GotaLa gota se la considera una enfermedad reumática. Se trata de una enfermedad metabólica producida por una acumulación de sales de urato en el cuerpo. Estas sales de urato se acumulan principalmente en las articulaciones, los riñones y los tejidos blandos.

La gota presenta 3 fases:

Hiperuricemia o lo que es lo mismo, un aumento del ácido úrico en la sangre. Generalmente esta fase no presenta síntomas.

Ataque agudo de gota que en ocasiones sobreviene sin un aumento del ácido úrico en sangre o hiperuricemia. Estos ataque son muy dolorosos, provocando inflamación en el dedo gordo del pie, rodillas, tobillos, omoplato, hombros, muñecas, dedos de las manos y otras articulaciones.

Gota crónica debida a ataques continuados que ocasionan tófos gotáceos que son depósitos importantes de ácido úrico que se desarrollan en el tejido cartilaginoso, tendones y tejidos blandos, aunque también pueden aparecer en el riñones pudiendo llegar a provocar una enfermedad renal crónica.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Aunque la causa exacta se desconoce, la ocasiona el tener los niveles de ácido úrico superiores a lo normal en el cuerpo.

Puede tener un origen hereditario.

Es más común en los varones, las mujeres post-menopáusicas y las personas que beben alcohol.

El abuso de ciertos medicamentos como la hidroclorotiazida y otros diuréticos.

El abuso de las carnes y los mariscos.

Diabetes.

Enfermedades renales.

Obesidad.

Anemia drepanocítica, causada por un tipo anormal de hemoglobina, llamada hemoglobina S.

Otras anemias hemolíticas donde hay un número insuficiente de glóbulos rojos en sangre, debido a una destrucción prematura.

Leucemia.

Medicamentos que intervengan en la eliminación del ácido úrico del cuerpo.

.

Síntomas más frecuentes.

Articulaciones calientes, rojas y edematizadas.

Dolor intenso y opresivo en la zona afectada.

Puede aparecer fiebre.

El ataque suele comenzar durante la noche.

Los ataque pueden desaparecer en varios días, pero pueden retornar de vez en cuando.

Algunas personas pueden desarrollar artritis gotosa crónica produciéndose deformaciones articulares y pérdida de movimiento en las articulaciones.

Pueden aparecer tofos, que son protuberancias debajo de la piel alrededor de las articulaciones o en otros lugares que pueden drenar un material blanquecino.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Keith MP, Gilliland WR. Updates in the management of gout. Am J Med. 2007;120:221-224.
  • Cameron MA, Sakhaee K. Uric acid nephrolithiasis. Urol Clin North Am. 2007;34:335-346.
  • Departamento Salud pública Illinois.