Uñas

Uñas

Uñas

La uña es una estructura anexa a la piel que crece en las extremidades de los dedos de las manos y de los pies.

La uña junto con el tejido adyacente y la yema de los dedos, constituyen una unidad funcional como órgano del tacto y órgano prensil. Están formadas principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa. Su ritmo de crecimiento varía de un dedo a otro y de una persona a otra. Como promedio crecen unos cuatro milímetros al mes, siendo éste más rápido en las manos que en los pies. Éstas preservan la piel sensible que tienen bajo ellas, sirviendo también para tomar y raspar cosas.

Composición de las uñas

Están compuestas de:

  • Matriz o raíz. Ésta es la parte donde crece la uña, situada bajo la piel en la parte donde se origina la uña.
  • Eponiquio. Es la estrecha franja del pliegue de la piel que parece terminar en la base del cuerpo ungueal. A veces se le llama cutícula.
  • Paronniquio. Es la estrecha franja del pliegue de la piel a los lados de la uña.
  • Hiponiquio. Es el tejido ubicado debajo del borde libre de la uña. Constituye un sello impermeable que protege el lecho ungueal de las infecciones.
  • Cuerpo ungueal. Es la estructura córnea que normalmente conocemos como uña; la porción dura y translúcida compuesta de queratina.
  • Lecho ungueal. Es el tejido conectivo adherente que se encuentra debajo de la uña y conecta con el dedo.
  • Lúnula. Es la parte blanquecina en forma de medialuna que se observa casi siempre en la base del cuerpo ungueal. No todos los dedos la tienen visible. La lúnula es el final de la matriz y, por lo tanto, la parte visible de la uña viva. El resto del cuerpo ungueal se compone de células muertas.

Muchas son las enfermedades que pueden afectarlas; estos son los oligoelementos que las fortalecen.

Oligoterapia Clásica

Bioligo 6: Azufre.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 

Bioligo 9: Silicio.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 Bioligo 8: Magnesio.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 Oligartro 5: ManganesoCobre.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Oligoterapia Secundaria

Bioligo 12: Flúor.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Bioligo 5: Fósforo.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 

Oligoterapia Global

Infoligo F: – Harpagofito- 8 CH.

Composición: ManganesoCobaltoZincCobreMagnesioPotasioLitio.

Posología: Intensiva: 2 – 4, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Mantenimiento: 1 – 2, al día. 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Infoligo D: Cola de Caballo 8 CH.

Composición: FlúorFósforoYodoAzufre.

Posología: Intensiva 2 – 3, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Mantenimiento: 1-2 al día. 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Esta combinación magistral está creada sobre todos los nutrientes necesarios para endurecer y mejorar las uñas, cuando éstas se muestras débiles y quebradizas.

Aminoácidos: Ácido aspártico + Alanina + Arginina + Metionina.

Vitaminas: A + B2 + B6 + B7.

Minerales: Azufre + Manganeso + Zinc.

NOTA: La información que en esta página se da es puramente informativa. Solo su médico puede aconsejarle el tratamiento que usted debe seguir, así como las dosis adecuadas para su caso.

Rd Nattural Saluzvir no se responsabiliza de la automedicación ni del mal uso que de esta información se haga.

¡Comparte salud y conocimiento!
Enfermedades de las Uñas

Enfermedades de las Uñas

uñasLas uñas de las manos y los pies protegen los tejidos de los dedos. Están formadas por capas de una proteína endurecida llamada queratina, que también se encuentra en el pelo y la piel. La salud de las uñas puede ser un indicador de su estado general de salud. Las uñas saludables suelen ser lisas y con un color uniforme. Los tipos específicos en la decoloración de las uñas y cambios en la tasa de crecimiento pueden indicar varias enfermedades pulmonares, cardíacas, renales y hepáticas, así como diabetes y anemia. Las manchas blancas y las crestas verticales son inofensivas.

Los problemas de las uñas que a veces requieren tratamiento incluyen las infecciones por bacterias y hongos, las uñas encarnadas, los tumores y las verrugas. Mantener las uñas limpias, secas y bien cortadas puede ayudarlo a evitar algunos problemas. No se corte la cutícula, ya que puede causar infecciones.

Estas son algunas de enfermedades más conocidas que pueden afectar a las uñas, tanto de las manos como de los pies.

 

ANONIQUIA.

Falta congenita de uña, pude ser unilateral o bilateral, en un dedo o en varios. Puede existir una anoniquia postraumática o posquirúrgica.

.

CELONIQUIA.

Alteración de las uñas, caracterizada por presentar una concavidad de la parte media a manera de escudilla. Las uñas pueden presentar alteraciones por modificaciones del tejido o su forma. Hay casos en que la uña modifica de tal manera su morfología que se constituye en un elemento agresivo para el dedo. En otras el tejido ungueal sufre alteraciones estructurales que terminan alterando también su morfología por concavidad exagerada sin que ello signifique modificaciones del tejido ungueal. Es común observarlas en las uñas de las manos, rara vez en los pies. Las personas que trabajan durante horas con las manos mojadas pueden presentar este tipo de uñas, por reemblandencimiento de la lámina ungueal. La celoniquia puede aparecer en los casos de anemia.

.

ESCLERONIQUIA.

Uña gruesa, muy dura, de color amarillento grisáceo, muy difícil de cortar. Se da en un crecimiento retardado de las uñas y en algunas oportunidades seguidas de una detención del crecimiento del mismo. Puede aparecer como manifestación de enfermedades respiratorias y en los ancianos.

.

LEUCONIQUIA.

Se observan tonos blancos en la uña. Podemos distinguir entre:

Leuconiquia verdadera: La lámina es lisa, de color blanco. Puede ser congénita o adquirida. Puede aparecer en pacientes que trabajan con sal, por intoxicación con arsénico y también puede haber origen traumático.

Leuconiquia parcial: La uña puede aparecer con estrías o puntos, con manchas blancas con diversos orígenes, como cirrosis, lepra, uremia y psoriasis.

.

MACRONIQUIA.

Uñas gigantes consecuentes a macrodactilia. Son uñas gigantes que acompañan a dedos gigantes, como en los casos de acromegalia y gigantismo, por trastornos de la hipófisis.

.

MICRONIQUIA.

Uñas pequeñas, pueden observarse en los casos de cretinismo congénito, por trastornos de la tiroides. Aunque se puede denominar de esta forma la uña epidérmica por su reducido tamaño.

.

ONICOATROFIA.

Desarrollo deficiente de las uñas. Las uñas pueden presentar alteraciones o trastornos carenciales, o insuficiencia de factores nutricios, lo cual determina diversas anomalías. La onipatrofia que tiene lugar en las uñas de los pies se manifiesta con una lámina ungueal desvitalizada, empobrecida con crecimiento lento de tal manera que se han comprobado en la clínica casos en que solamente era necesario cortarlas tres o cuatro veces al año. La uña es blanquecina, rodeada de un tejido pulverulento, el borde libre es dentado e irregular. La onicoatrofia bien puede ser clasificada dentro del grupo de las de afecciones propias de las uñas. No obstante hay casos en que el tejido ungueal no presenta alteración alguna y solamente presenta una reducción de la lámina que puede afectar al dedo.

.

ONICOAUXIS.

Se trata del engrosamiento de la lámina ungueal que puede ser total o parcial. Se presenta como una placa gruesa, de color grisáceo, aunque a veces puede ser amarillenta o amarronada. No presenta estrías, pues se pierden en su interior. La uña no se deforma y el lecho rara vez se encuentra elevado.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Trastornos neuroendocrinos.

Trastornos circulatorios.

Traumatismos.

.

ONICOCRIPTOSIS.

Es una acción traumática del borde del borde de la uña sobre los tejidos blandos con presencia o no de espícula pudiendo ser unilateral o bilateral, dándose con frecuencia en el 1º dedo, tanto en sexo femenino como masculino y a cualquier edad.

Según la evolución la onicocriptosis presenta los siguientes grados:

1º Grado: Cuando es un proceso banal en el que existe una presión dolorosa de la uña en los tejidos blandos, con signos inflamatorios cuando presenta una espicula que puede visualizarse perfectamente y que no ha lesionado los tejidos del rodete ungueal. Clínicamente se presenta con dolor y signos inflamatorios. Si se deja evolucionar sin una atención correcta llega a una onicocriptosis de 2º Grado.

2º Grado: En ella el elemento injuriante ha producido una solución de continuidad en los tejidos blandos circundante.

3º Grado: Aquí la onicocriptosis es la más complicada ya que estamos en presencia de una perionixis (inflamación del perioniquio de la uña). Esto también es llamado paroniquia. Clínicamente el rodete se presenta muy inflamado dando una tumefacción dolorosa, que aumenta considerablemente de tamaño llegando a cubrir parcialmente la uña con separación y acompañado en muchas oportunidades de granuloma.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Dentro de los factores que pueden determinar su aparición, podemos distinguir:

Predisponente:

.- Rodete ungueal demasiado elevado facilita el enclavamiento de la uña.

.- El calzado inadecuado, corto, en punta fina, ejerce una presión lateral sobre el rodete ungueal o un taco muy alto que provoca una sobrecarga en el antepié y por ende en el 1º dedo.

.- Alteraciones estructurales de los dedos, por ejemplo Hallux Valgus en el que se produce la rotación longitudinal y la desviación en abducción en 1º dedo, lo que va a provocar una mayor presión por el apoyo en uno de sus bordes.

.- Morfología de la lamina ungueal, normalmente la uña se presenta suavemente convexa, pero en algunos casos adopta la forma de techo de teja enclavándose casi perpendicularmente en los tejidos y en otros casos la lamina aparece totalmente convexa enclavándose entre sus bordes el lecho ungueal, como es el caso de la uña involuta total o parcial.

Determinante. Mal corte de uña efectuado por el propio paciente o con un técnico poco cuidadoso clínicamente se presenta con los síntomas como calor, dolor, rubor, tumor (Tétrada de Celsius) pudiéndose complicar con la infección tan peligrosa en pacientes diabéticos, así como también con la formación de un granuloma en el rodete ungueal, que es un pequeño tumor inflamatorio, saliente, redondeado, del tamaño de un guisante que sangra fácilmente y muestra una clara estrangulación en una base, con un surco que lo separa de la piel sana circundante.

.

ONICOFIMA.

Engrosamiento de las uñas. El engrosamiento de las uñas puede responder a distintas causas, adoptando las más variadas formas. El engrosamiento puede tener origen en un traumatismo que muchas veces pasa inadvertido, o en un trastorno trófico, puede ser la expresión de enfermedades de distinta etiología. El engrosamiento de la lámina ungueal puede encontrarse en diversas formas clínicas, pudiendo ser:

Engrosamiento virtual: Es la uña que aparenta un engrosamiento, pero es solamente a nivel del borde libre por acumulación de tejido corneo, manteniendo el resto de la lámina su espesor normal.

Engrosamiento real: Es el que compromete a toda la lámina, a excepción de la zona correspondiente a la lúnula.

.

ONICOGRIFOSIS.

Es una hipertrofia de la lamina ungueal que se altera en su morfología (onicoanomalia) de tal manera que puede adoptar distinta forma. Por ejemplo, hacia arriba en forma de cuerno o hacia abajo en forma de garra o también, lateralmente. Presenta estrías transversales, una coloración gris, marrón o amarillenta, también puede presentar manchas marcadas. Puede desgranarse en el tratamiento.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Calzados inadecuados.

Permanencia del paciente en cama durante largo tiempo.

Trastornos circulatorios.

Diabetes.

Artritis en personas mayores.

Traumatismos.

.

ONOCOLISIS.

En este caso se produce la pérdida de continuidad entre la placa y el lecho ungueal. La uña comienza a desprenderse por los bordes hasta llegar a la raíz, produciéndose el desprendimiento total (onicoptosis).

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Infecciones cutáneas como por ejemplo dermatitis o psoriasis.

Alergias.

Hiperhidrosis (exceso de sudor).

Sífilis.

Pinchazos bajo la uña.

Deformaciones que causan superposición de dedos.

Secundaria a una micosis (infección por hongos).

.

ONICOMADESIS.

En este caso se produce un desprendimiento de placa ungueal y pérdida de continuidad con la matriz subyacente. Se observa que comienza a crecer una nueva uña cuando la lamina parcialmente desprendida todavía se adhiere por su segmento distal por el lecho.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Enfermedades febriles.

Septicemia (infección de la sangre).

Neumonía.

Escarlatina.

Traumatismos.

Infecciones cutáneas, tales como psoriasis, eccemas, etc.

.

ONICAMALACIA.

Reblandecimiento de las uñas.

.

ONICOSQUIZIA.

Estado fisurado de las uñas y separación del lecho.

.

ONICOMICOSIS.

Las más frecuentes son las infecciones por hongos tricophytos y candida albicans. Podemos distinguir entre:

Onicomicosis subungueal distal: Comienza la invasión a partir del borde libre atacando en primer lugar la queratina hiponiqueal y desde allí penetra a las partes más blandas de la región intermedia de la uña, se va desplazando hacia la parte proximal. La uña pierde su transparencia, cambia su coloración que puede ser amarilla, amarilla maíz, marrón verde, según la flora asociada. En curso ulterior la lámina aumenta su espesor, se forman láminas como de madera seca que se desmenuzan y se desprenden con un tejido húmedo y seco. El lecho puede encontrarse elevado, la lámina queda tatuada en bandas que van del borde libre hacia la lúnula. Al llegar aquí se ensancha y abarca el resto de la uña, llegando afectarla totalmente, a lo que se denomina onicodistrofia total.

Leucomicosis superficial: Aparece como pequeñas manchas opacas cuyos límites se van uniendo hasta cubrir toda la superficie de la lámina ungueal. En lugar de aparecer con bordes lo hacen con bandas.

Onicomicosis subungueal proximal: Es muy rara, la lesión asienta en las capas profundas de la uña. Comienza con la aparición de manchas en la zona de la lúnula que puede extenderse hacia el borde libre.

.

ONICORESIS.

Uñas quebradisas y débiles.

La uña puede perder consistencia por modificaciones de su tejido en las siguientes situaciones:

  • Reblandecimiento de la uña.
  • Exfoliación o descamación del tejido ungueal.
  • Separación del tejido debido a surcos, fisuras, estrías, etc.

.

ONICOSQUISIS.

División de las uñas con fisuras.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Insuficiencia paratifoidea.

Alteraciones prolongadas en el metabolismo del calcio y del fósforo.

Enfermedades vasculares.

.

PIGMENTACIÓN OSCURA EN BANDAS.

Consecuencia inclusión de melanina en las células de placa ungueal. Se encuentran con frecuencia en individuos de raza negra y a veces progresa con la edad.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Aumento de melanocitos.

Melanoma en la matriz ungueal.

Tumores benignos pigmentarios de larga duración.

.

SURCO DE BEAU.

La uña presenta surcos transversales, pero el tejido ungueal no se encuentra alterado.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Trastornos circulatorios.

Cuadros reumáticos.

Enfermedades febriles.

Infecciones.

Traumatismos.

.

UÑA ANGULAR.

Es un tipo de uña que presenta la lámina ungueal formando un ángulo dorsal. Es característica del segundo dedo aunque puede formarse también en el tercero y cuarto. La uña se levanta en la parte media a lo largo del eje longitudinal constituyendo una giba o ángulo dorsal, como efecto de los dedos vecinos que se apoyan sobre la lámina ungueal. Este tipo de uña es el resultado de superposición de dedos tal como ocurre en el halus valvus en que el primer dedo suele cabalgar sobre el segundo, o el tercero sobre el segundo, en dedos de martillo, etc. La uña angular presenta en su borde libre una prolongación del lecho que muchas veces se confunde con la arista de este.

.

UÑAS en DEDAL.

Es una uña de constitución fibrosa, semejante a un dedal por su forma. Algunas formas de dermatosis pueden incluirla dentro de su sintomatología. Es de tratamiento especializado.

.

UÑA EN GARRA.

Es la uña que adopta una forma encorvada hacia el pulpejo. Recibe esta denominación por la forma en que adopta, pero en realidad se trata de uñas no cortadas en tiempo que al crecer exageradamente se encorvan siguiendo la forma del pulpejo. Es frecuente observar este tipo de uña en los ancianos postrados, con las alteraciones ungueales seniles consecuentes.

.

UÑAS en VÍDRIO DE RELOJ o HIPOCRÁTICAS.

Son redondeadas, convexas, en todo sentido. Se presentan en dedos hipocráticos o en palillo de tambor con cianosis local.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Enfermedades respiratorias.

Malformaciones cardíacas.

Enfermedades del tiroides.

Esclerosis pulmonar.

Tumores malignos del hígado.

Tumores malignos del pulmón.

.

UÑA EPIDÉRMICA.

Está formada por queratina blanda constituyendo una lámina ungueal deformada, de textura débil y blanda. El quinto dedo del pie es el principal exponente de este tipo de uña. La encontramos en la acción mecánica del calzado actuando sobre una uña de hecho pequeña y débil para oponer la resistencia. El calzado predispone los factores causales de la uña epidérmica, asociándose a estados predisponentes debido a cortes defectuosos, exfoliación y descamación de la lámina ungueal, fisuras, perdida de consistencia en los casos de hiperhidrosis, etc. La distrofia puede comprometer la lámina ungueal en forma total o parcial, complicando la lesión, núcleos queratosicos secundarios localizados en pliegues. La uña epidérmica parcial y las consecuentes alteraciones del tejido ungueal, tienen lugar en casi todos los casos, sobre la mitad externa de la uña y la zona del lecho correspondiente. Dos formas son las más frecuentes, las que aparecen en el quinto dedo particularmente en el quinto dedo varo.

Uña epidérmica parcial, compromete a una parte de la lámina ungueal, generalmente a la mitad externa. La porción afectada se presenta con un tejido blando estriado, confundido con una hiperqueratosis marginal, que terminará formando un núcleo queratosico cuya localización preferencial será el ángulo posterior externo de los pliegues peri ungueales. El quinto dedo varo se superpone al cuarto dedo quedando la uña expuesta a la acción mecánica del calzado, lo cual determina la alteración del tejido por compresión. Entre la posición sana de la uña y la modificada queda un desnivel que favorece el desarrollo de hiperqueratosis determinando la depresión del lecho a medida que aumenta el espesor de la misma.

Uña epidérmica total, se presenta como una uña atrófica, blanda, en algunos casos es de dimensiones tan reducidas que el lecho se retrae quedando solamente una ranura o surco transversal. En condiciones normales la uña del quinto dedo ofrece una relativa protección, pues en la mayoría de los casos principalmente en la mujer es una uña mal desarrollada debido a la constante presión y roce del calzado, y en el caso del uso del tacón alto más aún, puesto que el apoyo del dedo se supina quedando comprimida entre el dedo y la puntera.

.

UÑAS ESTRIADAS.

Podemos encontrarlas longitudinales como transversales. Las longitudinales podemos encontrar desde la raíz al borde libre dando el aspecto de sombrero de Napoleón. Cuando presentan varias estrías longitudinales se llama distrofia ungueal de Heller y cuando se acompaña de fragilidad estamos ante una onicorrexis. Las estrías transversales son las de los surcos de Beau; se extienden desde la raíz al borde libre en forma de alitas se generan como consecuencias como un retraso pasajero del crecimiento ungueal provocado por un trastorno orgánico.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Enfermedades cutáneas tales como psoriasis, eccemas, etc.

Microtraumatismos.

.

UÑA INVOLUTA.

En este caso la uña afectada adopta forma de canuto abierto hacia abajo. La lamina ungueal aparece totalmente convexa encerrada entre sus bordes al lecho ungueal que se encuentra elevado. La lámina ungueal puede encontrarse engrosada y es muy frecuente encontrar con esta afección, otra de origen traumático que es la onicofosis. Puede darse en ambos bordes de la uña o en uno solo.

 

Causas y Factores a tener en cuenta.

Trastornos circulatorios.

Deformación de los dedos con rotación o superposición de los mismos.

.


UÑAS TRAUMÁTICAS.

Se observan hematomas subungueales, generalmente a causa de traumatismos más o menos severos de la uña. Éstos provocan el desprendimiento de la uña (onicolisis) o la caída total de la lámina (onicoptosis). Es muy doloroso y si la matriz de la uña no ha sufrido, dará origen a una nueva uña sana. A medida que la nueva uña crece, el hematoma va corriendo hacia delante.

¡Comparte salud y conocimiento!
Uveítis

Uveítis

uveítisLa uveítis es la inflamación de la úvea o lámina intermedia del ojo que se encuentra entre la esclerótica y la retina y por extensión a cualquier tipo de inflamación del ojo. La úvea es la encargada de aportar la mayor parte del suministro sanguíneo a la retina.

Existen 4 tipos diferentes:

Uveítis anterior, llamada también iridociclitis que afecta básicamente al iris y cuerpo ciliar. Es la más común de todas, afectando al iris, córnea y cuerpo ciliar. En ocasiones está provocada por enfermedades autoinmunes aunque en la mayoría de los casos su causa es desconocida.

Uveítis intermedia o parsplanitis, llamada así porque la inflamación afecta a la pars plana que es un área estrecha ubicada entre el iris y la coroides. Generalmente es un proceso leve que no se asociada a ninguna otra enfermedad, aunque se ha observado en enfermos afectados de enfermedad de Crohn y de esclerosis múltiple. En casos especiales puede complicarse dejando depósitos de material inflamado o produciendo pequeñas hemorragias en la pars plana.

Uveítis posterior, en este caso la inflamación afecta a la coroides y en algunas ocasiones se extiende a la retina (coriorretinitis). Este tipo de uveítis puede resultar peligrosa ya que se puede producir pérdida de visión de intensidad variable.

Panuveítis, en este caso se ven afectados por la inflamación los segmentos anterior y posterior del ojo.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

En muchos casos se desconoce su causa, pero en otros se tiene constancia de que está originada por enfermedades sistémicas, toxinas y traumatismos. Estas son algunas de las enfermedades que pueden causarla:

  • Artritis reumatoide.
  • Brucelosis.
  • Herpes simple.
  • Herpes zóster.
  • Enfermedad de Behçet.
  • Sarampión.
  • Rubéola.
  • Enfermedad de Kawasaki.
  • Enfermedad de Eales.
  • Síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada.
  • Enfermedad de Lyme.
  • Esclerosis múltiple.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Leptospirosis.
  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Sarcoidosis.
  • Sífilis.
  • Sida.
  • Toxocariasis.
  • Toxoplasmosis.
  • Tuberculosis.
  • Colitis ulcerosa.
  • Cisticercosis ocular.

 

La uveítis, especialmente sus formas crónicas y no tratadas se ven asociadas con una alta incidencia de complicaciones que ponen en riesgo la visión, tales como:

  • Cataratas.
  • Desprendimiento de la retina.
  • Glaucoma.
  • Hemorragias intraoculares
  • Líquido en la retina (edema macular quístico).
  • Pérdida de visión.

.

Síntomas más frecuentes.

Visión borrosa.

Enrojecimiento del ojo.

Sensibilidad a la luz.

Manchas que se mueven o flotan.

En ocasiones, dolor.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Goldstein DA, Pyatetsky D, Tessler HH. Classification, symptoms, and signs of uveitis. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 32.
  • Goldstein DA, Horsley M, Ulanski LJ II, Tessler HH. Complications of uveitis and their management. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 60.
  • Cunningham ET Jr, Nozik RA. Uveitis: Diagnostic approach and ancillary analysis. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 37.
  • Yanoff M, Cameron D. Diseases of the visual system. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 431.
¡Comparte salud y conocimiento!
Urticaria

Urticaria

urticariaLa urticaria es una enfermedad de la piel que se caracteriza por lesiones cutáneas edematosas, es decir con acumulación de líquido, con contornos delimitados, y un halo enrojecido (eritematoso). Las lesiones tienen una duración de al menos 6 semanas, pudiendo aparecer y desaparecer de forma espontánea. Esta enfermedad afecta al sistema inmunitario del individuo, al alterar el sistema nervioso y permitir que el cuerpo pueda ser afectado por la histamina, que es una molécula biológica categorizada como una amina, involucrada en reacciones inmunes locales y que actúa como un neurotransmisor en el sistema nervioso central.

Podemos distinguir entre:

Urticaria aguda, cuando las lesiones tienen una duración menor a 6 semanas.

Urticaria crónica, cuando su duración es mayor.

Aunque puede aparecer en cualquier edad, hay una mayor prevalencia entre adolescentes y jóvenes. Entre niños y adolescentes la urticaria aguda es más común que la crónica y ésta última es dos veces más frecuente en mujeres que en hombres.

Si no se trata a tiempo, ésta puede ocasionar complicaciones severas como anafilaxia (una reacción alérgica generalizada y potencialmente mortal que causa dificultad respiratoria). La inflamación en la garganta puede llevar a obstrucción de las vías respiratorias potencialmente mortal.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Es una enfermedad que puede aparecer en cualquier edad, afectando más a mujeres que a hombres.

Puede estar asociada al contacto con productos químicos agresivos.

Puede tener asociación con alergias medioambientales, alimenticias y medicamentosas.

Puede tener un origen inmunológico de mecanismo no alérgico.

Puede haber urticarias físicas, provocadas por diversas circunstancias, entre ellas el frío, la sudoración, ejercicio físico, o el roce o contacto con la piel.

Puede estar asociada a estrés emocional.

Puede estar asociada a una transpiración excesiva.

Puede estar asociada a otras enfermedades como lupus, leucemia, enfermedades autoinmunes, etc.

Puede estar asociada a infecciones como mononucleosis.

Puede estar asociada con intoxicación sanguínea.

.

Síntomas más frecuentes.

Pruito intenso.

Coloración roja (vasodilatación) y edematizada en las zonas afectadas.

Las ronchas se pueden agrandar, diseminar y unir formando áreas más grandes de piel plana y elevada.

También pueden cambiar de forma, desaparecer y reaparecer al cabo de minutos u horas. Una roncha verdadera aparece y desaparece. Cuando se presiona el centro de una, ésta se torna blanca. Esto se denomina palidez.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009.
¡Comparte salud y conocimiento!
Uretritis

Uretritis

UretritisHablamos de uretritis cuando la uretra se inflama e irrita debido a diferentes causas, aunque generalmente suele estar ocasionada por bacterias o virus.

La uretra es el conducto por el que discurre la orina desde la vejiga hasta el exterior. Es más grande en los hombres que en las mujeres. 

En las mujeres existe un mayor riesgo el estar en edad reproductiva. En los hombres es más frecuente entre los 20 y 30 años de edad.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Frío.

Infecciones bacterianas o víricas.

Estrechamiento por deformación.

Problemas emocionales.

Expulsión de cálculos renales.

Infecciones relacionadas con prácticas sexuales.

Sensibilidad a químicos utilizados en espermicidas o cremas anticonceptivas.

Tener parejas sexuales múltiples.

Practicar sexo de alto riesgo sin preservativos o sexo anal.

Antecedentes familiares de enfermedades de transmisión sexual.

.

Síntomas más frecuentes.

En los hombres:

Sangre en la orina y en el semen.

En ocasiones, fiebre.

Dolor durante las relaciones sexuales o en la eyaculación.

Sensibilidad, picor o inflamación en el pene o en la ingle.

Secreción del pene.

Dolor al orinar.

.

En la mujer:

Dolor abdominal.

Dolor al orinar.

Escozor al orinar.

Orina muy caliente.

Dolor pélvico.

Fiebre y escalofríos.

Flujo vaginal.

Necesidad urgente de orinar (micción).

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Brill JR. Diagnosis and treatment of urethritis in men. Am Fam Physician. 2010;81:873-878.
  • McCormack WM. Urethritis. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 106.
¡Comparte salud y conocimiento!
Úlceras varicosas

Úlceras varicosas

Úlceras varicosas. La úlcera varicosa o úlcera de éstasis es la perforación del tejido cutáneo debido generalmente a una mala circulación. Estas se producen por una hipertensión distal de una vena varicosa debido a que hay una relantización de la sangre venosa en su retorno por pérdida de carga, entonces se produce un cierre de las anastomatosis arteriovenosas entre vénulas y arteriolas. Llegado a este punto se produce una falta de nutrición y oxigenación de la zona provocando necrosis o muerte del tejido.

 

¿Qué son las úlceras varicosas?

Como consecuencia de todo ello aparecen grandes úlceras que en ocasiones se inflaman e infectan, produciendo supuración, mal olor y dolor intenso.

Una vez que se desencadenan tienden a tener una evolución insidiosa, con dificultad para cicatrizar, gran afectación de la piel circundante y frecuentes recidivas.

Las zonas más comunes de aparición suelen ser en zonas interiores maleolares (tobillos), supramaleolares e inframaleolares.

 

Causas y factores a tener en cuenta en las úlceras varicosas

  • Varices.
  • Mala circulación.
  • Diabetes.
  • Estar muchas horas en pie con poco o ningún movimiento.
  • Vida sedentaria.
  • Insuficiencia valvular superficial.
  • Mayores de 60 años tienen más propensión a padecerlas.
  • Haber padecido flebitis o trombosis venosa profunda.
  • Haber tenido una cirugía ortopédica.
  • Estados de desnutrición.
  • Estreñimiento crónico.
  • Obesidad.
  • Factor hereditario (el 50% de los casos).

.

Síntomas más frecuentes de úlceras varicosas

  • Edemas más o menos discretos.
  • Dolor intenso.
  • Supuración.
  • Mal olor.
  • Inflamación e infección.
  • Se forma una costra blanca alrededor de la herida.
  • La profundidad de la úlcera es cada vez mayor.

 

Oligoterapia clásica

Oligartro-4: ManganesoCobalto.

Posología: Intensiva: 40 gotas, antes de las comidas, 2 veces al día. Sublingual.

Mantenimiento: 40 gotas, 1 vez al día.

 Bioligo 6: Azufre.

Posología: De 1 – 2, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 

Oligoterapia secundaria

En caso de infección

Infoligo B.

Composición: Cobre– Oro- Plata.

Posología: Intensiva: 3 al día, de 30 a 40 gotas antes de comidas. Sublingual.

Mantenimiento: 2 al día, de 30 a 40 gotas antes de comidas. Sublingual.

 

 

Oligoterapia global

Infoligo H: Castaño de Indias.

Composición: ManganesoCobaltoYodoLitioMagnesio.

Posología: Intensiva 2 – 4, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual

Mantenimiento: 1 – 2, al día. 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 

En caso de infección

Infoligo G: Salvia.

Composición: Cobre– Oro- Plata- MagnesioZincManganeso.

Posología: Intensiva: 2 – 4, al día, 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

Mantenimiento: 1 – 2, al día. 10 gotas de cada uno de ellos, antes de comidas. Sublingual.

 

NOTA: La información que en esta página se da es puramente informativa. Solo su médico puede aconsejarle el tratamiento que usted debe seguir,por lo que solo así como  las dosis adecuadas para su caso. Rd Nattural Saluzvir no se responsabiliza de la automedicación ni del mal  uso que de esta información se haga.

 

 

Referencias y bibliografía

  • Versión en inglés revisada por: Michael Lehrer, M.D., Department of Dermatology, University of Pennsylvania Medical Center, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
  • Soldevilla Agreda JJ, Torra i Bou JE, Verdú Soriano J, Martínez Cuervo F, López Casanova P, Rueda López J, Mayán Santos JM. 2º estudio nacional de prevalencia de úlceras por presión en España, 2005. Epidemiología y variables definitorias de las lesiones y pacientes. Gerokomos; 2006, 17(3): 154-172.
  • Posnett, J; Soldevilla JJ, Torra JE. Epidemiología y costo de las úlceras por presión en España. Estudio GNEAUPP 2005. Libro de Abstrac del VI Simposio Nacional de Úlceras por Presión. GNEAUPP. Zaragoza. 2006.

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Úlceras gástricas

Úlceras gástricas

ÚlcerasHablamos de úlcera gástrica o úlcera péptica cuando el tejido normal que recubre el estómago o la primera parte del intestino delgado (duodeno), se rompe. Éstas no tienen por qué ser malignas, aunque sin duda si no las tratamos adecuadamente, evolucionarán hacia algo peor, pudiendo ocasionarnos la muerte por una perforación del estómago.

Se clasifican en úlceras gástricas y úlceras duodenales, siendo éstas últimas las más frecuentes con un predominio mayor entre los varones.

Es importante ponerse en manos de un especialista para su tratamiento ya que de lo contrario podrían darse complicaciones tales como:

Hemorragia digestiva. La hemorragia puede ser masiva y manifestarse en forma de vómitos con sangre (hematemesis), o bien deposiciones de color negro con aspecto y olor característico (melenas). Éstas últimas pueden pasar inacvertidas, pero antes o después provocarán anemia.

Perforación. Es una grave complicación ya que la úlcera atraviesa por completo la pared del estómago o duodeno, con lo que el contenido gástrico entra en contacto con el peritoneo, provocando una peritonitis aguda. En este caso es urgente la intervención quirúrgica.

Obstrucción pilórica. Cuando la úlcera está situada cerca del píloro pueden ocurrir fenómenos de inflamación y cicatrización que originen una obstrucción de esta estrecha zona, dificultando que el contenido del estómago pueda seguir su natural camino hacia el duodeno y el intestino delgado.

Penetración. Se produce principalmente en las úlceras situadas en la cara posterior, las cuales pueden perforar lentamente la pared del estómago o duodeno y penetrar en órganos vecinos como el páncreas, colon, vía biliar y epiplón.

.

Causas y Factores a tener en cuenta:

Infección en el estómago por la bacteria llamada Helicobacter Pylori.

Abuso del alcohol.

Uso regular de ácido acetilsalicílico.

Uso regular de antiinflamatorios.

Tratamientos con radioterapia.

Tabaquismo.

Mala alimentación rica en picantes y excitantes.

Padecer síndrome de Zolliger-Ellison que es una producción anormal de la hormona gástrica.

.

Síntomas más frecuentes:

Hay que tener en cuenta que este cortejo de manifestaciones no siempre están presentes. Algunas personas presentan tan solo un síntoma leve o ninguno. Muchos de estos síntomas son semiologías compartidas por otras afecciones como gastritis erosiva, litiasis biliar, pancreatitis, cáncer de estómago, cáncer de esófago, etc.

.

Dolor abdominal que a veces les despierta en la noche, o bien aparece a las 2 ó 3 horas después de haber comido, en ocasiones empeora cuando el estómago está vacío. Se les puede aliviar al tomar antiácidos o leche, pero reaparece casi enseguida.

Suelen tener digestiones lentas y difíciles, náuseas, vómitos, que en los casos más graves, son con sangre al igual que en las heces, las cuales son negras y malolientes.

Por supuesto pierden peso, se muestran irritables, están pálidos y se fatigan al menor esfuerzo debido a la pérdida de sangre.

Tienen sensación de plenitud después de las comidas.

En ocasiones, dolor torácico.

Reflujo gastroesofágico

Pirosis; es decir sensación de dolor o quemazón en el esófago.

Náuseas.

Vómitos.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Ramakrishnan K, Salinas RC. Peptic ulcer disease. Am Fam Physician. 2007;76(7):1005-12.
  • Chey WD, Wong BC. American College of Gastroenterology guideline on the management of Helicobacter pylori infection. Am J Gastroenterol. Aug 2007;102(8):1808-25.
  • Malagelada JR, Kuipers EJ, Blaser MJ. Acid peptic disease: clinical manifestations, diagnosis, treatment, and prognosis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 142.
  • Lanza FL, Chan FK, Quigley EM: Practice Parameters Committee of the American College of Gastroenterology. Guidelines for prevention of NSAID-related ulcer complications. Am J Gastroenterol. 2009;104:728-738.
  • Harrison Principios de Mediciona Interna, 17ª edicion, McGraw-Hill.
¡Comparte salud y conocimiento!