Degeneración

La degeneración macular la causa un daño al área alrededor de los vasos sanguíneos que irrigan la mácula. Este cambio en los vasos sanguíneos daña dicha mácula.

La retina es la capa de tejido en la parte de atrás del interior del ojo; se encarga de transformar la luz e imágenes que entran a éste en señales nerviosas que son enviadas a través de neuronas bipolares y ganglionares al nervio óptico en forma de estímulo nervioso. Finalmente la información visual será procesada a nivel de la corteza occipital del cerebro (córtex visual). 

La mácula es la zona central de la retina que hace que nuestra visión sea más nítida y más detallada. Está compuesta por un tipo de fotorreceptores denominados conos que se encargan de la visión más detallada y de los colores; por lo tanto una lesión en este área dificulta todas las actividades visuales de precisión, como leer, escribir, ver la cara de las personas, etc. Sin embargo, a pesar de que afecta a la visión central de precisión, se conserva la visión periférica o lateral.

 

Existen dos tipos de degeneración macular:

La degeneración macular seca ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados y frágiles. Se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados, bajo la mácula. A medida que estos engrosamientos aumentan de tamaño y número, crean una mancha borrosa en la visión central del ojo.

La degeneración macular húmeda ocurre cuando los vasos sanguíneos frágiles se rompen y crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Esto se denomina neovascularization de la coroides. Estos vasos dejan escapar sangre y líquido, lo cual lleva a que se presente daño de la mácula.

Esta enfermedad afecta generalmente a personas mayores de 60 años y es la segunda causa de ceguera en ancianos.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Edad avanzada.

Antecedentes familiares.

Tabaquismo.

Consumo abusivo de cerveza.

Hipertensión arterial o trastorno cardiovascular.

Raza blanca y ojos claros.

Hipermetropia.

Sexo femenino.

Exposición prolongada a luz de alta intensidad.

Dieta pobre en vitaminas y minerales.

.

Síntomas más frecuentes.

En la degeneración macular seca:

Visión borrosa.

Con frecuencia, los objetos en la visión central lucen distorsionados y opacos y los colores lucen desvanecidos.

Dificultad para leer impresos o ver otros detalles, pero puede ver lo suficientemente bien para caminar o realizar actividades de rutina.

A medida que la enfermedad empeora, uno puede necesitar más luz para leer o llevar a cabo las tareas diarias.

Una mancha borrosa en el centro de la visión se vuelve gradualmente más grande y más oscura.

.

En la degeneración macular húmeda:

Las líneas rectas aparecen torcidas y onduladas.

Puede haber una pequeña mancha oscura en el centro de la visión que se vuelve más grande con el tiempo.

La pérdida de la visión central puede presentarse muy rápidamente.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Síntomas DMAE» (2010). Consultado el 15 de febrero de 2010.
  • Dr. José Ramón Soler Tomás. Centro médico Teknon (Retina, DMAE y desprendimiento). Consultado 20 noviembre 2010.