Fibromas y Miomas

Fibromas y Miomas

fibromasLos fibromas o fibroides son tumores comunes que se desarrollan en edad fértil dentro de la pared del útero o matriz y pueden aparecer tanto en mujeres que han tenido hijos como en aquellas que no han concebido.

Casi siempre los fibromas son benignos y tan solo menos del 0.1 por ciento de los casos se vuelven cancerosos. Los fibromas son más comunes de lo que se cree, afectan a una de cada tres mujeres y aunque pueden aparecer en mujeres de 20 años,  principalmente aparecen entre los 35 y 50 años de edad. En casos muy extraños se han encontrado pequeños fibromas en niñas pre-púberes.

En términos médicos estos tumores se conocen también con otros nombres como mioma, leiomioma, fibromioma o leiomiomata. Estas masas se forman por un crecimiento anormal de las células musculares u otros tejidos y dependiendo del lugar donde se desarrollan se les divide en tres grupos:

Fibromas uterinos submucosos, crecen debajo del recubrimiento del útero.

Fibromas uterinos intramurales, crecen entre los músculos.

Fibromas uterinos subserosos, se desarrollan en la parte exterior del útero.

El tamaño de los fibromas es muy variable, pueden ser pequeños o tan grandes como un embarazo de 5 meses. Algunos se desarrollan en tallos denominados pedúnculos y en general dejan de crecer o disminuyen su tamaño tras la menopausia.

Las complicaciones de los miomas abarcan:

  • Dolor intenso o sangrado excesivamente abundante que puede requerir una cirugía urgente.
  • Retorcimiento del mioma, lo cual causa un bloqueo en los vasos sanguíneos cercanos que irrigan el tumor (se puede necesitar cirugía).
  • Anemia si el sangrado es muy abundante.
  • Infecciones urinarias si la presión del mioma impide que la vejiga se vacíe por completo.
  • Cambios cancerosos, llamados leiomiosarcoma (en raras ocasiones).

En raras ocasiones, los miomas pueden causar infertilidad. Los miomas también pueden causar complicaciones si usted queda en embarazo, aunque se piensa que el riesgo es pequeño:

  • Algunas mujeres con miomas pueden dar a luz en forma prematura, debido a que no hay espacio suficiente en el útero.
  • Se puede necesitar una cesárea si el mioma bloquea la vía del parto o hace que el bebé quede en una posición peligrosa.
  • Algunas mujeres embarazadas que presentan miomas tienen sangrado abundante inmediatamente después de dar a luz.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Aunque se desconoce exactamente su causa, todo apunta a que pueden desencadenarlos factores:

Genéticos.

Ambientales.

Hormonales.

Combinación de todos.

.

Síntomas más frecuentes.

Dolor en el bajo vientre.

Menstruaciones muy abundantes.

Opresión pélvica.

Necesidad de micción constante.

Relaciones sexuales dolorosas.

Sangrados entre reglas.

Infertilidad.

Abortos espontáneos.

Dolor en la parte posterior de las piernas.

Dolor intestinal con acumulación de flatulencias.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Katz VL. Benign gynecologic lesions: Vulva, vagina, cervix, uterus, oviduct, ovary. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 18.
  • Rodriguez MI, Warden M, Darney PD. Intrauterine progestins, progesterone antagonists, and receptor modulators: a review of gynecologic applications. Am J Obstet Gynecol. 2010 May;202(5):420-8. Epub 2009 Dec 23. Review.
  • Moss J, Cooper K, Khaund A, et al. Randomised comparison of uterine artery embolisation (UAE) with surgical treatment in patients with symptomatic uterine fibroids (REST trial): 5-year results. BJOG. 2011 Jul;118(8):936-944.
  • Peddada SD, Laughlin SK, Miner K, et al. Growth of uterine leiomyomata among premenopausal black and white women. Proc Natl Acad Sci USA. 2008 Dec 16;105(50):19887-92. Epub 2008 Dec 1.
  • Van Voorhis B. A 41-year-old woman with menorrhagia, anemia, and fibroids: review of treatment of uterine fibroids. JAMA. 2009;301:82-93.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists. ACOG practice bulletin. Alternatives to hysterectomy in the management of leiomyomas. Obstet Gynecol. 2008;112:387-400.
¡Comparte salud y conocimiento!
Forúnculo

Forúnculo

Los forúnculos, conocido también como divieso, se trata de una inflamación purulenta y focal. Nace directamente a través de la piel y de su correspondiente tejido subcutáneo. Generalmente, en la mayoría de los casos,  la responsable de la aparición de este poco saludable y estético síntoma es la bacteria Staphylococus aureus.

Asímismotambién puede ser provocado por otras diferentes bacterias y hongos presentes en la superficie de la piel. Por ello, la higiene corporal diaria es un imprescindible para este tipo de casos aunque también, como veremos, depende de otros factores desencadenantes.

 

¿Qué son los forúnculos?

El daño al folículo piloso permite que la bacteria penetre en sus tejidos y en los tejidos subcutáneos, infectándolos.

Pueden darse en los folículos pilosos de cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en la cara, el cuello, la axila, las nalgas y los muslos.

Éstos pueden ser individuales o múltiples y, en algunas personas tienen episodios recurrentes con abscesos.

.

Causas y factores a tener en cuenta en los forúnculos

.

Síntomas más frecuentes en los forúnculos

  • Se suele presentar en áreas pilosas y húmedas del cuerpo, cuello, axilas, ingles, piernas, cara, cuello, etc.
  • Presenta inflamación, enrojecimiento y calor.
  • Es doloroso al tacto.
  • Puede variar en tamaño que va desde un garbanzo hasta una pelota de tenis.
  • Puede exudar, supurar o formar costra.
  • En ocasiones produce fiebre y fatiga.
  • Puede desarrollar núcleos blancos o amarillos (pústulas).

 

.

Referencias y bibliografía:

  • Habif TM. Bacterial infections. In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 9.
  • Millett CR, Halpern AV, Reboli AC, et al. Bacterial Diseases. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, et al, eds.Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa:Mosby Elsevier; 2012:chap 74.

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Fisura anal

Fisura anal

Fisura anal. Esta, es un desgarro en la mucosa del ano, por debajo de la línea dentada. La mayoría de ellas ocurren en la línea media posterior.

Son muy comunes en bebés, pero pueden ocurrir a cualquier edad. La tasa de fisuras anales disminuye con la edad y es mucho menor entre niños en edad escolar que en bebés.

La mayoría curan de forma espontánea y no requieren tratamiento médico.

.

Causas y factores a tener en cuenta en la fisura anal

.

Síntomas más frecuentes de fisura anal

  • Ardor.
  • Escozor.
  • Dolor.
  • Sangrado de color rojo vivo.

Referencias y bibliografía

  • Danakas G. Anal fissure. In: Ferri FF, ed. Ferri\’s Clinical Advisor 2008: Instant Diagnosis and Treatment. 1st ed. Philadelphia, Pa: Mosby; 2008.
  • Marcello PW. Diseases of the anorectum. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran\’s Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 125.

¡Comparte salud y conocimiento!
Fibrosis quística

Fibrosis quística

La fibrosis es una enfermedad genética autosómica recesiva predominante de la raza blanca que se caracteriza por la presencia y formación de tejidos fibrosos. La fibrosis se produce por un proceso inflamatorio crónico, lo que desencadena un aumento en la producción y deposición de matriz extracelular.

 

Fibrosis

En su forma más común, una mutación de un aminoácido (falta una fenilalanina en la posición 508) conduce a un fallo del transporte celular y localización en la membrana celular de la proteína CFTR que está localizado en el brazo largo del cromosoma 7, ocupando 180.000 pares de bases: más precisamente, desde el par 116.907.252 al 117.095.950 del cromosoma. Es un gen de gran tamaño, que posee 250 kb y que incluye 27 exones. Fue localizado y secuenciado por mapeo genético.

Este gen codifica la síntesis de un canal iónico de 1480 aminoácidos, una proteína que transporta iones cloruro a través de las células epiteliales, y que controla la regulación de otros transportadores. En las personas con fibrosis quística, esta proteína está ausente o bien se encuentra en proporciones sensiblemente menores a las habituales.

La penetrancia de la enfermedad es variable según el alelo, y a su vez, la expresión del alelo depende del entorno y del genoma de la persona afectada.

 

¿Qué es la fibrosis quística?

La más común es la fibrosis quística (FQ) que producirse en cualquier parte del organismo y desencadenarse por varios factores, heridas, traumatismo, infecciones, etc. Esta enfermedad afecta tanto al sistema respiratorio como al reproductor y el digestivo. Se trata de una grave enfermedad de elevada prevalencia, pudiéndose encontrar el gen que lo causa en una de cada 25 personas. Sin embargo, se encuentra desarrollado en uno de cada 2.500 niños nacidos.

Como hemos indicado anteriormente, es producida por una mutación en el gen que codifica la proteína reguladora de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística. Esta proteína interviene en el paso del cloruro a través de las membranas celulares y su deficiencia altera la producción de sudor, jugos gástricos y moco. La enfermedad se desarrolla cuando ninguno de los dos alelos (cada una de las formas alternativas que puede tener un gen que se diferencian en su secuencia y que se puede manifestar en modificaciones concretas de la función de ese gen) es funcional.

Afecta a múltiples órganos y sistemas, originando secreciones anómalas y espesas de las glándulas exocrinas. La principal causa de morbilidad y mortalidad es la afectación pulmonar, causante del 95% de los fallecimientos, sobre todo por infecciones repetidas originadas por obstrucción bronquial debida a la secreción de mucosidad muy espesa. Otros órganos afectados son el páncreas y en los varones el testículo.

No existe ningún tratamiento curativo, sin embargo son posibles tratamientos que permiten mejorar los síntomas y alargar la duración de la vida. En casos severos, el empeoramiento de la enfermedad puede imponer la necesidad de un trasplante de pulmón. La supervivencia media para estos pacientes se estima en 35 años, alcanzando valores más altos en países con sistemas sanitarios avanzados, por ejemplo en Canadá la duración media de la vida era de 48 años en 2010.

 

Algunas enfermedades más comunes ocasionadas por fibrosis

  • Fibrosis quística del páncreas y pulmones.
    Fibrosis endomiocárdica, Miocardiopatía idiopática.
    Cirrosis es una fibrosis de hígado.
    Fibrosis pulmonar idiopática del pulmón.
    Fibrosis mediastínica.
    Fibrosis masiva progresiva, una complicación de la neumoconiosis en trabajadores en minas de carbón.
    Fibrosis proliferativa.
    Tuberculosis (TB) puede causar fibrosis del pulmón.
    Distrofia muscular de Duchenne.
    Periodontitis crónica.

.

Síntomas más frecuentes de fibrosis quística

La sintomatología de la Fibrosis Quística varía teniendo en cuenta lo siguiente:

  • En función de la edad del individuo.
  • El grado en que se ven afectados órganos específicos.
  • La terapéutica instituida previamente.
  • Los tipos de infecciones asociadas.

 

Esta enfermedad compromete al organismo en su totalidad y muestra su impacto sobre:

  • El crecimiento.
  • La función respiratoria.
  • La digestión.

 

El periodo neonatal se caracteriza por:

  • Un pobre aumento de peso.
  • Obstrucción intestinal producida por heces densas y voluminosas.

 

Otros síntomas aparecen, más tarde, durante la niñez y al inicio de la adultez. Éstos incluyen:

  • Retardo del crecimiento.
  • Advenimiento de la enfermedad pulmonar.
  • Dificultades crecientes por la mala absorción de vitaminas y nutrientes en el tracto gastrointestinal.

 

A la mayoría de los niños se les diagnostica Fibrosis Quística antes del primer año de vida, cuando la mucosidad pegajosa que afecta pulmones y páncreas, comienza a mostrar su impacto. En el tracto respiratorio, esas secreciones sirven como caldo de cultivo para diversas bacterias responsables de infecciones crónicas, con deterioro progresivo y permanente del parénquima pulmonar. Conforme se agrava la condición respiratoria, los pacientes sufren hipertensión pulmonar.

Por otra parte, en el páncreas, el moco obstruye el tránsito de las enzimas sintetizadas por la glándula e impide que lleguen hasta el intestino para digerir y absorber el alimento.

.

Síntomas en enfermedad pulmonar y sinusal

La enfermedad pulmonar resulta del bloqueo de las vías aéreas más pequeñas con el moco espeso característico de la fibrosis quística. La inflamación y la infección producen daño a los pulmones y cambios estructurales que conducen a una variedad de síntomas.

En las etapas iniciales, comúnmente se presentan tos incesante, producción copiosa de flema, y una disminución en la capacidad aeróbica. Muchos de estos síntomas ocurren cuando ciertas bacterias (fundamentalmente, Pseudomonas Aeruginosa) que normalmente viven en el moco espeso, crecen en forma descontrolada y causan neumonía. En estados avanzados de la FQ, los cambios en la arquitectura del pulmón producen dificultades respiratorias crónicas.

 

Otros síntomas  de fibrosis quística

  • Expectoración de sangre o esputo sanguinolento.
  • Dilatación crónica de los bronquios o bronquiolos (bronquiectasia).
  • Elevación de la presión sanguínea en el pulmón.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Sensación de no estar recibiendo suficiente oxígeno o disnea.
  • Insuficiencia respiratoria y atelectasia; podría requerirse soporte ventilatorio.

 

Enfermedades respiratorias y fibrosis quística

Además de las infecciones bacterianas más comunes, las personas con FQ desarrollan con mayor facilidad otros tipos de enfermedades respiratorias. Entre éstas se encuentra la aspergilosis broncopulmonar alérgica, caracterizada por una respuesta de hipersensibilidad ante un hongo (moho) ordinario del género Aspergillus (Aspergillus fumigatus), que agudiza los problemas respiratorios.

Otro ejemplo, es la infección con el complejo Mycobacterium avium (MAC), grupo de actinobacterias emparentadas con Mycobacterium tuberculosis, que puede ocasionar daños mayores al pulmón, y que no responde a la terapéutica con antibióticos convencionales.

El moco en los senos paranasales es igualmente denso y pegajoso, y también puede causar oclusión de los orificios por donde los senos habitualmente drenan, lo cual hace que se acumulen secreciones que actúan como caldo de cultivo para los patógenos antes mencionados.

En estos casos, se pueden presentar dolor facial, fiebre, secreción nasal profusa y cefaleas. En las personas con FQ, a menudo se observa crecimiento sobreabundante de tejido nasal (pólipos), a consecuencia de la inflamación por infección sinusal crónica. Estos pólipos pueden agravar la obstrucción de las vías respiratorias superiores e intensificar las dificultades respiratorias.

.

Síntomas en enfermedad gastrointestinal, hepática y pancreática

Con anterioridad a la difusión de las pruebas prenatal y neonatal para Fibrosis Quística, era frecuente que la enfermedad se detectara al constatar que el recién nacido no podía expulsar sus primeras heces (meconio).

El meconio puede obstruir completamente los intestinos y causar graves trastornos. Esta condición, llamada íleo meconial, ocurre en el 10% de los recién nacidos con FQ. Recientemente se han identificado variantes genéticas en genes relacionados con el el transporte de iones en el intestino delgado que predisponen al desarrollo del íleo meconial.

Asimismo, es también frecuente la asociación de FQ con protrusión de las membranas rectales internas (prolapso rectal), debida al mayor volumen fecal, a la malnutrición, y a la elevación de la presión intraabdominal por tos crónica.

El moco glutinoso observado en el pulmón tiene su correlato en las secreciones espesas del Páncreas, órgano responsable de proveer jugos digestivos que facilitan la descomposición química de los alimentos. Estas secreciones impiden el movimiento de las enzimas pancreáticas hacia el intestino y producen daño irreversible en el páncreas, a menudo acompañado de dolorosa inflamación (pancreatitis).

 

Deficiencia de enzimas digestivas

La deficiencia de enzimas digestivas se traduce en un impedimento para absorber los nutrientes, con la subsiguiente excreción de éstos en las heces: este trastorno es conocido como malabsorción. La malabsorción conduce a la desnutrición y al retardo en el crecimiento y desarrollo, ambos debidos a la baja biodisponibilidad calórica. Las personas con FQ tienen, en particular, problemas para absorber las vitaminas ADE, y K.

 

Además de la afección pancreática, suelen experimentar acidez crónica, xerostomía, obstrucción intestinal por intususcepción, y constipación. Los pacientes mayores desarrollan también el síndrome de obstrucción intestinal distal causado por las heces glutinosas.

Estas secreciones también pueden causar problemas en el hígado. La bilis, producida por esta víscera para facilitar la digestión, podría bloquear las vías biliares, dañando los tejidos adyacentes. Con el tiempo, esta situación conduce a la cirrosis. En ese caso, resultan comprometidas funciones de primer orden, tales como las implicadas en la neutralización de toxinas, y en la síntesis de importantes proteínas (por ejemplo, los factores de coagulación, responsables de la coagulación sanguínea).

.

Síntomas en enfermedad endocrina y crecimiento

El páncreas contiene los islotes de Langerhans, que son los responsables de producir insulina, una hormona que ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre. Un daño en el páncreas puede provocar la pérdida de las células de los islotes y conducir a la diabetes. Por otra parte, la vitamina D suplementada por la alimentación está implicada en la regulación del calcio y del fósforo.

La baja disponibilidad de ésta, a causa de la mala absorción, conduce a la osteoporosis, aumentando el riesgo de sufrir fracturas. Adicionalmente, las personas con FQ a menudo presentan, en manos y pies, una malformación denominada dedos en palillo de tambor, la cual se debe a los efectos de esta enfermedad crónica y a la hipoxia en sus huesos.

 

Fibrosis quística y crecimiento

El retardo en el crecimiento es un sello distintivo de esta enfermedad. Los niños con FQ no logran, por lo general, ganar peso y altura en tasas comparables a las de sus pares; a menudo, sólo reciben diagnóstico apropiado una vez que se investigan las causas de este fenómeno.

Las determinantes del retardo en el crecimiento son multifactoriales e incluyen la infección pulmonar crónica, la malabsorción de nutrientes en el tracto gastrointestinal, y el aumento de la demanda metabólica asociado a la afección crónica.

 

Fibrosis quística y recién nacidos

La fibrosis quística puede diagnosticarse por tamizaje en recién nacidos, examen de electrolitos del sudor, o prueba genética. Al año 2006, en los Estados Unidos, el diez por ciento de los casos son detectados poco después del nacimiento como parte de los programas de pesquisa neonatal, que identifican niveles elevados en la enzima tripsina. Sin embargo, en la mayoría de los países estos exámenes no se realizan en forma rutinaria.

Por esta causa, es frecuente que los afectados sólo reciban diagnóstico apropiado una vez que los síntomas fuerzan una evaluación para esta enfermedad. La prueba diagnóstica más comúnmente utilizada es el examen del sudor, descrito por Lewis E. Gibson y Robert E. Cooke en 1959, usando electroforesis cuantitativa (iontoforesis) con un fármaco estimulante de la sudoración (pilocarpina).

 

Fibrosis quistíca y energía corporal

Esta sustancia, que posee carga positiva, se aplica sobre un electrodo positivo (+), en contacto con la piel. Luego, mediante el paso de corriente eléctrica, la droga migra por el tegumento hacia otro electrodo de carga opuesta (), colocado a cierta distancia, hasta atravesar la epidermis, produciendo la estimulación de las glándulas sudoríparas y causando una sudoración controlada. Las muestras de sudor son luego recolectadas en papel de filtro o en un tubo capilar y son analizadas, determinándose las concentraciones de sodio y cloruro.

Las personas con FQ poseen niveles más altos de estos iones en el sudor. Una vez que el examen del sudor ha dado positivo, se realiza un diagnóstico más detallado y preciso, mediante la identificación de las mutaciones en el gen CFTR.

 

Pruebas en la fibrosis quísitica

Existen diversas pruebas para identificar eventuales complicaciones y controlar la evolución de la enfermedad. Las imágenes obtenidas por rayos X y TAC facilitan la detección de signos de lesión o infección en los pulmones.

El cultivo de esputo, examinado por microscopio, provee información respecto de cuáles son las bacterias responsables, y permite escoger los antibióticos más efectivos. Las pruebas de función pulmonar miden las capacidades pulmonares, los volúmenes pulmonares y la rapidez con que éstos pueden ser movilizados (flujos aéreos).

Por medio de tales exámenes, es posible determinar si es procedente un tratamiento con antibióticos o bien evaluar la respuesta al mismo.

Los análisis de sangre pueden identificar problemas hepáticos, deficiencias vitamínicas, y revelar la irrupción de la diabetes. Los dispositivos DEXA o DXA (del inglés para absorciometría de rayos X de energía dual), se utilizan como prueba para determinar la presencia de osteoporosis.

Por último, la cuantificación de elastasa fecal, facilita la detección de insuficiencia de enzimas digestivas.

 

 

 

Referencias y bibliografía:

  • Andersen DH. Cystic fibrosis of the pancreas and its relation to celiac disease: a clinical and pathological study. Am J Dis Child 1938; 56:344-399
  • Rosa María Girón Moreno y Antonio Salcedo PosadasFibrosis quística. Monografías Neumomadrid. Volumen VIII / 2005.
  • Westerman EM, Le Brun PP, Touw DJ, Frijlink HW, Heijerman HG. Effect of nebulized colistin sulphate and colistin sulphomethate on lung function in patients with cystic fibrosis: a pilot study. J Cyst Fibros. 2004 mar;3(1):23-8. PMID 15463883
  • Jorde, Lynn; Carey, John; White, Raymond. Genética médica. Madrid: Mosby, 1996. ISBN 84-8174-161-2
  • Kulczycki LL, Shwachman H. Studies in cystic fibrosis of the pancreas; occurrence of rectal prolapse. N Engl J Med. 1958 ag 28;259(9):409-12. PMID 13578072
  • Cohn JA, Friedman KJ, Noone PG, Knowles MR, Silverman LM, Jowell PS. Relation between mutations of the cystic fibrosis gene and idiopathic pancreatitis. N Engl J Med. 1998 sep 3;339(10):653-8. PMID 9725922
  • Williams SG, Westaby D, Tanner MS, Mowat AP. Liver and biliary problems in cystic fibrosis. Br Med Bull. 1992 oct;48(4):877-92. PMID 1458306
  • Moran A, Pyzdrowski KL, Weinreb J, Kahn BB, Smith SA, Adams KS, Seaquist ER. Insulin sensitivity in cystic fibrosis.Diabetes. Agosto 1994;43(8):1020-6. PMID 8039595

 

 

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Fibromialgia

Fibromialgia

FibromialgiaLa fibromialgia es un grupo de síntomas y trastornos musculo-esqueléticos cuyo origen se desconoce pero que afecta a un importante número de población, más femenina (3-6% entre los 20 y los 50 años de edad) que masculina y que causa fundamentalmente, inflamación y degeneración fibrosa de uno o varios músculos y, en general incapacita a la persona que la padece para llevar una vida normal.  

Los sitios frecuentes en los cuales se presentan los síntomas dolorosos suelen ser: la región lumbar (zona baja de la espalda), cuello, tórax y muslos. En ocasiones se producen calambres y espasmos musculares dolorosos y localizados. 

Dada la naturaleza de la fibromialgia y la gran variedad de síntomas que el paciente puede presentar y al no existir pruebas de laboratorio para realizar el diagnóstico de la misma ya que los análisis, radiografía, biopsias musculares y diferentes pruebas de laboratorio generalmente son normales, el diagnóstico se estable por eliminación de otras patologías y la valoración de la historia clínica realizada por el médico. 

Luego de descartadas otras enfermedades, se comprueba la existencia de los denominados tender points, que no es lo mismo que los puntos gatillo o trigger points del síndrome miofascial. Existen un total de 18 puntos. Se considera que puede haber una fibromialgia cuando, al aplicar una presión de cuatro kilogramos sobre dichos puntos, el paciente reporta dolor en 11 ó más de ellos. Esta técnica fue desarrollada por el American College of Rheumatology 

Estos puntos se encuentran repartidos por todo el cuerpo: rodillas, hombros, cuello, glúteos, codos, cadera, etc. En todo caso, este criterio fue inicialmente adoptado como forma de definición de caso, razón por la cual el diagnóstico requiere de una evaluación minuciosa por parte de un médico especializado en enfermedades reumáticas (reumatólogo). 

.

Síntomas más frecuentes:

  • Dolor persistente en zonas sensibles al tacto, llamados puntos hipersensibles.
  • Fatiga extrema.
  • Rigidez de intensidad variable en músculos, tendones y tejidos blandos.
  • Dificultad para conciliar el sueño, siendo éste además poco o nada reparador.
  • Rigidez matutina que afecta al menos a 3 puntos anatómicos, por más de 3 meses.
  • Trastornos en la memoria.
  • Depresión.
  • Ansiedad y Angustia.
  • Dolores de cabeza.
  • Incontinencia urinaria.
  • Migrañas.
  • Sequedad de boca y ojos.
  • Zumbidos en los oídos (sonidos acúferos).
  • Alteraciones en la visión.
  • Alteraciones en el ritmo intestinal.
  • Espasmos nocturnos durante el sueño.

 .

Causas y Factores a tener en cuenta:

Como se ha indicado anteriormente sus causas no han sido bien definidas, sin embargo se sabe que hay una mayor predisposición en:

  • Personas que hayan sido sometidas a un estrés importante y situaciones emocionales complicadas.
  • Personas con enfermedades como la artritis reumatoide.
  • Traumatismos físicos.
  • Exposición permanente al frío y la humedad.
  • Insomnio persistente.
  • Reacción alérgica a metales, bien sea por restauración dental, tatuajes, piercing, joyas, cosméticos, etc.
  • Algunos estudios apuntan hacia una predisposición genética, pues la fibromialgia es 8 veces más frecuente entre los miembros de la misma familia.
  • En ocasiones aparece después de haber padecido enfermedades que debilitan el organismo como por ejemplo un lupus eritematoso sistémico, aunque se entiende que es una circunstancia que despierta una anomalía oculta en la regulación de la capacidad del respuesta del organismo ante determinados estímulos dolorosos.

 .

No es aconsejable. 

  • Realizar ejercicios físicos sin la debida orientación profesional.
  • Estar en ambientes fríos y húmedos.
  • Someterse a situaciones de estrés, ansiedad o angustia.
  • Tomar excitantes.

.

Las Terápias más adecuadas. 

El tratamiento de la fibromialgia debe ser multidisciplicario si se quiere alcanzar el objetivo, para ello debe abarcar:

– Ejercicio adecuado para facilitar la elaxticidad de los tejidos y prevenir la atrofia muscular.

– Psicoterapia para soportar la depresión y la ansiedad que en un 90% de los casos acompaña a la enfermedad.

– Plantas o fármacos que ayuden a relajar la musculatura y a disminuir la inflamación.

– Tratamientos o terapias naturales que ayuden a reducir la inflamación y relajar la musculatura, como por ejemplo la hipertermia profunda, el yoga, la acupntura, etc.

– Plantas que ayuden a luchar contra la ansiedad, como por ejemplo la planta de San Juan o Hipérico.

– Suplementos alimenticios que aporten nutrientes celulares y liberen radicales libres del organismo ayudando con ello a la desintoxicación del cuerpo y el aumentos el sistema inmune. Uno de los más utilizados es el magnesio.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Abeles M, Solitar BM, Pillinger MH, Abeles AM. Update on fibromyalgia therapy. Am J Med. 2008;121:555-561.
  • Häuser W, Bernardy K, Üceyler N, Sommer C. Treatment of fibromyalgia syndrome with antidepressants. JAMA. 2009;301:198-209.
  • Wolfe F, Rasker JJ. Fibromyalgia. In: Firestein GS, Budd RC, Harris ED Jr., et al., eds. Kelley\’s Textbook of Rheumatology. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 38.

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Frigidez

Frigidez

Frigidez significa falta de apetito sexual o disfunción sexual; es decir cualquier etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo y resolución) que impida al individuo o a la pareja el disfrute de la actividad sexual.

En la mujer es mucho más frecuente que en el hombre. No se sabe a ciencia cierta cuáles son los motivos de ello por lo que las teorías apuntan hacía factores psicológicos y desconocimiento por parte del hombre de la manipulación de las zonas más erógenas de la mujer.

Por otra parte existen factores culturales y sociales que inhiben a la mujer a disfrutar del sexo como el hombre, mucho más relajado en las relaciones sexuales.

Frigidez y edad

Por último, es importante señalar que en la mujer después de los 50 años se producen cambios sustanciales a nivel hormonal que entre otras cosas, reducen los niveles de estrógenos causando con ello una sequedad vaginal y una disminución de su apetito sexual.

Es sin duda importante que tanto la mujer como el hombre, llegados a esta situación, sean francos con su pareja.

Clasificación de la disfunción sexual

Las disfunciones sexuales suelan clasificarse en cuatro categorías:

Anafrodisia o trastornos del deseo sexual: Pueden ser causados por la edad, el embarazo, la fatiga, medicamentos antidepresivos (ISRS), enfermedades psiquiátricas, disminución en los niveles de estrógenos o de testosterona.

Trastornos de la excitación sexual: Previamente llamados impotencia en los hombres y frigidez en las mujeres. Estos desórdenes se manifiestan como aversión o elusión al contacto sexual con la pareja; su causa puede ser una falta de lubricación vaginal, en las mujeres  o una insuficiencia en el riego, en el caso de los hombres.

Trastornos del orgasmo: Puede darse una ausencia del mismo o un retraso permanente, tras una fase normal de excitación. En este caso, también su causa puede ser el uso de antidepresivos.

Trastornos de dolor sexual: En este caso afectan casi exclusivamente a las mujeres y se le conoce con el nombre de dispareunia (intercambio sexual doloroso) y vaginismo (espasmos involuntarios de los músculos de la pared vaginal que dificultan o impiden el coito). En el primer caso, puede ser ocasionado por una falta suficiente de lubricación vaginal.

 .

Causas y factores a tener en cuenta en la frigidez

Además de lo anteriormente expuesto, las causas y factores pueden ser:

  • Abusos sexuales.
  • Menopausia.
  • Embarazo y lactancia.
  • Depresión.
  • Estrés.
  • Abuso de sustancias tóxicas como alcohol o drogas.
  • Trastornos sexuales dolorosos femeninos, como  la vestivulitis vulvar que parece estar relacionado con problemas en la piel en las zonas vaginal y vulvar.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Complejos y miedos.
  • Infidelidad.
  • Falta de compañero/a sexual.
  • Incapacidad para controlar el momento de la eyaculación.
  • Incapacidad para relajar los músculos de la pared vaginal lo suficiente como para permitir el coito.
  • Confusión en la orientación sexual.
  • Ablación.
  • Circuncisión.

.

Síntomas más frecuentes de frigidez

  • Falta de deseo en el intercambio sexual.
  • Disfunción eréctil masculina.
  • Dolor en el coito, en las mujeres.

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • En MedlinePlus puede encontrar más información sobre Disfunción sexual.
  • Basson, Rosemary (marzo de 2000). «Report of the International Consensus Development Conference on Female Sexual Dysfunction: Definitions and Classificasions». The Journal of Urology (Estado Unidos de América) 163:  pp. 888-893. doi:10.1590/S1415-47572005000100022ISSN 1415-4757.
  • Bhasin S, Basson R. Sexual dysfunction in men and women. In: Kronenberg HM, Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 11th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 19.
  • Shafer LC. Sexual disorders and sexual dysfunction. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, Biederman J, Rauch SL, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 1st ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2008:chap 36.
  • Clayton AH, Hamilton DV. Female sexual dysfunction. Psychiatr Clin North Am. 2010 Jun;33(2):323-38.
¡Comparte salud y conocimiento!
Fobias

Fobias

Las fobias son miedos, manías que no pueden controlar ni explicar, a una gran variedad de cosas  y situaciones, por ejemplo comprobar una y otra vez si la puerta está cerrada, el miedo a los  espacios abierto o por el contrario a los cerrados, el miedo a volar, a las alturas, a los colores, a la  luz o a la oscuridad; en fin una enorme lista que a quien las padece, se le hace muy difícil la  existencia.

 

¿Qué es una fobia?

Qué lo desencadena, es complicado de averiguar, en muchas ocasiones está en  acontecimientos del pasado, pero en la mayoría de los casos nunca llega a saberse.

Existen tantas fobias como personas, ya que cada individuo puede desarrollar una fobia a cualquier cosa.

.

Causas y factores a tener en cuenta en las fobias

No se conoce la causa de las mismas, sin embargo se entiende que pueden tener que ver con acontecimientos del pasado.

 

Síntomas más frecuentes de fobias

  • Pánico y miedo.
  • Temblores.
  • Respiración dificultosa.
  • Taquicardias.
  • Deseos de huir.

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • Edmund J. Bourne, The Anxiety & Phobia Workbook, 4ª ed. New Harbinger Publications. 2005. ISBN 1-57224-413-5.
  • Kessler et al., Prevalence, Severity, and Comorbidity of 12-Month DSM-IV Disorders in the National Comorbidity Survey Replication, junio 2005. Archive of General Psychiatry, Vol. 20
  • Phobias: Causes and Treatment, AllPsych Journal.
¡Comparte salud y conocimiento!
Flebitis

Flebitis

La flebitis es la inflamación de la pared de una vena, causada normalmente por la presencia de un coágulo sanguíneo, es decir una masa de sangre que en ocasiones queda alojada en la vena impidiendo el correcto paso de la sangre.

Esta situación puede darse tanto en venas superficiales como en venas profundas.

Siempre requiere atención médica y desde luego reposo. A parte del dolor intenso, el enrojecimiento de la zona y el calor que ésta presenta, lo más grave es la posibilidad de que este trombo se desprenda y viaje por la corriente sanguínea hasta el pulmón o el corazón.

Podemos distinguir dos tipos de flebitis

Flebotrombosis: Se caracteriza por un trombo poco adherente; es decir se encuentra flotando por la vena y no obstruye completamente el paso de la sangre. En este caso existe un alto riesgo de que se produzca una embolia o lo que es lo mismo, que ese coágulo viaje por el torrente sanguíneo pudiendo obstruir un vaso sanguíneo de menor tamaño que el coágulo.

Tromboflebitis: En este caso el trombo o coágulo está adherido a la pared de la vena obstruyéndola e inflamándola. Aquí no hay mucho riesgo de embolia pero sí puede ocasionar lesiones y secuelas en la vena misma.

.

Causas y factores a tener en cuenta en flebitis

Dentro de las causas que pueden ocasionar la flebitis, estas serían las más comunes:

  • De causa bacteriana: Organismos patogénicos que pueden llegar a provocar accesos y estimular inflamaciones.
  • De causa química: Causada por soluciones irritantes.
  • De causa mecánica: Causada por traumatismos o pinchazos epidérmicos, así como la introducción de cánulas dentro de las venas.
  • De causa medicamentosa: Efectos secundarios a determinados medicamentos.
  • De causa genética.
  • Abuso del alcohol.
  • Abuso del tabaco.
  • Exceso de colesterol y/o triglicéridos.
  • Trastornos secundarios a la diabetes.

.

Síntomas más frecuentes de flebitis

  • Enrojecimiento de la zona afectada.
  • Calor intenso en la zona afectada.
  • Dolor en la zona afectada y adyacente.
  • Fiebre de diferente intensidad.

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • Intravenous Infusion Therapy for Nurses (2ª ed.) por Dianne L. Josephson. ISBN 1-4018-0935-9

¡Comparte salud y conocimiento!