Bolitas de Garbanzos con ensalada de Canónigos. Los garbanzos son un alimento muy energético, nutritivo y equilibrado. Es una buena fuente de los nutrientes más importantes, excepto la vitamina B12, pero el resto se halla bien representado.

Advertisements

Aporte nutricional

  • Proteínas: Aporta una importante cantidad, superior a la carne y al huevo.
  • Hidratos de Carbono: Son ricos en ellos, siendo el almidón el más abundante. El almidón se transforma lentamente en glucosa durante la digestión, pero para ello se precisa una buena masticación y salivación.
    Grasas: La mayor parte de ellas son poliinsaturadas.
  • Vitaminas: Son una buena fuente de vitaminas AB2B6 y sobre todo B9, que como sabemos intervienen, entre otras cosas en el buen funcionamiento del sistema nervioso y reducen el riesgo de infarto. 100 g de garbanzos aportan casi el triple de la cantidad diaria, necesaria de este nutriente.
  • Minerales: Destacan el hierro y el zinc.

Por todo ello, podemos decir que los garbanzos son un alimento casi completo, cuya proporción de nutrientes es bastante equilibrada.

Ingredientes para bolitas de garbanzos con ensalada de canónigos

Ingredientes (4 personas):

  • 250 gr. de garbanzos.
    1/4 de cebolla morada.
    2 dientes de ajo.
    1 cucharada de cilantro picado.
    1 cucharadita de comino molido.
    1 cucharadita de pimienta en polvo.
    1 cucharadita de pimentón.
    150 gr. de harina de garbanzo.
    1 bolsa de canónigos.
    Agua.
    Aceite de oliva virgen extra.
    1 limón.
    Sal.

Elaboración de la receta de bolitas de garbanzos con ensalada de canónigos

  1. Pon los garbanzos a remojo de víspera. Escúrrelos, colócalos en la olla rápida y cuécelos durante 5 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Abre la olla y escúrrelos. Colócalos en un cazo
  2. Pela y pica la cebolla y los ajos. Añádelos al cazo e incorpora las hierbas y las especias (cilantro, comino, pimienta y pimentón). Tritura con la batidora eléctrica y aplasta con un tenedor. Deja que repose en el frigorífico por lo menos durante 1 hora.
  3. Pasado este tiempo, coge pequeñas porciones de masa y redondéalas. Mezcla la harina de garbanzo con 200 ml de agua y mezcla bien. Pasa las bolitas por esta mezcla y fríelas con abundante aceite caliente. Retira las piezas y escúrrelas bien sobre una fuente con papel absorbente.
  4. Limpia los canónigos y colócalos en un bol. Pela el limón y saca 4 gajos en vivo. Pícalos en trocitos y añádelos al bol. Alíñalos con aceite y sal.
  5. Sirve las bolitas de garbanzos o falafel y acompáñalas con la ensalada. Si deseas decora el plato con unas hojas de perejil.

 

Consejo:
Si notas que la masa queda muy ligera, puedes agregarle un poco de harina de garbanzo hasta conseguir una consistencia más espesa.

 

 

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!