Las hemorroides son dilataciones muchas veces dolorosas y siempre molestas, de las venas en la parte baja del recto o del ano. Estas venas pueden trombosarse, en cuyo caso el dolor es muy intenso. También pueden ulcerarse y sangrar, lo cual, aunque momentáneamente, alivia bastante el dolor.

Anatómicamente son plexos, cojinetes o almohadillas de tejido submucoso donde están contenidas las vénulas y arteriolas superficiales del conducto anal. Normalmente son tres los cojinetes, localizados en la pared lateral izquierda, pared lateral derecha y en posición media posterior y funcionan en el mecanismo de continencia de las heces.

Estas pueden ser:

Internas: Si se encuentran por encima de la línea dentada del conducto anal y pueden ser de 4 tipos:

  • Grado I: La hemorroide se encuentra sobre la línea dentada del ano, en el tejido submucoso y, puede haber heces con sangre rojo vivo.
  • Grado II: La hemorroide sale al exterior al realizar el esfuerzo de la defecación, pero se reintroduce espontáneamente al para el esfuerzo.
  • Grado III: La hemorroide sale al exterior al defecar y debe ser introducida de nuevo manualmente.
  • Grado IV: La hemorroide está siempre prolapsada.

Externas: Si se encuentra por debajo de la línea dentada del conducto anal.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Factores hereditarios.

Estreñimiento que al forzar el paso de las heces, comprime las venas hemorroidales.

Embarazo, sobre todo en las últimas semanas y, después del parto.

Infecciones en el ano.

Abuso de laxantes.

Diarreas que pueden producir irritación.

Otras enfermedades como la cirrosis hepática.

Hipertensión portal, es decir aumento de la presión venosa a nivel del sistema porta.

Obesidad por aumento de la presión abdominal sobre el piso pélvico.

Alimentación inadecuada rica en picantes, café, alcohol, etc.

Abuso del tabaco.

Efectos negativos de algunos medicamentos.

Ocupacional, el estar sentado o en pie demasiadas horas.

.

Síntomas más frecuentes.

Picor y dolor en el ano, aunque también puede extenderse hacia la pelvis.

Dificultad para evacuar las heces.

Sangrado de rojo vivo.

Sangrado oscuro con olor (melena).

Una o más protuberancias duras cerca del ano.

Sensación de presión en el recto.

Dolor durante la defecación.

.

.

.

Referencias y Bibliografía.

  • «Hemorroides» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 8 de octubre de 2008.
  • «Cirugía de hemorroides – Serie: Anatomía normal» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 8 de octubre de 2008.
  • Colegio Americano de Gastroenterología.
  • «Las Hemorroides» (en español). University of Virginia Health System. Consultado el 19 de enero de 2010.