Avena

Advertisements

AVENA (avena sativa L.)

  • Otros nombres: Avena. Avena blanca. Avena común. Avena cultivada. Avena doméstica. Avena ladilla. Avena loca. Avena negra. Avena que se siembra.
  • Familia: Poaceae
  • Grupo: Planta. El fruto es un grano que incluye el pericarpio o salvado y la semilla o grano propiamente dicha. 

.

Sustancias activas

Es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, un 65% de grasas no saturadas y un 35% de ácido linoleico. Hidratos de carbono de fácil absorción. Aminoácidos de las proteínas, vitaminas del grupo B, K, E y provitamina A. En minerales: fósforo, hierro, cobalto, manganeso, zinc, aluminio, potasio, sodio, calcio, magnesio y cobre. En la paja, su componente principal lo ocupa el ácido silícico. Además de los componentes anteriores se encuentran sustancias de especial importancia con propiedades sedantes: avenina, un alcaloide indólito. Además contiene una buena cantidad de fibras, que no son tan importantes como nutrientes pero que contribuyen al buen funcionamiento intestinal. La avena también contiene pequeñas cantidades de gluten.

Destacan los siguientes:

Frutos: Almidón, lípidos (5%), celulosa. Abundantes sales minerales: manganeso (8,5 mg/Kg), hierro (35 mg/Kg), zinc (19 mg/Kg). Flavonas. Fitosteroles (en el endosperma). Vitaminas: A, B1, B2, PP, trazas de E y D.

Hojas: Abundantes sales silícicas, saponinas triterpénicas (avenacósidos A y B); carotenoides.

 

Composición nutricional de la avena

COMPONENTE Por cada 100 g de parte comestible cruda
Energía 389,0 Kcal = 1629 Kj
Proteínas 16,9 g
Hidratos de Carbono 55,7 g
Fibra 10,6 g
Vitamina  A    —
Vitamina  B1 0,763 mg
Vitamina  B2 0,139 mg
Vitamina  B3 4,86 mg EN
Vitamina  B6 0,119 mg
Vitamina  B9 56,0 ug
Vitamina  B12    —
Vitamina  C    —
Vitamina  E 0,700 mg EaT
Calcio 54,0 mg
Fósforo 523 mg
Magnesio 177 mg
Hierro 4,72 mg
Potasio 429 mg
Zinc 3,97 mg
Grasa total 6,90 g
Grasa saturada 1,22 g
Colesterol    —
Sodio 2,00 mg

 

Enfermedades en las que su uso puede hacerse recomendable

 

 

Otras

.

Datos a tener en cuenta

Para los trastornos nerviosos combina muy bien con las nueces, los cereales integrales, los plátanos, los garbanzos, la lechuga, el guisante, la fruta de la pasión, el albaricoque, el polen, las semillas de girasol, los piñones, la avena, la malta, la miel, la levadura de cerveza y el germen de trigo.

Para la obesidad combina muy bien con la piña, la alcachofa, el apio, la berenjena, la borraja, la coliflor, el espárrago, la judía verde, la manzana, el melocotón, el albaricoque, la pera, la sandía, el limón, la fibra, la zanahoria y la calabaza.

Para el estreñimiento combina bien con abundante cantidad de agua, fibra, cereales integrales, salvado de trigo, frutas con pulpa, legumbres, ciruelas, semillas de lino y zaragatona, uva, higos, ruibarbo y miel.

Para el cansancio combina muy bien con frutos secos, almendras, piñones, anacardos, almendras.

Para los trastornos de la piel combina muy bien con apio, alcachofa, fresas, cerezas, agua, uvas, sandía, melón, y zanahoria.

Para los trastornos del colesterol y/o triglicéricos combina muy bien con el aceite de oliva, los productos de soja, las nueces y las frutas desecadas.

Diabetes: A pesar de su gran contenido en hidratos de carbono, la avena resulta muy bien tolerada por los diabéticos, especialmente si se toma en forma de copos integrales que incluyen el salvado.

Esto se debe a su contenido en fructosa, y sobre todo, a los beta-gluconatos que se encuentran especialmente en el salvado de la avena. Los beta-gluconatos son un tipo de fibra vegetal soluble que, tal como ha sido demostrado en un estudio llevado a cabo por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, hace que los diabéticos toleren mucho mejor la glucosa que se libera del almidón de la avena durante la digestión.

 

Contraindicaciones y efectos secundarios

Intolerancia a cualquiera de sus componentes. En pacientes de hipertensión o cardiopatías, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, dada la posibilidad de aparición de una descompensación tensional o, si la eliminación de potasio es considerable, una potenciación del efecto de los cardiotónicos. Las personas celíacas, deben evitar su consumo.

 

 

Homeopatía

En homeopatía se emplea para tratar:

  • Dejar de fumar.
  • Inapetencia después de enfermedades acompañadas de fiebre.
  • Trastornos nerviosos: Anorexia. Agotamiento nervioso. Insomnio. Falta de concentración. Palpitaciones nerviosas.

 

.

Referencias y bibliografía

  • Plantas útiles: Linneo. Consultado el 29 de octubre de 2009
  • Real Jardín Botánico: Proyecto Anthos. Consultado el 24 de noviembre de 2009.
  • Alimentos saludables, alimentos nocivos. Dr. Jorge D. Pamplona Roger. Dr en Medicina y Cirugía (Universidad de Granada, España). Médico especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Especialista Universitario en Educación para la Salud. ISBN 84-407-1397-5

 

 

Artículos relacionados

¡Comparte salud y conocimiento!