gastrinaLa gastrina es una hormona polipeptídica segregada por las glándulas pilóricas del antro del estómago y por las fibras peptidérgicas del nervio vago. Estimula la secreción de ácido clorhídrico y pepsinógeno (precursor de la pepsina liberado por células pépticas) que se activa como pepsina al entrar en contacto con el ácido en el estómago. La gastrina llega a los receptores de ésta que se hallan en la membrana de las células parietales (C2) de las glándulas fúndicas del estómago, provocando la liberación de HCl. Cuando hay alimento en el estómago, la gastrina es secretada en la sangre. A medida que el nivel de ácido se eleva en el estómago y los intestinos, el cuerpo normalmente produce menos gastrina.

Otros factores liberadores de gastrina son:

  • La distensión de la pared gástrica por alimentos.
  • PH alcalino de alimentos semidigeridos.
  • La estimulación de receptores RH2 histaminergicos.

.

Fases de la secreción gástrica.

Fase cefálica. El proceso antes de ingerir alimentos, el olor, tacto y gusto. Se inicia con señales originadas en la corteza cerebral, amígdala (controla el apetito), hipotálamo. Estas señales se transmiten de los núcleos dorsales del nervio vago al estómago. En esta fase ocurre un 20% de la secreción gástrica.

Fase gástrica. Ocurre cuando el alimento llaga al estómago, se produce un proceso de excitación (reflejos vágales largos, procesos entéricos locales, mecanismo de la gastrina).

Fase intestinal. Ocurre cuando el alimento llega a la parte alta del intestino (duodeno) y pequeñas cantidades de gastrina y de jugos gástricos están en la mucosa duodenal.

.

Retroalimentación negativa de la gastrina.

Después de una comida, las células productoras de gastrina, localizadas en el antro del estómago, secretan gastrina. La gastrina actúa entonces como una hormona, viajando por la sangre hasta el cuerpo del estómago donde estimula a unas células especializadas en la producción de ácido gástrico. El ácido es secretado a la luz del estómago, disminuyendo el pH de los contenidos estomacales. El bucle de retroalimentación se completa cuando los contenido estomacales acidificados entran en contacto con la porción apial de las células G. El pH disminuido de los contenidos actúa como una señal que determina el cese de la secreción de gastrina por parte de las células G, eliminando un estímulo muy importante de la producción del ácido gástrico y, de esa manera, estabilizando el pH del estómago.

.

Regulación acción de la gastrina.

A continuación veremos algunos inhibidores y estimuladores de la secreción de la hormona gastrina en el organismo:

1.- Inhibidores de secreción. Los mecanismo inhibidores de la gastrina:

Inhibidores luminales: Ácido (pH menor de 1,5).

Inhibidores por vía sanguínea:

  • Secretina. Hormona gastrointetinal que se libera en el duodeno desde las células S, cuando llega el ácido proveniente del estómago.Su acción principal es la de estimular la secreción pancreática.
  • Polipéptido inhibitorio gástrico. Una hormona que prepara al organismo para almacenar los alimentos recibidos. Sus funciones principales son el estímulo de la secreción de insulina. La secreción de este péptido depende de la presencia de alimentos en la luz del intestino delgado, como la del resto de las hormonas gastrointestinales.
  • Polipétido vasoactivo intestinal. Es una sustancia neurocrina formada por 28 residuos de aminoácidos. Inhibe la secreción de enzimas gástricas y estimula la secreción de glucagón, insulina y somatostatina, aumenta la adenilciclasa, así como la secreción biliar en el hígado.
  • Glucagón. Los péptidos intestinales secretados en respuesta a la ingesta, provocan liberación de glucagón (CCC y gastrina).
  • Calcitonina.

Otros:

  • Somatostatina. La somatostatina es un inhibidor de la función de la célula parietal. Desempeña un papel importante en la modulación de la liberación de gastrina. La estrecha relación histológica de las células D. Con las células G sugiere que la somatostatina actúa de una forma paracrina como un “freno” endógeno de la liberación de gastrina. Los iones de H de la luz gástrica “activan” las células D para ayudar en la inhibición mediante retroalimentación de la liberación de gastrina por el ácido. La acetilcolina, liberada por estimulación vagal “desactiva” las células  D, potenciando así  la liberación de gastrina y proporcionando otra forma de favorecer la secreción ácida por parte de la acetilcolina.
  • Prostaglandinas. Son secretadas  por prácticamente todas las células epiteliales y no epiteliales del estómago. Se ha demostrado la existencia de un receptor de PGE-2 unido a una proteína G inhibidora de la célula parietal. Los receptores de PGE-2 tienen efectos opuestos a los de los receptores  H-2, es decir, reducen la actividad de la adenil-ciclasa, el AMPc intracelular y la proteincinasa A. Los análogos de la prostaglandina E como el misoprostol  reducen la secreción ácida aproximadamente en la misma proporción que los antagonistas de los receptores H-2. Los agentes que bloquean la síntesis de prostaglandinas endógenas, como los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, aumentan la secreción ácida.
  • Antagonista de los receptores H-2. Es un medicamento usado para el bloqueo de las acciones de la histamina a nivel de los receptores sobre las células parietales en el estómago, conllevando a una disminución en la producción de ácido del jugo gástrico.

La disminución en el pH del estómago, es el mecanismo primario de inhibición de la gastrina. Parece que la acción del ácido es directa sobre las células G (células endocrinas encargadas de segregar gastrina, péptidos que inducen a la secreción del ácido gástrico).

2.- Activadores de secreción.

Los mecanismo estimulantes de la gastrina son de tres tipos:

Estimulantes luminales:

  • Péptidos y aminoácidos.
  • Distención.
  • Presencia de comida en el estómago.
  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos.
  • Cafeína.

Estimulantes neurales:

  • Vagal (por la acetilcolina). Es liberada por las terminaciones nerviosas como resultado final de la estimulación del nervio vago, interactuando con los receptores muscarínicos M-3 directamente en la célula parietal, sobre las células ECL para liberar histamina y sobre las células D para suprimir la liberación de somantostatina a través de un péptido inhibidor. Estos tres mecanismos favorecen la secreción ácida.

Estimulantes por vía sanguínea:

  • Calcio.
  • Epinefrina.
  • Insulina.
  • Histamina. Es el estimulante más importante de la secreción ácida. La histamina es liberada por las células enterocromafín-like (ECL), y posiblemente por los mastocitos en la lámina propia, interactuando  con los receptores H-2 de histamina de la célula parietal. Evidencias recientes  señalan que la histamina también actúa  a través de un receptor H-3 para suprimir la liberación de somatostatina de las células D. Los antagonistas de los receptores H-2 inhiben la secreción ácida gástrica al bloquear a los receptores H-2  de la célula parietal.

La estimulación de la gastrina por encima de las cifras basales tiene lugar con la presencia de alimentos en la luz gástrica y por la liberación neural en el tejido antral del péptido liberador de gastrina (GRP). La gastrina se une directamente a los receptores CCK-B/gastrina de la célula parietal, como demuestran estudios con células parietales caninas. Sin embargo, estudios en humanos sugieren que el receptor de gastrina en la célula parietal no puede estar implicado en la secreción ácida. Además, trabajos recientes sugieren que existen receptores CCK-B gastrina en las células ECL. De esta forma, el efecto de la gastrina sobre las células parietales puede estar mediado realmente a través de las células ECL.

.

Valores normales.

Nota: los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su examen.

Los valores normales generalmente son de menos de 100 pg/ml (picogramos por mililitro).

.

Significado de resultados anormales.

Demasiada gastrina causa úlcera péptica grave. Los niveles por encima de lo normal también pueden deberse a:

  • Nefropatía crónica.
  • Gastritis prolongada.
  • Hiperactividad de las células estomacales productoras de gastrina (hiperplasia de las células G).
  • Infección estomacal por Helicobacter pylori.
  • Uso de antiácidos o medicamentos para tratar la acidez gástrica.
  • Síndrome de Zollinger-Ellison, un tumor productor de gastrina que se puede presentar en el estómago o el páncreas.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Jensen RT. Pancreatic endocrine tumors. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 201.
  • MedlinePlus.