Sequedad

La lubricación vaginal se considera la primera fase de la respuesta sexual femenina y también la excitación (equivalente a la erección masculina), acompañada de la segregación de un líquido transparente característico, llamado flujo vaginal, producido por las glándulas de Bartolino, que se encuentran en las paredes vaginales, encargadas de lubricar los genitales, para facilitar la penetración de manera sencilla y sin dolor.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Las causas orgánicas más frecuentes de la sequedad vaginal la podemos encontrar en:

La falta de estrógenos en el organismo.

Uso de anticonceptivos con exceso de androgénicos.

Periodo post-parto.

Periodo de lactancia.

Diabetes.

Intervención quirúrgica de los órganos genitales.

Infecciones vaginales.

Menopausia. La disminución en los niveles de estrógenos que se producen en la menopausia, es la causa.

Fármacos para tratar la alergia y los corticoides. Producen sequedad en todas las mucosas: ojos, boca y vagina.

Enfermedades muy poco corrientes que también producen esa sequedad generalizada.

Exceso de higiene. Lavarse continuamente quita el manto ácido de la vagina y da lugar a sequedad y alteraciones de la secreción de la zona.

 

Existen también otros factores que pueden ocasionarlo, problemas psicológicos o de aceptación y deseo con respecto a la sexualidad. Y es que para las mujeres que lo padecen, el acto sexual resulta doloroso e incómodo. Siempre pueden ayudarse de lubricantes pero es importante tener en cuenta que si la persona no padece ninguna otra enfermedad que pueda ser claramente la causa de la sequedad vaginal, la pareja de ésta debe saberlo y procurar solucionar el problema realizando previamente al acto sexual, los adecuados juegos preliminares que estimulen la lubricación adecuada de la vagina. Para ello también, la mujer debe ser abierta a hablar y tener la suficiente confianza con su pareja, explicándole la situación.

.

Prevención.

  • Emplear jabones adecuados para la higiene, especialmente los que tengan el Ph neutro.
  • No usar tampones ya que producen sequedad vaginal.

.

Síntomas más frecuentes.

Falta de secreción vaginal. La vagina permanece seca lo cual provoca malestar, molestias y dolor en las relaciones sexuales.

Escozor y quemazón en la zona vaginal.

Pruito. Picor.

Dolor intenso durante la penetración (dispaunia) y molestia continúa, durante las relaciones sexuales.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Comparato, M. R. Ginecología en esquemas (11-12, 30-38, 99-110).
  • Debuse, M. Curso Crhas de Mosby: Lo esencial en aparato endocrino y reproductor (17-24, 77-88).
  • Gori y Laruss, A. Ginecología de Gori (49-87, 512-522).
  • Guyton-Hall Tratado de fisiología médica (1115-1129).
  • \’El Manual Merck, 10a. ed. (Edición del Centenario) (1938, 1948-1950).
  • Rakel, P. (2005). Conn’s Current Therapy. 57th. ed. Philadelphia, PA: WB Saunders (1291-1293).
  • Stenchever, A. (2001). Comprehensive Gynecology. 4th. ed. St. Louis, MO: Mosby (1109-1119).