PróstataGeneralmente, los hombres a partir de los 50 años suelen presentar un agrandamiento de la próstata, conocido como hiperplasia benigna de próstata. A medida que ésta crece puede oprimir la uretra y ocasionar problemas urinarios y vesicales. Aunque no se conoce la causa real del agrandamiento, hay factores ligados al envejecimiento y a los testículos mismos que pueden jugar un papel en el crecimiento de la glándula.

La próstata es un órgano glandular del aparato genital masculino. Contiene células que producen parte del líquido seminal que nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.

En la próstata se pueden distinguir las siguientes zonas más importantes:

Estroma fibromuscular: Se extiende posterolateralmente y forma la cápsula.

La zona transicional: Próxima al verum montanum y al tejido glandular periuretral.

La zona central: Rodea a la zona de transición.

La zona periférica o marginal.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Por lo general, la prostatitis es ocasionada por una infección bacteriana. Ésta puede comenzar rápidamente y cronificarse. Algunas enfermedades de trasmisión sexual, tales como la clamidia o la gonorrea, tienen una mayor posibilidad de hacerse crónicas.

Las causas más frecuentes de una prostatitis son:

  • Después de haber padecido una epididimitis, es decir una inflamación del epidídimo, el conducto que conecta el testículo con los vasos deferentes.
  • Después de haber padecido una uretritis, es decir una inflamación e irritación del conducto que trasporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.
  • Después de haber padecido enfermedades urinarias.
  • Por una obstrucción en la salida de la vejiga.
  • Por padecer una fimosis (imposibilidad de retraer el pene).
  • Por lesión al área entre el escroto y el ano (perineo).
  • Por haberse realizado una citoscopia o biópsia.

.

Síntomas más frecuentes.

Los síntomas más frecuentes incluyen:

  • Escalofríos.
  • Sangre en la orina.
  • Goteo al final de la micción.
  • Dificultad para retener la orina.
  • Dificultad para orinar.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Chorro de orina débil.
  • Ardor y dolor en la micción.
  • Dolor o malestar en el abdomen por encima del hueso púbico, en la región lumbar, en el área entre los genitales y el ano, o en los testículos.
  • Dolor con la eyaculación o sangre en el semen.
  • Dolor con las deposiciones.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Nickel JC. Inflammatory conditions of the male genitourinary tract: prostatitis and related conditions, orchitis, and epididymitis. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 9.
  • Barry MJ, McNaughton-Collins M. Benign prostate disease and prostatitis. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 130.
  • Versión en inglés revisada por: Louis S. Liou, MD, PhD, Chief of Urology, Cambridge Health Alliance, Visiting Assistant Professor of Surgery, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.