El limón

Advertisements

El limón  (citrus limón)

 

Otros nombres

L agrio. Limón real. L verdadero.

Familia

Árbol de la familia de las Rutáceas.

Grupo

Fruto en baya. 

.

Sustancias activas en el limón

Carece de proteínas y grasas y, su porcentaje en hidratos de carbono es más bien pequeño. En su composición destaca ante todo la vitamina C, aunque sus componentes más interesantes son los no nutritivos; es decir elementos fitoquímicos:

Ácidos orgánicos (6%-8%): Entre los que destaca el ácido cítrico, y en menor cantidad, el málico, acético y fórmico. Estos ácidos potencian la acción del ácido ascórbico o vitamina C, y poseen un notable efecto antiséptico.

Flavonoides: Entre los que destaca la hespiridina y la diosmina. Se encuentran en la corteza y en la pulpa y ejercen acciones tales como antioxidante, protectora capilar y anticancerígena.

Terpenos: Se encuentran solamente en la corteza; el más abundante el d-limoneno, probada acción desintoxicante y anticancerígena.

Aunque actúa sobre todo el organismo, sus aplicaciones medicinales derivan especialmente de sus efectos sobre la sangre; por ello se le considera un excelente antianémico ya que aumenta la absorción del hierro; fluidificante porque evita la trombosis y, depurativo ya que facilita la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre.

 

Composición nutricional del limón

COMPONENTE Por cada 100 g de parte comestible cruda
Energía 29,0 Kcal = 123 Kj
Proteínas 1,10 g
Hidratos de Carbono 6,52 g
Fibra 2,80 g
Vitamina  A  3,00 mcg
Vitamina  B1 0,040 mg
Vitamina  B2 0,020 mg
Vitamina  B3 0,100 mg EN
Vitamina  B6 0,080 mg
Vitamina  B9 10,6 ug
Vitamina  B12    —
Vitamina  C 53,0 mg
Vitamina  E 0,240 mg EaT
Calcio 26,0 mg
Fósforo 16,00 mg
Magnesio 8,00 mg
Hierro 0,600 mg
Potasio 138 mg
Zinc 0,060 mg
Grasa total 0,300 g
Grasa saturada 0,039 g
Colesterol    —
Sodio  2,00 mg

Enfermedades en las que el uso del limón puede ser recomendable

Trastornos del Aparato Respiratorio: Asma. Bronquitis. Bronconeumonía. Catarros. Disnea. Enfisema pulmonar. Pleuresía. Rinitis. Sinusitis. Tabaquismo. Tos. Tuberculosis.

Trastornos del Sistema Cardiovascular: ArteriosclerosisFlebitisHemorroidesHipertensión arterial. Insuficiencia cardíaca. Trombosis. Varices.

.

Otras recomendaciones para consumo en el limón

Ácido úrico. Tomar la cura: que consiste en tomar el zumo de un limón diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo uno diario hasta llegar a  12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón

Afonía (gargarismos).

Aftas (enjuagues).

Alcoholismo. Tomado desde luego en gran cantidad combate y evita el alcoholismo. Lo combate porque cura sus perniciosos efectos, y lo evita porque al que acostumbra a tomar su jugo, repugna toda bebida alcohólica.

Amigdalitis (gargarismos).

Anemia. Tomar el zumo de 1 – 5 limones en ayunas, según edad y estado del paciente.

Anorexia.Tomar el zumo de dos limones antes de las comidas.

Apoplejía. Tomar 1 – 5 limones en ayunas, según edad y estado de salud (arterioesclerosis).

Artritis gotosa. Diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a  12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Aplicar masajes de limón en la piel (medio limón partido por la mitad). Combinar el zumo de 3 limones con un ajo machacado y 4 cucharaditas de aceite de oliva; tomar esta combinación en ayunas hasta que sea vea mejoría. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Artrosis. Diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a 12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Blenorragia. El limón es el primero y el último remedio que debe tomarse en caso de blenorragia.

Cáncer. Tomar en ayunas 1 – 5  limones, dependiendo de la edad.

Ciática. Masajear la zona adolorida con jugo de limón. Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Cistitis. Diluido en agua progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a  12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Colesterol. Diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a  12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Depuración del organismo. Tomar 1 – 5 limones en ayunas, según edad y estado de salud. Es un poderoso neutralizante de la acidez de la sangre.

Deshidratación. Tomar jugo de 2 limones en un litro de agua, con una pizca de sal y bicarbonato, constituyen un buen recurso para hidratar el organismo y recuperar los minerales perdidos. Servir frío.

Diabetes. Tomar diariamente el jugo de 3 limones (una copa) en ayunas. En ayunas tomar el zumo de limón mezclado con el zumo de cebolla. Tomar jugo de limón con agua para apagar la sed. Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Diarreas. Tomar jugo de 2 limones en un litro de agua, con una pizca de sal y bicarbonato, constituyen un buen recurso para hidratar el organismo y recuperar los minerales perdidos. Servir frío. Poner en un vaso dos rodajas de limón,  3 terrones de azúcar en agua hirviendo, luego remover por 5 minutos y beber lo más caliente posible; 2 o 3 limonadas de este tipo tomadas cada media hora  detienen la diarrea.  Mezclar el café con el jugo de limón (remedio italiano). Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Difteria. Tomar zumo de limón 5 – 10 limones, en cantidad cura la difteria. Tomar zumo de limón durante el día. Mezclar el zumo de limón con un poco de zumo de ajo.

Disentería. Tomar 1 – 5 limones en ayunas, según edad y estado de salud.

Dispepsia. Preparar tintura de limón, macerar en 100 g de alcohol a 80° 50 g de cáscara de limón. Después de ocho días, filtre y guarde la tintura en un recipiente cerrado herméticamente. Luego disuelva algunas gotas en un vaso con un  dedo de agua, y tomar. Preparar una ensalada con lechuga, cebolla y limón y luego comerlo. Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Dolores musculares: Uso externo.

Embarazo. El limón es recomendable en el embarazo para la madre que gesta, pues con su uso saldrá un niño sano y exento de grasas. Por consiguiente el limón prepara a la madre para el parto sin dolor. Pero Ojo, no consumir en los 3 primeros meses de embarazo.

Encías sangrantes (enjuagues).

Epilepsia. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Erisipela. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Escarlatina. Tomar zumo de limón alternado con el de naranja o de uva, y también con caldo de cebolla. Tomar limón mezclado con ajos. Beber el zumo de limón, y a[ mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Escorbuto. Tomar limón mezclado con ajos.Tomar cada día el zumo de 12 limones. Ojo: Ver contraindicaciones del limón. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y a[ mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Espermatorrea. La combate con mucho acierto.

Faringitis (gargarismos).

Fiebre. Tomar el zumo de 1- 3 limones cada día. Preparar un limón en rodajas y hervirlo en 3 tazas de agua a fuego lento, hasta que se consuma y quede un tercio; tomar ésta taza. Se parte en dos y se coloca cada mitad debajo de las axilas por el lado abierto, se cambian cada vez que se calientan, hasta bajar la fiebre. Mezclar el café con el jugo de limón (remedio italiano). Se parte también en dos y se coloca cada mitad debajo de las axilas por el lado abierto, se cambian cada vez que se calientan, hasta bajar la fiebre. Ojo: Ver contraindicaciones del limón.

Fistulas: Uso externo. Desinfecta y cura rápidamente las fistulas.

Gota. Tomar zumo del fruto, diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a 12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario.
Tomar  en ayunas por la mañana el jugo de tres limones disuelto en medio vaso de agua, durante mínimo 10 días. Interrumpa el tratamiento durante 7 días y después repítalo durante 10 días más, y así en adelante.
Tomar el jugo de un limón en ayunas, otro antes del almuerzo, otro antes de la comida y de postre jugo de naranja. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones.

Gonorrea. Muy adecuado para combatirla.

Gripe. Tomar zumo en grandes dosis, hasta sudar copiosamente, luego volver a tomar más zumo de limón y la gripe desaparecerá durante el tratamiento no salir de la casa y abrigarse bien. Ojo: Ver contraindicaciones.

Halitosis (enjuagues).

Hemorragias nasales. Absorber por la nariz una mezcla de jugo de limón y cuatro partes de agua. Introducir un algodón embebido en limón en las fosas nasales.

Heridas: Uso externo. Empapar una gasa embebida en jugo de limón  y luego envolver la herida; además el paciente debía consumir bastante jugo de limón para ayudar a la cura. Esto ya no se usa porque son dolorosas. Actúa como reemplazante del yodo. Exprimir limones asados sobre la herida.

Hipo. Tomando una buena dosis de limón bien ensalivado, y haciendo a continuación respiraciones profundas con la boca cerrada, se corrige en el acto el hipo.

Impotencia. Aumenta la potencia sexual, siendo muy útil en los casos de impotencia. Tomar el zumo de limón a voluntad. Ojo: Ver contraindicaciones.

Infecciones. Es muy recomendable tomar zumo de limón, 1 ó 2 veces al día.

Labios agrietados: Uso externo. Frotar las zonas afectadas con el zumo del limón.

Laringitis: Tomar el zumo de 1 limón mezclado con miel.

Litiasis renal. Tomar en ayunas 1 – 5  limones, dependiendo de la edad. Tomar su zumo diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a  12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones.

Mareos. Masticar la cáscara. El zumo de cuatro limones tomado en ayunas (con el estómago vacío).

Migrañas. Tomar 5 – 10 limones en ayunas, y antes de dormir; según edad y malestar.

Nefritis. Tomar zumo del fruto diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a 12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones.

Obesidad.  Tomar el zumo diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a 12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario. Juntar el zumo de un limón con el zumo de un puñado de fresas frescas y tomar en ayunas durante un mes. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones.

Orquitis. Es muy recomendable para la orquitis.

Osteoporosis. Tomar en ayunas 1 – 5  limones, dependiendo de la edad.

Otitis. Usar el jugo de limón aplicado con un algodón empapado dentro del oído cuando sintamos dolor en esta zona.
Echarse 2 gotas de limón tres veces al día.

Paludismo. Hacer una cura progresiva de limón que va de 1 a 12 limones, luego de 12 limones a 1. Esto requiere 1 mes de cura. Esta cura será aún más eficaz si se mezcla la limonada obtenida con el agua arcillosa. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne, grasas, azúcar, café, y alcohol). Ojo: Ver contraindicaciones.

Parásitos intestinales. Tomar limón mezclado con ajos. Para expeler las lombrices de los niños de más de cuatro años se les dará zumos de limón en dosis de una cucharadita con cuatro o seis de aceite de tártago y de ocho a diez y seis de zumo de zapote, para tomar una cuarta parte cada día. Usar su cáscara, que  contiene un aceite que hace expulsar lombrices. Ojo: Ver contraindicaciones.  El zumo mezclado con ajo machacado se usa para el tratamiento contra los bichos. Tomándolo en suficiente cantidad, en combinación con ensaladas silvestres es muy recomendable.

Paroditis. Ayuda a curarla.

Picaduras de insectos: Uso externo.

Pies cansados: Baños con agua y zumo de limón.

Piorrea. Diluir en un vaso de agua una cucharita de jugo de limón, con este preparado se limpiarán los dientes y se fortificaran las encías.

Pólipos. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Prostatitis. Tomar zumo de limón con cebolla, nabo, apio y col hervidos durante 2 – 5 días.

Pruito: Uso externo.

Raquitismo. El limón está indicadísimo para combatir el raquitismo.

Resaca. El limón es lo más recomendable contra la resaca.

Reumatismo. Tomar la cura de este fruto por 3 meses: que consiste en tomar el zumo de un limón diluido en agua. Aumentar progresivamente la dosis, añadiendo un limón diario hasta llegar a 12. Invertir el proceso hasta llegar de nuevo a un limón diario; después descansar una semana y  luego seguir otra cura del limón. Realizar fricciones con el aceite de limón en las zonas afectadas y adoloridas. Preparar un caldo de limón con una cucharada de aceite de almendras y cuatro de aguardiente, bien batidos; tomar sólo dos cucharadas. Además al mismo tiempo, cubrir la zona adolorida con una toalla ahumada con romero. Aplicar masajes de limón en la piel (medio limón partido por la mitad). Tomar el jugo de un limón en ayunas, otro antes del almuerzo, otro antes de la comida y de postre jugo de naranja. Hervir a fuego lento dos limones (sin pipas y en rodajas), endulzarlo con azúcar y tomarlo en dos noches, antes de acostarse; luego hacer la operación con 3 limones en 3 noches, luego con 4 limones en 4 noches y así sucesivamente hasta llegar a 10 limones;  muchas personas  desaparecen su reumatismo antes de terminar su tratamiento. Es bueno acompañar al tratamiento una dieta vegetariana (sin carne roja, grasas, azúcar refinada, café, y alcohol). Tomar una limonada caliente de 2 – 8 limones hervidos en medio litro de agua, diariamente. Ojo: Ver contraindicaciones.

Retención de líquido. Tomar 1 ó 2 vasos de limonada al día.

Sabañones: Uso externo. Como buen astringente, favorece la cicatrización de los sabañones e impide su infección.
Restregar un limón sobre la zona afectada.

Sarampión. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Sarna. Se mezcla el zumo de limón con un poco de zumo de ajo.

Sed. El zumo e limón con agua fría combate la sed.

Sífilis. Combate y con gran éxito, por cierto la sífilis.

Sudoración profusa. Tomar en ayunas, 1 – 5 limones, según edad.

Tifus. Tomando, en cantidad suficiente, el jugo de este precioso fruto, las altas fiebres tíficas no resisten el elevado poder microbicida del jugo de limón crudo. Se hace una cura, bebiendo el zumo, y al mismo tiempo absorbiéndolo por la nariz, mediante la aspiración.

Trastornos de la concentración. Tomar en ayunas, 1 – 5 limones, según edad.

Uremia. Está muy indicado.

Uretritis. Se mezcla el zumo de limón con un poco de zumo de ajo.

Urticaria: Uso externo.

Vejez prematura. Tomar 1 – 2 limones en ayunas, según edad y estado de salud.

Vértigo. Tomar 1 – 5 limones en ayunas, según edad y estado de salud.

Viruela. Tomar 5 – 10 limones en ayunas, según edad y estado de salud. Debe tomarse en gran cantidad, porque si es poca la cantidad que se toma no hace efecto.

Vómitos. Para los casos de vómitos bastará tomar el jugo de limón. El jugo de un limón en medio vaso de agua, al que se añade una cucharadita de bicarbonato de sodio y bebido a sorbos. Mezclar el café con el jugo de limón (remedio italiano). El zumo de cuatro limones tomado en ayunas (con el estómago vacío).

.

Datos a tener en cuenta sobre el consumo en el limón

Para los trastornos circulatorios y cardíacos combina muy bien con la uva, la nuez, la cebolla, los cereales integrales, la cebada, el centeno, la patata, el melocotón, la fresa, la calabaza, el calabacín, el mango, las legumbres, la soja, el salvado de trigo, el aceite de oliva, la fibra, la chirimoya, el guisante, el brécol y el pomelo.

Para los trastornos de ácido úrico y gota combina muy bien con pomelo, frutos secos, cereza, fresa, uva, manzana, apio, alcachofa, almendras, castañas, garbanzos, judías, verduras y hortalizas, yogur y aceite de oliva.

Para el cáncer combina muy bien con naranja, limón, pomelo, ciruela, manzana, plátano, uva, zarzamora, fresas, cerezas, acerola, fibra, pan de centeno, remolacha roja, col, coliflor, soja, zanahoria, tomate, berenjena, pimiento verde, yogur, cebolla, ajo, perejil, brécol, rábano y aceite de oliva.

Para la anemia combina muy bien con legumbres, soja, fruta, verduras, alfalfa, berro, remolacha roja, espinaca, aguacate, pistacho, uva, fruta de la pasión, albaricoque, limón, espirulina y melaza.

Para los trastornos respiratorios combina muy bien con ajorábano, rábano rusticanozanahoria, berrodátil, borrajahigo, okra, miel, propóleos, naranjamandarinalimónpomelokiwi y agua.

Para la diabetes combina muy bien con legumbres, verduras, cereales integrales, frutos secos, alcachofajudía verdeaguacatecebollachampiñón y germen de trigo.

Para los trastornos de la piel combina muy bien con leche de soja, hortalizas, alcachofaendivias, escarola, ajo, aceite de onagra y melaza.

Para los trastornos del riñón combina muy bien con agua, limónavellana, fibra, alcachofaberenjena, borrajacoliflor, jobo rojo, judía verdecalabazacalabacín castañadátilmaízpatata, aceite de pescado, cereales integrales, manzanamelocotónmelónsandianísperopera uva.

Para los trastornos de huesos y articulaciones combina muy bien con legumbres, cereales integrales, melaza, alfalfacoco, lácteos, soja, tofu, almendrascol, germinados, naranjamandarinapomeloalcachofaperanaborábano, frutos secos, coliflor, germen de trigo, aceite de pescado y aceite de oliva.

Contraindicaciones y efectos secundarios en el limón:

 Intolerancia a cualquiera de sus componentes.

Su uso está contraindicado en la personas adultos ó niños que sufren de anemia, cólicos renales, dientes flojos y careados (ataca el esmalte dental), artritis degenerativa y osteoporosis, raquitismo, descalcificación, desmineralización, enfermedades de los nervios, fragilidad de los huesos, grietas en la lengua, hernias hiatales, ancianos, niños débiles y menores de 6 años, dientes y uñas débiles, acidosis, sensibilidad a los ácidos, estreñimiento crónico, inflamación de la matriz, uretritis, vejiga o esófago. En las mujeres cuando están con su período menstrual o durante los primeros tres meses de embarazo y en la lactancia del bebe.

Entre sus efectos secundarios perjudiciales y contraindicaciones, cabe mencionar que tomar grandes cantidades de jugo de limón en ayunas, puede causar náuseas, diarrea, cólicos estomacales y lesiones en la mucosa gástrica.

Los pacientes deben tener tolerancia cítrica: Antes de hacerse la cura de limones es importante tener en cuenta  la tolerancia individual a la misma y suspenderla inmediatamente en caso de reacciones negativas.

En los informes presentados aquí hay recetas con más de 10 limones, que se describen como curaciones milagrosas y efectivas, para tomarlos hay que tener en cuenta la tolerancia cítrica del paciente y en todo caso empezar desde uno para saber si puede llegar a esa cantidad de limones (entre 10 y 50 limones). Para muchos de estos casos se aconseja la vigilancia de un profesional. Las personas que tienen aversión al jugo de limón puro, pueden usarlo con naranja durante las curas, para eso se exprime sencillamente el jugo de limón, en el jugo de una naranja y se toma según las indicaciones.

No usar la cura de limones por más de tres semanas.

No tomar alcohol cuando tome zumo de limones.

Tomar el zumo de limón solamente con una cañita, porque el jugo de los limones ataca el esmalte de los dientes y puede ponerlos amarillos.

Es conveniente no beber jugo de limón si vamos a estar expuestos a radiaciones muy fuertes o en personas alérgicas a sus componentes.

No es aconsejable consumirlo durante los tres primeros meses de embarazo y durante la lactancia.

 

Referencias y bibliografía

  • Alimentos saludables, alimentos nocivos. Dr. Jorge D. Pamplona Roger. Dr en Medicina y Cirugía (Universidad de Granada, España). Médico especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Especialista Universitario en Educación para la Salud. ISBN 84-407-1397-5

 

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!