Porque la salud es nuestro bien más preciado

922-38-86-06
rdnattural@rdnattural.es
Bienvenid@

Sedavir

Sedavir

Un combinado totalmente vegetal, en el que encontramos Amapola que en sus hojas y semillas hay pequeñas cantidades de alcaloides. No contienen morfina. El opio es el látex seco de la planta y de él se obtienen a su vez numerosos alcaloides valiosos e importantes para la medicina.

Avena sativa ...

+ Info Comprar Ahora - 19.50 €  

Artrosis - Nutrición y Recomendaciones

artrosisLa artrosis, también conocida como enfermedad degenerativa articular, es el tipo más frecuente de afección de las articulaciones. Se caracteriza por el desgaste progresivo del cartílago (la almohadilla), que hace ...

Comprar Ahora - 3,25 €  

Aparato genital masculino

Órganos genitales masculinos: Se trata del conjunto de los órganos sexuales que sirven a la reproducción del hombre. Los forman órganos visibles y no visibles; es decir externos e internos.

  • Los internos: Los testículos, los epidídimos, los conductos deferentes, las vesículas seminales, la próstata y la uretra.
  • Los externos: El pene y el escroto.

TESTÍCULO.

Glándula que hace los espermatozoides. Son cada una de las gónadas masculinas, coproductoras de los espermatozoides, y de las hormonas sexuales (testosterona). Están formados por 7 capas, que del exterior al interior son:

  • Escroto: Es la piel que envuelve al resto de estructuras testiculares. Suele tener vello con folículos pilosos muy profundos y glándulas sebáceas abundantes.
  • Dartos: Es un músculo fino adherido al escroto.
  • Capa Celular subcutánea.
  • Fascia espermática externa.
  • Cremáster.
  • Fascia Espermática interna.
  • Túnica vaginal del testículo.

\"genitalEn cuanto a su estructura, esta se divide en:

Albugínea: Capa fibrosa de tejido conjuntivo blanco, denso y elástico que envuelve al testículo y al epidídimo.

Conductos seminíferos: Conductos productores del esperma. Se encuentran dentro de unos lóbulos (hay unos 380 por testículo) que han formado los septos testiculares, que parten desde la túnica albugínea y se unen en el mediastinum testis. Estos lóbulos también contienen tejido intersticial. Los túbulos seminíferos desembocan a través de los túbulos rectos en las cavidades denominadas rete testis en el mediastinum testis.

Conductos excretorios del esperma: El semen al salir de los conductos seminíferos pasa por:

  1. Conductos rectos.
  2. Red de Haller.
  3. Conos eferentes.
  4. Epidídimo: Tubo estrecho y alargado, situado en la parte posterior superior del testículo; conecta los conductos deferentes al reverso de cada testículo. Está constituido por la reunión y apelotonamiento de los conductos seminíferos.

En el testículo podemos encontrar tres tipos de tejidos: intersticial, tubular y túnica.

En el tejido intersticial aparecen las células de Leydig, los macrófagos y también vasos sanguíneos y linfáticos. Las células de Leidyg derivan de las células estromáticas mesenquimáticas. Se localizan fuera de los túbulos seminíferos, responden al estímulo de la LH y están implicadas en la síntesis de andrógenos.

En la zona tubular se encuentran los túbulos seminíferos, en cuyo interior se localizan las células de Sertoli. Dichas células proceden del epitelio celómico. Se disponen envolviendo a las células germinales durante su desarrollo, estando íntimamente ligadas al proceso de maduración del esperma. Responden a la FSH produciendo la proteína de unión a andrógenos (ABP) y la inhibina.

En las túnicas hay células mioides.

Estas células están rodeando los túbulos seminíferos. Realizan una contracción rítmica que provoca ondas peristálticas que ayudan a movilizar los espermatozoides y los líquidos testiculares a través de los túbulos seminíferos. Esta actividad contráctil es estimulada por la oxitocina, la serotonina y las prostaglandinas. Así mismo, estas células están implicadas en mediar los efectos de hormonas y factores de crecimiento sobre células de sertoli y células germinales.

Su vascularización viene dada por:

Arterias: los testículos están irrigados por las arterias espermáticas, la arteria deferencial y la arteria funicular.

Venas: del drenaje sanguíneo están encargadas las venas espermáticas. Cuando se obstruyen producen el varicocele.

Vasos linfáticos.

EPIDÍDIMO.

Conducto por lo cual pasa la esperma. Se trata de un tubo estrecho y alargado de aproximadamente 5 cm de longitud por 12 mm de ancho pero, si lo estiráramos, podría alcanzar los 6 metros; se sitúa en parte superior del testículo, conectando los conductos deferentes al reverso de cada testículo. Está constituido por la reunión y apelotonamiento de los conductos seminíferos (donde se producen los espermatozoides). Estos conductos epidímicos están revestidos con epitelio cilíndrico seudoestratificado y recubiertos por capa de músculo liso. En él se almacenan los espermatozoides para que adquieran movilidad y una estructura definida (entre 10 y 14 días); pudiendo permanecer dentro hasta 4 semanas.  Las superficies libres de las células cilíndricas contienen microvellosidades y ramificaciones que se llaman estereocilios.

Conducto deferente: Conducto de la esperma al exterior del pene. Se trata de dos canales por los cuales los espermatozoides que han madurado inician el ascenso hacía las vesículas seminales. Éstos entran en la próstata para desembocar en la uretra, que está conectada con la vejiga urinaria y con las vías genitales. Gracias a un sistema de válvulas, la próstata regula la emisión de la orina o del líquido seminal.

Vesículas seminales: Son unos pequeños saquitos situados debajo de la vejiga urinaria. Su misión consiste en acoger a los espermatozoides maduros. Estas vesículas se encargan de fabricar un líquido viscoso, llamado porción seminal, para que los espermatozoides puedan nutrirse, protegerse y desplazarse con facilidad.

Los espermatozoides: Son las células reproductoras masculinas. Los que ya han madurado se componen de cabeza, cuerpo y cola. Cuando se originan, son células demasiado grandes, pero cuando maduran (tardan más de 70 días), pierden su capa gruesa y generan una cola para poder desplazarse con facilidad y agilidad hacía el óvulo con el fin de generar una nueva vida. Inician una veloz carrera que va desde los testículos a la ampolla seminal, desde donde pasan al pene a través de la próstata. Por lo general pueden mantenerse vivos y activos, dentro del aparato genital femenino, unos 3 días.

SÍNFISIS PÚBICA.

Articulación un poco móvil del pubis. Es la conexión entre las dos partes del pubis. Presenta una línea de cartílago calcificado y resistente. Se localiza de forma anterior a la vejiga urinaria y superior a los genitales externos. En los hombres, el ligamento suspensorio del pene está anclado a la sínfisis púbica.

PRÓSTATA.

Glándula que segrega uno de los elementos de la esperma. Se localiza en frente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido del tejido seminal que protege y nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.

Pueden distinguirse varias zonas:

  • Estroma fibromuscular; se extiende posterolateralmente y forma la cápsula.
  • La zona transicional, próxima al verum montanum y al tejido glandular periuretral. Es asiento de la hiperplasia de próstata.
  • La zona central, que rodea a la zona de transición.
  • La zona periférica o marginal, que es donde se suele localizar el cáncer, ocupa el 75% del volumen total.

URETRA PROSTÁTICA.

Conducto relativo a la próstata. En el hombre tiene una longitud aproximada de 12 cm y se abre al exterior en el meatus uretral del glande. En este largo recorrido podemos distinguir distintas porciones:

  • Uretra prostática, que discurre a través de la glándula prostática (en esta estructura es donde vierten su contenido los conductos eyaculadores).
  • Uretra membranosa, que una corta porción muy estrecha (de 1 ó 2 cm) a través de la musculatura del suelo de la pelvis que contiene el esfínter uretral externo (músculo esquelético que controla voluntariamente la micción).
  • Uretra esponjosa, que se encuentra en el interior del cuerpo esponjoso del pene; se trata de una vaina eréctil (de entre 9 y 11 cm) que recorre toda la cara ventral del pene, llega al glande y se abre en el meato.

PENE.

Es el órgano copulador masculino que, además interviene en la excreción de la orina. Carece de hueso (báculo) y está conformado por tres columnas de tejido eréctil, es decir que tiene la capacidad de volverse erecto al llenarse de sangre:

Dos cuerpos cavernosos: Se encuentran uno al lado del otro en la parte superior del pene, que se llenan de sangre durante la erección (90% de la sangre).

Un cuerpo esponjoso: Se encuentra en la parte inferior del pene y su función es la de evitar que durante la erección, se comprima la uretra. Es importante señalar que por la uretra sale tanto el semen como la orina y, cuando el pene se encuentra en erección contiene solamente el 10% de sangre. El glande es la última porción y la parte más ancha del cuerpo esponjoso.

El glande es una zona muy sensible debido a sus innumerables terminaciones nerviosas y constituye la parte final del pene. Su forma usualmente es de cono o punta de flecha. Está recubierto por un pliegue de piel suelta, llamado prepucio, que se retira hacia atrás para dejar el glande expuesto cuando está erecto. El área de la parte inferior del pene de donde se sujeta el prepucio, se llama frenillo. Es atravesado por la uretra y contiene la desembocadura o apertura externa de ésta, el meato urinario.

El prepucio presenta en su cara externa epitelio queratinizado y, en la cara interna, la que está en contacto con el glande, es una mucosa de epitelio menos queratinizado.

Como hemos indicado anteriormente, prepucio y glande están unidos entre sí por un pliegue medio anterior que se llama frenillo del pene y en toda su circunferencia posterior por el surco balanoprepucial. La circunferencia anterior del prepucio corresponde al borde libre del prepucio y se llama orificio o anillo prepucial.

El frenillo se inicia debajo del meato urinario y se une a la mucosa del prepucio interno formando un área triangular denominada delta del frenillo, cuyos lados están delimitados por la banda de camellones. Básicamente tiene dos funciones:

Función anatómica: Ayuda a cubrir el glande cuando el pene se encuentra en reposo, es decir no hay erección (detumescencia).

Función erógena: Contribuye al placer durante la actividad sexual, debido a que el frenillo y su delta constituyen un área particularmente sensible del pene.

Situada en la base del glande, podemos encontrar en algunos individuos, la llamada corona del glande, que es un relieve o reborde en forma de coronilla, allí donde el glande se une con el cuerpo del pene (la parte más larga y cilíndrica). En ocasiones puede tener pequeños puntos o granitos en lo que se hace llamar la corona de Venus.

El semen y el esperma.

Se trata de un líquido viscoso y blanquecino que es expulsado a través del pene durante la eyaculación. El promedio de volumen de semen en una eyaculación es de 1,5 a 5 mililitros, aunque ello depende mucho de la abstinencia sexual previa y el grado de excitación. Su color es generalmente blancuzco-lechoso o ligeramente amarillento, básicamente debido a las favinas (una base nitrogenada cuya cadena principal es una sustancia heterocíclica nitrogenada de tres anillos y dos grupos oxo, conocida como isoaloxazina) provenientes de la vesícula seminal. Su pH es aproximadamente de 7,5, lo cual favorece a los espermatozoides cuando entran en la vagina, donde el pH es ácido. Menos del 10% del volumen del semen de una eyaculación corresponden a espermatozoides, mientras que el 90% restante corresponde a líquido seminal. La densidad normal de los espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 20 a 150 millones por milímetro cúbico de espermatozoides. Para que se produzca la fecundación del óvulo, el semen debe contener más de 20 millones de espermatozoides por mililitro.

Debido a la composición del semen, en condiciones adecuadas, los espermatozoides pueden permanecer vivos fuera del organismo durante varios días.

Está compuesto por:

Espermatozoides: Es una célula haploide (que contiene un solo juego de cromosomas) que constituye el gameto masculino y, su función es la formación de un cigoto al fusionarse su núcleo con el del gameto femenino; fenómeno que dará lugar al embrión y al feto.

Plasma seminal: El plasma seminal es el medio líquido del eyaculado encargado de mantener el medio nutritivo del espermatozoide, el plasma seminal transporta las células espermaticas y contribuye con el metabolismo del espermatozoide.

Menos de un 10% del volumen del semen de una eyaculación corresponde a los espermatozoides, y más del 90% al líquido seminal. La densidad de espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 200 y 400 millones de ellos.

Entre los elementos que componen el semen se encuentran los líquidos que aporta la vesícula seminal: La vesícula seminal aporta entre el 40% y el 60% del semen y crea principalmente

La próstata aporta de 15% a 30% del plasma seminal, crea un líquido rico en:

Ambos, tanto los espermatozoides como el plasma seminal se forman por el aporte de:

Bulbo del pene: Parte hinchada del pene. La porción posterior engrosada del bulbo del pene es atravesada por la porción membranosa o intermedia de la uretra.

Prepucio: Pliegue cutáneo que cubre el glande del pene. Por la cara externa presenta epitelio queratinizado y por la cara interna que está en contacto con el glande es una mucosa de epitelio menos queratinizado. El prepucio y el glande están unidos entre sí por un repliegue medio anterior que se llama frenillo del pene y en toda su circunferencia posterior por el surco balanoprepucial. La circunferencia anterior del prepucio corresponde al borde libre del prepucio y se llama orificio o anillo prepucial.

Tiene 3 funciones:

  • Protectora.
  • Sensorial.
  • Mecánica.

ESCROTO.

Pequeño saco debajo el pene que contiene los testículos. Sus capas, desde la más externa a la más interna son:

  • Piel.
  • Dartos (muscular). La contracción del musculo, que responde a frío o emociones, corresponde a las fibras simpáticas.
  • Fascia de Cooper.
  • Cremáster. Músculo que se encuentra en el pliegue de la ingle y bolsas testiculares.
  • Túnica fibrosa.
  • Túnica vaginal del testículo (dos hojas).

Volver

 

Deja un comentario

Publicidad

banner_medestec_A35