorosas.

No deben realizarse esfuerzos físicos abusivos.

Debemos recordar lo delicadas que están las articulaciones.para la Artrosis

Los baños de sol y mar moderados son muy recomendables.

Estos, si es posible, deben hacerse diariamente.

El descanso apropiado es necesario, un mínimo de 8 horas es lo recomendable.

El organismo debe descansar lo suficiente como para poder recuperar las energías

necesarias para que nuestras defensas sean lo más activas posibles.

Jamás debe ponerse el paciente de rodillas ni mantenerlo a pie firme.

Pensemos que todo nuestro peso recae sobre nuestras piernas.

Utilizar zapatos cómodos con suela acolchada para facilitar el movimiento.

Estos nunca deben ser de tacón fino, sino más bien de tacón ancho y no demasiado alto.

Se deben vigilar los niveles de ácido úrico.

Esto es muy importante, si el ácido úrico está elevado, la persona tendrá una mayor predisposición a las crisis.

Si está afectada a la columna vertebral, se deberá dormir en un somier rígido y almohada baja.

La columna debe estar lo más recta posible.

Se debe evacuar diariamente para favorecer la eliminación de desechos orgánicos que intoxican nuestro organismo.

Si la persona tiene un problema de estreñimiento deberá tomar laxantes suaves naturales y llevar la dieta adecuada al problema.

La alimentación adecuada al problema que nos ocupa es totalmente imprescindible.

Si la persona aquejada de este problema sigue las recomendaciones está claro que mejorará o como mínimo se estabilizará.

De lo contrario su situación tenderá a empeorar cada día más.

Los tratamientos con hipertermia dan excelentes resultados.

Las curas termales también dan buenos resultados.

Pulseras de Cobre. En ocasiones, en estas personas, se ha demostrado que no metabolizan adecuadamente el cobre de los alimentos y lo única posibilidad es absorberlo en la piel.

¡Comparte salud y conocimiento!
Plantas medicinales

Plantas medicinales

ACIANO  planta medicinal(Centaurea Cygnus L.)

Otros nombres: Aciano. Aciano menor. Aldiça. Aldiza. Aziano. Azulejo. Azulejos. Azuleño. Azulina. Azulines. Azulón. Azulones. Baleo cabezudo. Botoncillo. Bracera. Bracero. Cabezudo. Cabezuela. Ciano. Clavel. Clavel de San Juan. Claveles. Clavelina. Clavelones. Clavelones azules. Coronilla. Cyaneo. Cyano silvestre de color torquesado. Escobilla. Escobilla ordinaria. Escombra. Flor celeste. Flor celeste andaluza. Flor celeste de sembrados. Flor de cielo barbada. Flor de cielo castellana. Flor de cielo española. Flor de cielo montañesa. Granera. Heno blanco. Hojera. Liebrecilla. Lindita. Linditas. Ojeras. Papaver espumoso. Peranzules.

Familia: 

Asteráceas.

Descripción:

Planta herbácea que crece en los bosques, los bordes de caminos y carreteras y otras zonas

alteradas que crece en numerosos países y continentes, excepto África.

Es una planta herbácea anual, rara vez bienal, de raíz axial, que llega a medir un metro de altura.

Tiene tallos recios y ramificados en la parte superior, no alados, algo angulares y cubiertos de vellosidad lanuginosa.

Las hojas, también algodonosas, las basales más o menos arosatadas, con o sin lóbulos agudos, son lineares

y con nerviación longitudinal y están dispuestas de forma alterna en el tallo.

El involucro es acampanado, de 12–16 mm; sus brácteas en 4- filas son verdes-parduzcas, oblongas las

internas – a menudo teñidas de púrpura – y ovaladas las exteriores; estas últimas tomentosas, con apéndices

laterales blancos a negros, membranáceos, y fleco apical escarioso decurrente con dientecitos triangulares.

Los flósculos perífericos, estériles, son de color azul más o menos intenso – o blancos – y prácticamente 2 veces

más grandes (20-25 mm) y vistosos que los interiores (10-15 mm), de un azul-violáceo más profundo, y tubos

de los dos tipos de color blanco. Los unos como los otros son muy poco numerosos.

Receptáculo plano o convexo, con escamas lineares, blanquecinas. El fruto es un aquenio medio-centimétrico,

algo velludo, de color paja o azulado o con estos dos colores, que lleva eleosoma y con un vilano de numerosas

cerdas rígidas y agudas de tamaños desiguales.

Sustancias activas: 

Colorante azul, taninoprincipios amargoscera, antocianinas, flavonoideslactonas, polisacáridos

(mucílagospectinas), alcaloides indólitos y sales minerales (10%).

Partes de la planta de uso médico: Toda la cabezuela, con frecuencia solamente los flósculos

marginales y tubulares. Alguna vez de forma especial, la parte aérea de la vegetación.

Propiedades: Existen diferentes campos de acción en esta planta; unos aceptados por la medicina tradicional

y otros solo por la popular. Estos son algunos de los beneficios que podemos encontrar con el uso de esta planta:

Indicaciones: Estas son algunas de ellas:

aciano planta medicinal

 

Como remedio casero: Se utiliza para tratar:

Contraindicaciones y Efectos secundarios: No se conocen.

¡Comparte salud y conocimiento!
Curiosidades

Curiosidades

Hamburguesas de laboratorio.

Una hamburguesa hecha de músculo de vaca cultivado en el laboratorio fue

cocida, servida y consumida en Londres el día de ayer, en una extraña demostración

de lo que podrían ser los alimentos del futuro.

Según las tres personas que la probaron, la hamburguesa estaba seca y le faltaba un poco de sabor.

Uno de los degustadores, Josh Schonwald, que vive en Chicago y es autor de un libro

sobre el futuro de la comida,dijo que el bocado completo tiene el sabor de una

hamburguesa convencional, pero que la carne sabía a torta proteica-animal.

Pero el sabor y la textura no tenían nada que ver con la prueba.

El evento, organizado por una empresa de relaciones públicas y transmitido en vivo por Internet,

tuvo por objeto concientizar sobre la importancia de seguir financiando la investigación de la así

llamada carne cultivada in vitro.

Los impulsores :

Los impulsores de la idea, incluido el doctor Mark Post -el investigador holandés que creó la

hamburguesa en la Universidad de Maastricht-,dicen que la carne de laboratorio podría proveer

de proteína de alta calidad a la creciente población

del planeta sin los problemas relacionados con la producción convencional de ganado,

como las cuestiones ambientales  o de sanidad animal.curiosidad las Hamburguesas

Neil Stephens, sociólogo de la universidad galesa de Cardiff que ha estudiado el desarrollo de la carne

cultivada y que asistió a la degustación, dijo que el evento concitó enorme interés.

Lo más excitante será ver los resultados de la prueba, dijo.

Post, uno de los pocos científicos que se especializan en este campo de trabajo,

dijo que la investigación es todavía incipiente y que probablemente falten 10 años o

más para que la carne cultivada in vitro sea comercialmente viable.

Uno de los principales problemas por resolver es reducir el costo:

estimó que si pudiese aumentarse la producción la carne cultivada como la utilizada

para la hamburguesa de prueba costaría más de 100 dólares el kilo.

El proyecto para fabricar esta única hamburguesa y un poco más de tejido para la prueba

costó 325.000 dólares.

Ayer se supo que quien pagó por el experimento es Sergey Brin, uno de los fundadores de Google.

Post dijo que Brin se involucró en el proyecto básicamente porque comparte nuestra misma preocupación

por la sustentabilidad de la producción de carne y el bienestar animal.

La carne

La carnefue producida utilizando células madre -o sea, células básicas indiferenciadas que pueden convertirse

en diferentes tejidos- extraídas del músculo del cuello de una vaca. Las células fueron cultivadas en una solución de

nutrientes y colocadas en cápsulas de Petri, donde se multiplicaron y formaron diminutas tiras de tejido muscular.

Para hacer la hamburguesa en cuestión se usaron 20.000 de esas pequeñas tiras, así como migajas de pan, sal y

un poco de colorante natural.

La carne resultante -que no contiene grasa- fue freída en abundante manteca por un chef inglés y presentada sobre

un pan de hamburguesa con lechuga y tomate al doctor Post, a Schonwald y a Hanni Rützler, un científico austríaco

especializado en alimentos. Los ruegos de los periodistas y otros asistentes para que se les permitiera probarla fueron

rechazados por el doctor Post, porque, según dijo, no alcanzaba para todos.

Después de probarla, Post aseguró estar muy contento con la hamburguesa, aunque reconoció que la ausencia de grasa

constituye un problema. Estamos trabajando en eso, señaló, antes de agregar que fue un muy buen comienzo.

Demostramos que puede hacerse.

Estudios recientes han mostrado que producir carne cultivada en fábricas podría reducir enormemente el

consumo de agua, tierra y energía, así como las emisiones de metano y otros gases de efecto invernadero,

en comparación con la producción convencional de carne proveniente del ganado.

Dependiendo de cómo se obtengan las células madre, no sería necesario matar ningún animal para fabricar la carne.

Cuando se le preguntó si cree que la carne cultivada puede resultar atractiva para los vegetarianos,

Post dijo que los vegetarianos deberían seguir siendo vegetarianos, porque eso sigue

siendo lo mejor para el medio ambiente.

Su objetivo:

dice Post, es que quienes comen carne puedan seguir comiendo carne de manera ética y sustentable.

Inicialmente, la degustación estaba programada para hace unos meses, pero debió postergarse, dice Post,

porque necesitaban cultivar más tejido para la prueba.

El doctor Stephens dijo que, a pesar de la demora, lo que han logrado es una especie de hazaña.

Producir tanta cantidad de tejido está más allá de las posibilidades de cualquier otro científico que

actualmente trabaje en este campo de investigación, afirmó.

Referencias:

http://www.lanacion.com.ar/1607948-hamburguesas-de-laboratorio-a-degustar-los-alimentos-del-futuro

¡Comparte salud y conocimiento!
Remedios Caseros I

Remedios Caseros I

Remedios Amigdalitis

Remedios para las amígdalas,estas son  dos masas de tejido ovales, carnosas y grandes que se encuentran en la pared lateral de la orofaringe, a cada lado de la garganta que ayudan a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo. Ellas contienen células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección. La amigdalitis es la inflamación de una o ambas amígdalas palatinas, generalmente causado por virus o bacterias.

Podemos distinguir entre:

Amigdalitis aguda: Es una inflamación de las amígdalas palatinas causada por EBGA. Debe tratarse a tiempo o de lo contrario puede producir infecciones generalizadas y amigdalitis bacteriana crónica y permanente.

Amigdalitis crónica: Tiene varias formas de repetición, hipertrofia de amígdalas palatinas, amigdalitis de repetición y amigdalitis caseosa.

Las adenoides o amígdalas faríngeas o vegetaciones son unos ganglios linfoides situados cerca del orificio interno de las fosas nasales, en el techo de la nasofaringe, justo donde la nariz se une con la boca y forman parte de las amígdalas. Forman parte del sistema inmunológico del cuerpo y tienen la función de detectar los gérmenes y fabricar anticuerpos.

Composición Nº 1:

 Requesón.Remedios

En las inflamaciones de garganta las compresas frías a veces son más eficaces que las calientes: los paños húmedos fríos, o los apósitos de Requesón bien frío, alivian la inflamación y el escozor.

Posología: Generalmente, 3 ó 4 veces al día, aproximadamente de 15 minutos de duración.

Contraindicaciones. Efectos secundarios: Al ser de uso externo, no presentan efectos adversos.

Composición Nº 2:

Ajo + Leche.

Posología: Se coge una cabeza de Ajos, entera, se le saca la cáscara del exterior solamente y se hierve, lentamente, en ¼ de litro de leche hasta que se quede en la mitad. Se toma al acostarse.

Contraindicaciones y Efectos secundarios: Si hay un exceso de mucosidad, no debe emplearse la leche. Intolerancia a cualquiera de los componentes.

Composición Nº 3:

Naranja + miel + leche + limón.

Posología: A un litro de jugo de naranja, añadirle 6 cucharadas de miel de abejas, 6 cucharadas de leche descremada (preferiblemente de soja) y el zumo de medio limón.

Mezclar y tomar a lo largo del día.

Contraindicaciones. Efectos secundarios: No se conocen, salvo intolerancia a cualquiera de sus componentes. Las personas con intolerancia a la lactosa deben evitar el uso de la leche. Las personas con gastritis y/o esófago de Barrett deben evitar el uso del limón.

Composición Nº 4:

Puerros.

Posología: Poner a hervir en agua suficiente, 4 puerros durante aproximadamente, 30 minutos. Tomar el caldo resultante, a lo largo del día.

Contraindicaciones. Efectos secundarios: Intolerancia al componente.

Composición Nº 5:

 Clara de huevo + limón + miel.

Posología: Generalmente, se tomará 1 en ayunas y otra a media tarde, hasta que los síntomas hayan desaparecido.

Contraindicaciones y Efectos secundarios: Intolerancia a cualquiera de los componentes. Las personas con gastritis y/o esófago de Barrett deben evitar el uso del limón.

Composición Nº 6: Piña.

Posología: Generalmente, 1 rodaja, 2 veces al día.

Contraindicaciones. Efectos secundarios: Intolerancia al componente.

Remedios

¡Comparte salud y conocimiento!
Recetas de cocina

Recetas de cocina

Receta de cocina – Cóctel de Champiñones con Berros

Receta de cocina .El mayor beneficio de los champiñones sobre la salud radica en la ergotioneína, un aminoácido de receta de cocina champigñonesorigen vegetal que abastece de energía (ATP) a las mitocondrias celulares, aumentando el grado de eficacia con que el oxígeno interviene en el metabolismo. El resultado es una mayor producción de CO2 y menor fabricación de ácido láctico. A la par, la ergotioneína actúa en el organismo como poderoso antioxidante, cuyos efectos son particularmente apreciables en el hígado, el cristalino de los ojos y los glóbulos rojos (protege a la hemoglobina de la oxidación).Son bastante ricos en las vitaminas B1, B2, B3 y B9. En cuanto a minerales se refiere, lo más significativo es su aporte en selenio, lo que le confiere propiedades antioxidantes. Pero también contiene dosis importantes de potasio, magnesio, fósforo y hierro.

En cuanto a los berros contienen gluconasturnina, un glicósido de esencia de mostaza, aceite esencial con aceite feniletílico, potasio, hierro, arsenio, yodo, principios amargos y vitaminas A, C, D y E.

Receta.

Ingredientes para 4 personas.

1 Kg de Champiñones.

Sal

Aceite de oliva

1 bolsa de Berros.

Para la salsa de nueces:

1 taza de jugo de carne,1 taza de agua,1 cucharadita de Romero,1 cucharadita de Orégano,

1 cucharadita de Tomillo.½ cebolla, pelada y picada finamente.

1 cucharadita de Apio rallado.

6 cucharadas de Nueces picadas.

1 Trufa.

4 granos de pimienta verde.

2 cucharadas de aceite de oliva.

Sal.

Preparación.

1.- Para preparar la salsa de nueces, en un cazo poner a hervir el agua, añadir las hierbas aromáticas, y cuando haya dado todo un hervor, retirar del fuego, tapar el cazo y dejar reposar durante 5 minutos. A continuación, colar y reservar.

2.- Aparte, en una sartén calentar el aceite y sofreír la cebolla junto al apio, la pimienta y la sal, durante 10 minutos. Agregar la cocción de hierbas aromáticas, la taza del jugo de carne, la trufa muy picada y las nueces molidas. Dejar cocer durante unos minutos, hasta que el caldo se haya reducido y esté ligado.

3.- Para preparar los champiñones, éstos han de estar bien limpios y troceados. Se ponen a hervir durante 7 ó 10 minutos. Se retiran del fuego y se ponen escurrir hasta que sequen.

4.- Una vez secos, se colocan en un recipiente en el que previamente habremos puesto una capa de sal en el fondo. Salpimentaremos los champiñones cubriéndolos con aceite de oliva. Lo dejaremos macerar unos 15 minutos.

5.- Cuando ya están macerados, los sacaremos, escurriremos y serviremos con la ensalada de berros, aliñándolo todo con la salsa de almendras.

¡Comparte salud y conocimiento!
Historias reales

Historias reales

Historias reales

Tengo 82 años y no veo mejor forma de contar mi historia que a través de una poesía que describe mi vida pasada y mi vida actual:

¡Qué vida más loca!

Ya no soy aquel hombre de entonces,

el trabajo pa mi está de sobra;

me flaquean las piernas, no puedo, ya no puedo coger la garlopa.

Hoy estoy en el mundo lo mismo, que esos mueles que tien la carcoma;

con el forro del pelo sin pelo;

averiada y perdida la forma.

Hoy estoy ya viviendo en el mundo de propinas;historias reales

los viejos estorban.

Hoy mis hijos me tien como el gato.

Hoy mis hijos me tien de limosna.

Ellos triunfan y beben y danzan

y me riñen por na las bribonas de las nueras que no puen ni verme.

Y los nietos, los pobre, me toman por el coco;

Les pinchan mis barbas

y ni un beso me dan;

a mí que ahora

más que nunca quisiera los besos,

esos besos que saben a gloria;

los que a mí me faltan,

los que a otros les sobran.

¡Es ley de vida!

¡Los viejos estorban!

Cuantos besos que yo les he dao

por las noches al volver de la obra.

Cuántas veces entré de puntillas

porque estaban durmiendo en su alcoba

y con mucho cuidao les besaba sus manitas,

las mismas que ahora, no acarician aquel que por ellos

ha pasao penas mu hondas.

Cuantas veces, rendio del tajo

me he pasao sin dormir, con zozobra,

porque alguno hablaba con fiebre

y le ardían sus manos rosas;

Y yo, con su madre, velando su sueño,

y oyendo sus “ayes”, besando su boca.

Me lastimaba el rodar de los coches,

el ruido del cuco que daba la hora,

y el aire, y la lluvia y en fin,

el aliento me estorbaba

Ya ves tú qué cosas.

Y hoy me escuchan toser y me dicen:

¡Caramba con la tos y que porra!

¡Demonio de viejo, que tos más ladrona!

¡Aquí no hay quien duerma!

¡Cállese y no tosa!

Ya ves tú que contraste de mundo.

Ya ves tú como son las personas.

Hoy el sol es mi amigo del alma,

su calor me da vida, me entona;

más se oculta al ponerse la tarde,

y al ponerse, replican las monjas

sus campanas al toque del Ángelus

Yo, al oírlas, me quito la gorra.

Y aún pido por mis hijos

que al fin son mis hijos,

mi vida y mi gloria.

Y buscando el calor del brasero,

al rescoldo me paso las horas.

Ellos beben y ríen y danzan.

Ellos y ellas alegres la gozan.

Y los chicos diablean y brincan,

Mientras yo en el rincón de mi alcoba,

los escucho y contemplo al rescoldo

que cual yo, tien la vida mu corta.

Y me duermo, y aún sueño con ellos

y los beso al volver de la obra

Y sigo soñando….

¡Dios mío, que cosas sueño!

¡Que me quieren, que no me abandonan!

Y amanece, y me encuentro sin ellos

¡Qué vida más loca!

¡Comparte salud y conocimiento!
Enfermedades

Enfermedades

Colon irritable

Colon irritable. El síndrome del intestino irritable, también conocido como colon irritablecolitis funcional o neurosis intestinal es un trastorno de las vías digestivas bajas, de origen desconocido y que afecta a una gran parte de la población. Es más habitual entre el sexo femenino. Suele aparecer antes de los 35 años y disminuye su incidencia a partir de los 50 años.

No deben confundir la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa con este trastorno; en este caso la estructura del intestino no es normal. El diagnóstico es principalmente clínico.

Existen 3 tipos dependiendo del síntoma que predomina:Colon irritable

SII-D: Cuando el síntoma predominante es la diarrea.

SII-C: Cuando el síntoma que predomina es el estreñimiento.

SII-A: Cuando se alternan ambos síntomas.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Trastornos del sistema nervioso: Bulimia, depresiónesquizofrenia, etc.

Una inadecuada alimentación.

Intolerancia a determinados alimentos.

Padecer otras patologías digestivas como la dispepsia.

Mujeres con alteraciones ginecológicas (dismenorrea).

Abuso de fármacos, tales como antibióticos o antiinflamatorios.

Fibromialgia.

Dolor pélvico crónico.

Abuso de laxantes.

Aunque no en todos los casos, suele haber un historial familiar de cáncer de colon o colitis ulcerosa.

Suele haber un historial personal de pólipos de colon.

Síntomas más frecuentes.

Diarreas.

Deposiciones con esfuerzo y sensación de evacuación incompleta.

Dolor abdominal.

Flatulencias.

Trastornos neurológicos.

Dolor pélvico crónico.

En muchas ocasiones, pérdida de peso.

Aunque no en todos los casos, puede aparecer fiebre.

En algunos casos, aparece un sangrado rectal.

Frecuencia anormal de heces, en muchos casos nocturnas.

Generalmente aparece inflamación y distensión abdominal.

Malestar general.

Suelen aparecer presencia de mucosidades en las heces.

¡Comparte salud y conocimiento!