Hígado

El hígado graso o esteatosis hepática es la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células del hígado o hepatocitos. Se la conoce también como esteatosis cuando hay infiltración o depósito de grasa intrahepática y, esteatohepatitis cuando además existe inflamación. No siempre se produce lesión hepática, debido a la gran capacidad funcional del hígado; sin embargo si no se trata el problema y no se encuentra una solución drástica puede desencadenar una cirrosis, un hepatocarcinoma o una hepatitis fulminante.

No se conoce la causa específica del hígado graso, se piensa que se trata de una aberración en el metabolismo de las grasas la que conduce a una acumulación intrahepática de los triglicéridos.

Se produce hepatomegalia y el hígado adopta un aspecto moteado y blanco, pudiendo observarse al microscópio como los hepatocitos muestran gotas lipídicas que pueden ser de gran tamaño y existir pocas (célula en anillo de sello, más característico de situaciones crónicas) o ser pequeñas y abundantes (célula espumosa, más típico de situaciones agudas).

La acumulación de triacilglicéridos en unas u otras zonas del lobulillo hepático dependerá de la causa: en la congestión hepática (que genera isquemia) los triglicéridos se acumulan preferentemente en el centro del lobulillo (esteatosis centrolobulillar).

La esteatosis perilobulillar es producida tras períodos prolongados de ayuno. Si estos procesos se acompañan de hepatitis (esteatohepatitis) se acaba produciendo necrosis que desembocará en fibrosis hepática.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

La mayoría de los casos están relacionados con:

La obesidad.

Cambios drásticos de peso corporal en cortos periodos de tiempo.

Índices altos de colesterol y triglicéridos.

Alimentación rica en grasas.

Vida sedentaria.

Diabetes y resistencia a la insulina

Abuso de medicamentos como antiinflamatorios o sedantes.

Alcoholismo.

Estrés oxidativo.

Liberación de citokinas.

Diverticulosis.

Síndrome metabólico.

Antecedentes familiares de estatosis hepática.

Hepatitis C crónica.

Exposiciones a agentes tóxicos.

Embarazo. Se produce una complicación muy rara durante el embarazo, conocida como esteatosis hepática aguda del embarazo.

.

Síntomas más frecuentes.

Cansancio y fatiga.

Malestar en el cuadrante superior del abdomen.

Sensación de pesadez después de las comidas.

Dolor abdominal.

Vómitos.

Pérdida de apetito.

Diarrea.

Pérdida de peso.

Somnolencia.

Astenia.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Dr. Benítes Solís. Hospital Clínico de Ecuador.
  • Valenti L, Dongiovanni P, Piperno A, et al. (October 2006). «Alpha 1-antitrypsin mutations in NAFLD: high prevalence and association with altered iron metabolism but not with liver damage». Hepatology 44 (4):  pp. 857–64.
  • Hamaguchi M, Kojima T, Takeda N, Nakagawa T, Taniguchi H, Fujii K, Omatsu T, Nakajima T, Sarui H, Shimazaki M, Kato T, Okuda J, Ida K (2005). «The metabolic syndrome as a predictor of nonalcoholic fatty liver disease». Ann. Intern. Med. 143 (10):  pp. 722–8. PMID 16287793