ParásitosLos parásitos son seres vivos más grandes que las bacterias, que los seres humanos podemos contraer en el agua no hervida o no potable, sucede lo mismo con las verduras, frutas regadas con esa agua o los animales que la han bebido. Igualmente podemos contraerlos al comer carnes poco frescas o a medio cocer, al tomar leche cruda sin hervir, al no lavarnos las manos antes de tocar los alimentos, el tener animales cerca de los mismos, el comer en lugares sucios, etc.

Existe una enorme variedad de parásitos que se alojan y desarrollan en el cuerpo humano, sobre todo en el pelo, la piel y la vía digestiva, particularmente en los intestinos, impidiendo la absorción de nutrimentos que deberían ser aprovechados por el ser humano para su adecuado crecimiento y desarrollo y para conservar la salud.