Bronquiolo

Bronquiolo

Bronquiolo. Los bonquiolos son las pequeñas vías aéreas en que se dividen los bronquios llegando a los alveolos pulmonares. Se encuentran en la parte mediana del pulmón. En nuestros pulmones tenemos alrededor de 750.000.000.

 

Bronquiolo

Es importante destacar que la tráquea lleva el aire a los bronquios, de ahí a los bronquiolos y por último a los alveolos pulmonares, y regresa en forma de dióxido de carbono (CO2) por la misma vía.

Este ciclo se continúa sucesivamente para conformar el proceso total de la respiración. No poseen cartílagos, la pared es sólo musculatura lisa.

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Bronquitis

Bronquitis

La bronquitis es una inflamación de las vías aéreas bajas, causada generalmente por una infección causada por patógenos contagiosos o una irritación por otra causa, por ejemplo la inhalación de agentes tóxicos.

Según su duración y etiología, podemos distinguir entre:

Bronquitis aguda que suele ser de corta duración (entre unos pocos días o semanas). Presenta la siguiente etiología:

1.- Daño causado por irritación de las vías aéreas produce inflamación, lo que a su vez hace que los neutrófilos se infiltren y aumenten su presencia en el tejido pulmonar.
2.- Los neutrófilos producen sustancias que aumentan la secreción en la mucosa de las vías aéreas.
3.- Una obstrucción adicional de las vías aéreas es causada por células goblet adicionales en las vías aéreas menores. Esto es típico de la bronquitis crónica.
4.- Aunque la infección no es la causante directa de la bronquitis crónica, sí es un factor importante en la cronificación de la bronquitis.

Bronquitis crónica que es de larga duración y con recidivas frecuentes. Está asociada a la exposición prolongada a irritantes respiratorios no específicos o por infecciones microbianas.

.

Causas y factores a tener en cuenta en bronquitis

Aunque son varias las causas de una bronquitis, estas son las más comunes:

  • Infecciones respiratorias recurrentes.
  • Inhalación de productos tóxicos.
  • Tabaquismo.

.

Síntomas más frecuentes de la bronquitis

  • Tos con mucosidad, a veces sanguinolenta. Si la mucosidad presenta color verde-amarilloso, podría pensarse en una infección bacteriana.
  • En ocasiones fiebre.
  • Inflamación de los bronquios con sensación de picor.
  • Tos irritativa.
  • Obstrucción de los alvéolos.
  • Pitidos y silibancias, sobre todo en posición de tumbado.
  • Sensación de falta de aire.
  • Malestar general.
  • Dificultad respiratoria, sobre manera cuando el paciente realiza algún tipo de esfuerzo aunque éste sea tan simple como caminar.
  • Dolor de cabeza.
  • En ocasiones, mareos.
  • En la bronquitis crónica pueden presentarse cambios estructurales en los bronquios, tales como fibrosis, descamación celular, hiperplasia de la musculatura lisa, etc.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • MedlinePlus Enciclopedia Médica. «Bronquitis». Consultado el 3 de junio de 2009.
  • DAVILA AGUERO, Gerardo. (may./agos. 2007). «Micoplasma en patología pulmonar pediátrica. Rev. peru. pediatr. ISSN 1993-6826. vol.60. no.2» págs. 101-104. Consultado el 5 Diciembre de 2008.
  • T. Hansel and Peter J. Barnes. Atlas de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica2005. 1; en Parthenon Publishing

 

¡Comparte salud y conocimiento!
Bronquiectasia

Bronquiectasia

La bronquiectasia se tratar de una dilatación anormal e irreversible del árbol bronquial, encargado de conducir el aire desde la tráquea hasta el alvéolo pulmonar. Fue descrita por primera vez por el médico francés René Laënnec en 1919. Ésta puede ser localizada o generalizada. Puede ser congénita, es decir que el desarrollo de los órganos que intervienen en la respiración, ha sido imperfecto o incompleto.

Pero en la mayoría de los casos es adquirida a lo largo de la vida por diferentes causas, con una mayor incidencia en la infancia. Principalmente se produce la destrucción de los componentes estructurales de la pared bronquial, acumulando secreciones espesas, a veces purulentas que cierran las vías aéreas más periféricas, alterando la vascularización bronquial (producción o aumento del número de vasos), pudiendo ocasionar sangrado (hemoptisis) de diferente gravedad.

La bronquiectasia puede ser unilateral o bilateral, y es más común en los lóbulos inferiores. Se caracteriza por presentarse de tres formas distintas: cilíndrica, varicosa o sacular.

Cilíndrica: Presenta los bronquios ligeramente dilatados y los broncogramas los muestran con un aspecto arrosariado en donde terminan abruptamente sin la forma ramificada habitual. Los bronquios distales más pequeños pueden identificarse patológicamente, pero están llenos de exudado inflamatorio.

Varicosa: Los bronquios están irregularmente dilatados y contraídos.

Sacular: Los bronquios dilatados son mucho más anchos y tienden a ser saculares (con forma de saco), hallándose presentes sólo las primeras ramificaciones del árbol traqueobronquial.

Las paredes bronquiales muestran microscópicamente signos extensos de destrucción inflamatoria, inflamación crónica, secreción y pérdida de cilios, y hay destrucción y desaparición extensas de áreas intersticiales y alveolares adyacentes. Estas áreas de destrucción parenquimatosa pueden dar lugar a áreas extensas de organización y fibrosis aumentadas, así como disminución de volumen.

.

Causas y factores a tener en cuenta en la bronquiectasia

La bronquiectasia puede ser ocasionada por diferentes motivos, estos son algunos de los más importantes:

Tuberculosis pulmonar: Enfermedad infecciosa, causada por diversas especies del género, todas ellas pertenecientes al Complejo Mycobacterium tuberculosis. La especie más importante y representativa, causante de tuberculosis es el Mycobacterium tuberculosis o bacilo de Koch.

Fibrosis quística: Enfermedad causada por una mutación en un gen llamado regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR, por sus siglas en inglés).

Infecciones respiratorias en la infancia: Esta es la causa más frecuente. El adenovirus que origina el resfriado común y el virus de la influenza o virus de la gripe. Otras infecciones bacterianas.

Inmunodeficiencias: En este caso el sistema inmunitario encargado de proteger el organismo, no cumple con su función dejando al organismo vulnerable a infecciones por patógenos.

Bronquitis crónica: Inflamación permanente de los bronquios.

Asma: Inflamación crónica donde las vías aéreas más finas bien, disminuyen ocasional y reversiblemente al contraerse su musculatura lisa o bien, se provoca un ensanchamiento al inflamarse y producir mucosidad.

Esofagitis por reflujo: Pacientes que sufren esta enfermedad pueden padecer aspiraciones del contenido gástrico, que arrastra gérmenes o gases tóxicos capaces de producir inflamación.

Infección por el hongo Aspergillus: Es un hongo oportunista que toma ventaja de personas con el sistema inmunológico comprometido, produciendo una respuesta inmunitaria exagerada.

Sinusitis e infecciones en la boca: En estos casos es relativamente sencillo aspirar bacterias.

.

Síntomas más frecuentes en la bronquiectasia

  • Expectoración crónica.
  • Episodios recurrentes de infecciones respiratorias.
  • Episodios recurrentes de Hemoptisis (sangrado).
  • Tos irritativa.

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • Iseman MD, Chan ED. Bronchiectasis. In: Mason RJ, Broaddus CV, Martin TR, et al. Murray & Nadel\’s Textbook of Respiratory Medicine. 5th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 42.
¡Comparte salud y conocimiento!
Bocio

Bocio

El bocio es el aumento del tamaño de la glándula del tiroides. Existen varios tipos desde el punto de vista morfológico: Bocio difuso, Uninodular o Multinodular. Según su tamaño se divide en cuatro estadios:

  • Estadio I: Detectable a la palpación.
  • Estadio II: Palpable y visible en el cuello en hiperextensión.
  • Estadio III: Visible en el cuello en posición normal.
  • Estadio IV: Visible a distancia.

El bocio puede asociarse a una función tiroidea anormal, hiperfunción, hipofunción.

.

Causas y factores a tener en cuenta en el bocio

Son varias las causas y múltiples los factores que pueden desencadenar la aparición de bocio; estos son algunos de ellos:

Idiopática: De causa desconocida, es la más común de ellas.

Pérdida o falta de Yodo (E01): Su solución es relativamente sencilla ya que consiste en la aplicación de suplementos de yodo (en forma de yoduro).

Exceso de Yodo.

Bociógenos:

  • Alteración en la captación de yodo.
  • Alteración en la secreción de tiroxina.
  • Consumo de fármacos vegetales alimentarios.
  • Yatrogenia (daños producidos por inadecuados actos médicos).
  • Administración de radio-yodo.
  • Sustancias químicas en el agua o bebidas que puedan alterar las funciones normales del tiroides.

Factor hereditario.

Defectos congénitos enzimáticos en la biosíntesis de hormonas tiroideas.

Otras enfermedades: Sarcoidosis y Amiloidosis.

Tumores benignos y malignos del tiroides.

Tiroiditis que es un proceso inflamatorio que afecta a la glándula del tiroides y que comprende un conjunto de enfermedades de diferentes orígenes:

  • La tiroiditis de Hashimoto. Es de origen autoinmune y la causa más habitual de hipotiroidismo.
  • La tiroiditis post-parto. Es de origen autoinmune que ocurre tras el parto y produce síntomas de hipertiroidismo e hipotiroidismo.
  • La tiroiditis subaguda granulomatosa o de De Quervain. Su causa es desconocida pudiendo producir síntomas tanto de hipertiroidismo como de hipotiroidismo.
  • La tiroiditis De Rediel. Es muy rara y de causa desconocida provocando fibrosis en la glándula del tiroides.
  • La tiroiditis aguda. Se debe a la infección de la glándula por un germen que ocasiona un absceso en la zona de la glándula del tiroides.
  • La tiroiditis esporádica indolora. Aparece en pacientes con enfermedad tiroidea autoinmunitaria subyacente.

 .

Síntomas más frecuentes en el bocio

La tiroiditis puede ser asintomática o bien producir síntomas como:

  1. Hipotiroidismo.
  2. Hipertiroidismo.
  3. Dolor.
  4. Signos inflamatorios como calor en la zona o enrojecimiento de la misma.
  5. Molestias al tragar.
  6. Cambios de voz.
  7. En ocasiones, fiebre.

.

.

.

Referencias y bibliografía:

  • Vanderpas J. Nutritional epidemiology and thyroid hormone metabolism. Ann Rev Nutr. 2006; 26:293-322.
  • AACE/AME. American Association of Clinical Endocrinologists and Associazione Medici Endocrinologi medical guidelines for clinical practice for the diagnosis and management of thyroid nodules. Endocr Pract. 2006;12(1):63-102.
  • Ladenson P, Kim M. Thyroid. In: Goldman L and Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders; 2007:chap 244.
  • Schlumberger MJ, Filetti S, Hay ID. Nontoxic diffuse and nodular goiter and thyroid neoplasia. In: Kronenberg HM, Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 11th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2008:chap 13.

 

¡Comparte salud y conocimiento!