Remedios caseros para las aftas.  Todos estos remedios naturales son altamente eficaces para tratar las aftas.
Ponga sobre el absceso un emplasto de Arcilla preparado con una infusión de Tomillo que es un gran antiséptico, ayudará a frenar el crecimiento y la proliferación de los gérmenes, además de aliviar el dolor.

Advertisements

 

Remedios caseros para las aftas

Hasta unas semanas después, y durante el proceso de curación del absceso, es aconsejable tomar en infusión alguna o varias de estas hierbas: Achicoria, Diente de león, Sanguinaria y Zarzaparrilla. También es conveniente comer Apios y Berros en abundancia, pues ambos han sido tradicionalmente considerados como grandes depurativos. (Uso Interno).

  • Realizar 3 enjuagues al día con una combinación de agua + vinagre + sal.
  • Realizar 3 enjuagues al día con agua de carabaña.
  • Hervir la corteza de una granada + limón. Realizar con el jugo resultante, 3 ó 4 enjuagues al día
  • Aplicar sobre la llaga, mostaza molida. Es muy doloroso pero eficaz.
  • Para prevenirlas, nada mejor que comer un trozo de manzana después de cada comida.
  • Preparar una infusión de malva + salvia, a partes iguales. Dejar enfriar y enjuagar 3 ó 4 veces al día. Esta combinación tiene un gran poder suavizante y antiinflamatorio.
  • Hacer una infusión con caléndula seca, dejar enfriar y realizar enjuagues, 3 ó 4 veces al día.
  • Aplicar sobre el afta un algodón empapado en agua oxigenada. Dejar actuar entre 3 y 5 minutos.
  • Aplicar sobre las aftas aceite del árbol de té.
  • Triturar moras y añadir al jugo, 3 cucharadas de agua oxigenada. Empapar una gasa y aplicar sobre el afta, 2 ó 3 veces al día.

 

Consejos para las aftas

Estos pequeños consejos pueden ayudarnos desde casa a prevenir, mejorar o solucionar el problema.

  • Evitar traumatismos físicos, como por ejemplo, mordeduras.
  • Los alimentos debemos consumirlos más bien tibios o fríos, el calor es muy poco recomendable cuando existen abscesos.
  • La higiene bucal, es esencial para lograr que se curen e incluso, para que éstas no aparezcan.
  • Intentemos evitar tocarnos los labios o el interior de la boca con las manos, éstas por limpias que creamos llevarlas, son siempre fuente de bacterias.
  • Seguramente pueden haber otras causas de su aparición, debemos prestar atención, sobre todo, si solemos padecer de aftas con demasiada frecuencia. Lo ideal es acudir a un especialista y comentarle con qué relacionamos la aparición del absceso.
  • No utilicemos jamás cepillos de dientes que no sean nuestros.
  • Debemos cambiar, al menos cada 3 meses, el cepillo de dientes para asegurar una buena higiene del mismo.
  • Mastiquemos despacio los alimentos.
  • Evitemos aquellas comidas que puedan producirnos cortes en la boca, por ejemplo la corteza de pan.
  • Mantengamos una dieta alimenticia completa y equilibrada, de esta forma nuestro organismo tendrá todos los nutrientes necesarios.
  • Comprobemos que no haya una carencia de vitaminas o minerales, como ejemplo el hierro.
  • Es muy recomendable el consumo de vitaminas B, C, ácido fólico y hierro.
  • Es importante la evacuan diaria; por las heces eliminamos mucho material tóxico que puede mermar nuestras defensas. Las personas que tienen problemas en este sentido deben adecuar su dieta a esta necesidad y si ello no fuera suficiente, tomar laxantes suaves y naturales.
  • Intentemos evitar el estrés, suele ser causa de bajada de defensas.
  • Si tenemos hábito de fumar, debemos olvidarlo por completo. Tanto si lo tenemos en ese momento como si no, el tabaco es sumamente agresivo para nuestro organismo en general y nuestra mucosa bucal, garganta, faringe y laringe, en particular.

 

 

 

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!