12 Gastritis, dieta, vitaminas, aminoácidos y plantas
Porque la salud es nuestro bien más preciado

922-38-86-06
rdnattural@rdnattural.es
RD Nattural

    Publicidad



Alimentación y
consejos
para esta enfermedad


Gastritis

Curso de Medicina Natural

Curso de naturopatía

Nuestro curso de naturopatía, reconocido por el estado, lo podrá realizar en un año, en cómodos plazos y con los mejores profesionales del campo de la medicina natural.
¡Ahora por 80€ al mes y sin intereses ni gastos de matriculación!

Curso de Medicina Natural : (Comprar en tienda) Curso de Medicina Natural - Más info

    Publicidad



PROFESIONALES
DE LA SALUD
Publicite su negocio con nosotros aquí
  • LIBRO ACEITES ESENCIALES
Gastritis Sequedad vaginal La lubricación vaginal se considera la primera fase de la respuesta sexual femenina y también la excitación (equivalente a la erección masculina), acompañada...

Gastritis Sequedad vaginal (Pdf)
Epistaxis-Hemorragias nasales La epistaxis es una hemorragia por las fosas nasales. Su causa puede ser de diferente índole. En los niños es...

Epistaxis-Hemorragias nasales (Pdf)
Fobias Las fobias son miedos, manías que no pueden controlar ni explicar, a una gran variedad de cosas  y situaciones, por...

Fobias (Pdf)
Depresión La depresión es un trastorno del ánimo, durante el cual la persona se siente abatida y triste e incapaz de reaccionar...

Depresión (Pdf)
  • LIBRO VITAMINAS, MINERALES Y AMINOÁCIDOS ( 5.95€ )
  • LIBRO DIETÉTICA Y NUTRICIÓN ( 5.95€ )

CURSO DE MEDICINA NATURAL RD NATTURAL
50€/mes sin intereses ni gastos de matriculación
¡SOLICITE MÁS INFORMACIÓN!

Gastritis

GastritisSe denomina gastritis a una inflamación de la mucosa gástrica. Presenta diversas formas de imágenes rojizas en flama o como hemorragias subepiteliales. Es posible que sólo una parte del estómago esté afectada o que lo esté toda la esfera gástrica.

Para confirmarla, se realiza una prueba llamada gastroscopía o panendoscopia, por la cual el médico realiza un examen visual del esófago, el estómago y el duodeno. Para ello utiliza un endoscopio que es un instrumento en forma de tubo que contiene una





luz, una óptica y una pequeña pinza o tenaza, permitiéndole la visualización del interior y, de esta forma poder realizar un estudio histopatológico de la biopsia de mucosa gástrica previamente extraída de la exploración endoscopica.

Podemos distinguir tipos de gastritis en los siguientes: 
Gastritis aguda. Es una inflamación del revestimiento del estómago que se presenta gradualmente y persiste durante un tiempo prolongado (desde 1 mes hasta 1 año). Dentro de la gastritis aguda se contempla la:  

A. Producida por el Helicobacter pylori, afecta al antro en pacientes jóvenes y a toda la mucosa del estómago en personas mayores.   

B: Otras gastritis provocadas por bacterias, helicobacter helmanni, fegmonosa, micobacterias, sífilis, víricas, parasitarias y fúngicas.

Atrófica crónica: Puede ser el paso final de una gastritis crónica causando desaparición de los pliegues y pérdida de la pared de la mucosa en partes o en su totalidad. En ésta diferenciamos en:

Tipo A: Autoinmunitaria predominante en el cuerpo del estómago.

Tipo B: Relacionada con el Helicobacter pylori, predominante en el antro del estómago.

Tipo C: Química, producida por agentes irritantes tales como antiinflamatorios, tabaco, alcohol, etc.

.

Formas poco frecuentes de gastritis:

A. Linfocítica.

B. Eosinófila.

C. Enfermedad de Crohn.

D. Sarcoidosis.

E. Gastritis granulomatosa aislada.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Aunque son muchas las causas de su aparición, las más comunes son:

Abuso de analgésicos y antiinflamatorios.

Trastornos del sistema nervioso y estrés.

Mala alimentación rica en excitantes como el café o los picantes.

Abuso del tabaco.

Infección por Helicobacter pylori.

.

Síntomas más frecuentes:  

Ardor o dolor en el epigastrio.

Náuseas y mareos.

Reflujo gastroesofágico.

Acidez de estómago.

Dolor abdominal en la parte superior que empeora al comer.

Pérdida de apetito.

Vómitos con sangre.

Heces oscuras.

Dolor de cabeza.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  •  Gastritis. University of Maryland Medical System. 1 de diciembre de 2002. http://www.umm.edu/altmed/articles/gastritis-000067.htm. Consultado el 7 de octubre de 2008. 
  • Sipponen P. Kekki M., Haapakoski J., Ihamäki T., Siurala M. (1985). Gastric Cancer Risk in Chronic Atrophic Gastritis: Statistical Calculations of Cross Sectional Data. Int. J. Cancer. 35:173-177.
  • Kuipers, E. Acid peptic disease. In: Goldman L, Ausiello D. Cecil Textbook of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 141.

Volver

Comentarios del naturópata

Cuando se me presentan estos casos, observo que estas personas sienten un gran malestar, pierden el apetito, tienen náuseas y vómitos, dolor intenso que en ocasiones se refleja en la espalda, su carácter se transforma y, en los casos más graves pueden llegar a presentar vómitos con sangre o heces muy oscuras.

La siguiente combinación me da siempre buenos resultados:

1.- Alimentación adecuada.

2.- En ocasiones si la irritación es muy fuerte o llevan mucho tiempo con este trastornos, suelo recomendarles la aplicación de sesiones de hipertermia para desinflamar y regenerar los tejidos dañados.

3.- Plantas y Complementos a base de:

Recomendaciones generales

RD NATTURAL ha elaborado y pone a su disposición en documentos PDF los alimentos más adecuados para estos casos, aquellos que deberán ser evitados y, una serie de consejos y recomendaciones que mejorarán la calidad de vida de estas personas.

También si así lo desea, podrá obtener combinaciones de plantas digestivas, complejos vitamínicos y aminoácidos; todos ellos elaborados con materiales naturales de la más alta calidad.

19 respuestas a “Gastritis”

  1. rdnattural dice:

    Hola buenos días le voy a enviar la nutrición recomendada y algunas recomendaciones para la gastritis tenga en cuenta que es una información generalizada y algunos alimentos a lo mejor no lo toma la niña.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Existen una serie de alimentos que por sus características, pueden ayudar a mejorar los problemas de digestión.

    PIÑA TROPICAL: Esta debe tomarse fresca y bien madura. La bromelina que contiene la piña, actúa en el tracto digestivo deshaciendo las proteínas y facilitando su digestión. Por otra parte sus componentes son potentes inhibidores de las nitrosaminas, sustancias con una marcada acción cancerígena, que se forman en el estómago.

    AGUACATE: Es una de las frutas más nutritivas que existen. Tiene una reacción alcalina y un efecto suavizante y protector de las mucosas gástricas. Es entre otras cosas, es rico en fibra vegetal, lo cual nos ayudará en la evacuación diaria.

    CHIRIMOYA: Posee un efecto antiácido, saciante, vigorizante y tonificante.

    MANZANA: La pectina que contiene actúa eliminando las toxinas producidas por las bacterias causantes de gastroenteritis y colitis. Su contenido en taninos, seca y desinflama la mucosa intestinal, y sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

    PERA: Tierna y bien madura, es de fácil y rápida digestión. Ejerce una acción astringente combatiendo la putrefacción y las flatulencias, mejorando la inflamación del intestino grueso y la mala digestión a nivel intestinal.

    CARAMBOLA: Su alto contenido en fibra soluble ayudará a mejorar las funciones intestinales facilitando la evacuación.

    ZAPOTE: Debido a su riqueza en taninos, es excelente para combatir las diarreas y la gastroenteritis.

    ARÁNDANO: Su poderosa acción antimicrobiana lo hace recomendable ya que normalizan y reequilibran la flora intestinal luchando contra las flatulencias y las digestiones pesadas.

    FEIJOA: Rica en fibra vegetal de suave acción laxante.

    SOJA: Su consumo habitual reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, entre ellos el de colon, recto y estómago.

    MEMBRILLO: Tiene una suave acción astringente y antiinflamatoria, suavizando la pared del intestino y facilitando la evacuación.

    CAQUI: Muy rico en vitaminas A y C que nos ayudará en la prevención de las infecciones y el cáncer del aparato digestivo. Su contenido en pectina y mucílagos nos ayudarán en la evacuación.

    SANDIA: Su elevado contenido en agua, hace de ella una fruta ideal para mejorar la evacuación.

    MELÓN: Nos ayudará a combatir el estreñimiento y las digestiones lentas y difíciles.

    CIRUELA: Es importante su contenido en fibra soluble que suaviza y protege las paredes intestinales ayudando a mejorar la motilidad intestinal y la evacuación.

    GRANADA: Son beneficiosas para combatir el exceso de gases y las diarreas infecciosas. Posee un carácter astringente, frenando con ello la producción de jugos gástricos logrando desinflamar los estómagos irritados.

    MANDARINA: Por supuesto bien madura y dulce, ayudará en la evacuación diaria y prevendrá el cáncer.

    MELOCOTÓN: Siempre que esté bien maduro, es más que recomendable su consumo debido a su fácil digestión y a su riqueza en fibra que facilitará la evacuación regular.

    FRESAS: Siempre bien maduras para evitar la acidez del estómago, poseen fibra vegetal de tipo soluble, lo cual facilita la evacuación.

    HIGOS: Tanto frescos como secos son excelentes para mejorar la evacuación.

    NÍSPERO: Tienen una suave acción astringente y normalizadora del transito intestinal, a la vez que hidratan y restituyen los minerales perdidos en casos de diarreas infecciosas.

    CEREZA: Su fibra vegetal le confiere un suave efecto laxante y sus flavonoides, le otorgan propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    PAPAYA: Contribuye a neutralizar la acidez gástrica, siendo por lo tanto muy beneficiosa para las úlceras gastroduodenales, diarreas infecciosas, la hernia de hiato y la acidez de estómago. Es suavizante y antiséptica de las mucosas digestivas.

    TOMATE: El consumo habitual de tomate previene la aparición de diversos cánceres, entre ellos el del aparato digestivo.

    CALABAZA: Su pulpa es excelente para neutralizar el exceso de acidez en el estómago, ejerciendo a la vez una acción suavizante y protectora de la mucosa gástrica. Especialmente si la tomamos en puré, está muy indicada en los casos de acidez de estómago, dispepsia y úlceras gastroduodenales. Por otra parte, su fibra es de tipo soluble, actuando como un suave laxante.

    CALABACÍN: Su contenido en mucílago le confiere propiedades suavizantes del aparato digestivo, mejorando la dispepsia, la gastritis, las úlceras gastroduodenales, el colon irritable y la colitis.

    BERENJENA: Es un tónico digestivo que mejorará las digestiones lentas a la vez que su fibra vegetal, realizará suaves funciones laxantes.

    COL: El jugo de col, tomado sobre todo antes de las comidas, alivia la inflamación del estómago, contrarrestando con ello, el dolor, la pesadez y los eructos. Contiene por otra parte, elementos fitoquímicos de efectos anticancerígenos, antibióticos y medicinales. Por si ello fuera poco, la col es rica en fibra vegetal, lo cual le confiere efecto laxante y regulador de las funciones intestinales.

    COLIFLOR: Contienen excelentes vitaminas, minerales y oligoelementos muy adecuados para las funciones digestivas. Son de fácil digestión y ayudan a combatir el estreñimiento.

    PIMIENTO: Su acción es antiinflamatoria y estimulante de la producción de jugos gástricos, lo cual facilita las digestiones lentas y difíciles. Sus componentes actúan igualmente como un suave laxante, facilitando la evacuación y combatiendo las flatulencias. Por último, su enorme riqueza en vitaminas A y C le confieren propiedades importantes para prevenir el cáncer, especialmente el de estómago e intestino.

    PATATA: Es un alimento bastante completo que nos aporta hidratos de carbono y proteínas de alta calidad. Tiene un efecto antiácido, reduce la necesidad del trabajo digestivo y contiene sustancias sedantes que proporcionan una relajación del estómago.

    ZANAHORIA: Se la puede considerar un auténtico alimento-medicina. Rica en provitamina A, nos ayuda a combatir las infecciones y el cáncer. Su consumo es más que saludable y necesario para prevenir y tratar las afecciones tanto del estómago como del intestino.

    ACELGA: Es digestiva y laxante. Rica en vitaminas A y C, son excelentes como preventivas del cáncer gastrointestinal.

    ESPÁRRAGOS: Contienen bastante fibra lo cual nos ayudará en la evacuación regular. Son por otra parte ricos en vitaminas A y C lo que les confiere propiedades anticancerígenas de los órganos digestivos.

    LECHUGA: Tomada antes de comer, tonifica el estómago y facilita la digestión. Además es rica en fibra, lo cual ayudará en la evacuación regular.

    PEPINO: Es alcalinizante y depurativo. Su elevada proporción en agua y fibra, facilita la evacuación combatiendo con ello el estreñimiento.

    ACEITUNA: Debido a su contenido en aceite y en fibra vegetal, su consumo es adecuado para ayudar a estómagos delicados e intestinos vagos.

    TAPIOCA: Es rica en mucílagos, lo cual le confiere propiedades suavizantes sobre la mucosa gástrica. Por lo tanto su consumo es beneficioso tanto para el estómago como para el intestino.

    JUDÍAS: Su elevado porcentaje de fibra celulósica, las hacen muy útiles para luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon y recto.

    GARBANZOS: Su fibra natural es un buen estimulante de las funciones intestinales.

    LENTEJAS: Además de ser un alimento muy completo, las lentejas poseen una gran riqueza en fibra que actúa como un estimulante de las funciones intestinales.

    MAÍZ: Tanto el maíz dulce como la harina de maíz, ejercen un efecto suavizante y protector sobre la mucosa intestinal ayudando a mejorar el exceso de gases, la colitis, el estreñimiento y los dolores gastrointestinales.

    TRIGO: Es de fácil digestión a la vez que nos proporciona excelentes nutrientes. Su contenido en fibra le otorga un efecto laxante.

    AVENA: Debido al mucílago que contiene, la avena ejerce una acción suavizante sobre el estómago y el intestino.

    CEBADA: Tanto la cebada perlada, la harina de la cebada, los granos malteados y la harina de malta son adecuados para estómagos delicados. La fibra que contiene ayudará a evitar el estreñimiento y sus complicaciones gastroduodenales.

    ARROZ: Es un alimento nutritivo, que debemos complementar con vegetales, de fácil digestión que puede ayudarnos en afecciones del estómago y el intestino.

    CASTAÑA: En caso de diarrea es excelente, especialmente en forma de puré.

    ANACARDO: Su riqueza en magnesio nos ayudará a combatir los espasmos de los órganos huecos, como el colon.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Siempre que se mastiquen bien, son de fácil digestión.

    FRUTOS SECOS: Siendo que una de las causas de las diferentes alteraciones del estómago o del intestino tienen su origen en el sistema nervioso, es recomendable el consumo habitual de los frutos secos, ya que su riqueza en vitaminas del grupo B ayudarán en estos trastornos.

    AGUA: Es preciso beber abundante cantidad de agua al día.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.
    Del mismo modo, también existen otra serie de alimentos que perjudicarán notablemente los problemas digestivos. Estos son algunos de ellos:

    Champiñón.
    Puerro.
    Cacahuete.
    Grasas.
    Fritos.
    Café.
    Té.
    Bebidas con gas.
    Alcohol.
    Picantes.
    Chocolate.
    Nata.
    Ácidos.
    Salados.
    Vinagre.
    Limón.
    Pomelo.
    Salsas.
    Especias.
    Frutas poco maduras.
    Comidas muy elaboradas.
    Quesos curados.
    Embutidos grasos.

    RECOMENDACIONES GENERALES.
    Es importante que las personas que padezcan del estómago o del intestino, observen una serie de normal generales. Con ello, en muchas ocasiones lograrán evitar la enfermedad e incluso curarla.
    Una alimentación adecuada al problema es más que necesario. Si esta es incorrecta no haremos más que agravar el problema.
    Masticar bien los alimentos. El bolo alimenticio debe llegar lo más desecho posible al estómago, de esta forma aliviaremos su trabajo.
    No tomemos las comidas demasiado calientes.
    No es conveniente acostarse nada más terminar de comer. Dar un corto paseo nos ayudará a facilitar y mejorar la digestión.
    Debemos evitar realizar esfuerzos físicos abusivos. Seguro que al hacerlo, los síntomas empeorarán.
    Evitemos masticar chicle, éste provocará un aumento de saliva y como consecuencia se producirán gases en exceso.
    La evacuación diaria es necesaria. Como suele haber problemas en este sentido, es necesario que la alimentación sea la adecuada y por supuesto que cuando sintamos ganas de hacerlo, no lo demoremos.
    Es importante que los platos sean moderados en cantidad, es preferible comer 5 veces al día. Si llenamos demasiado el estómago, nos dará molestia.
    En el caso que tengamos el hábito de fumar, debemos olvidarlo. El tabaco irrita profundamente el estómago.
    No debemos saltarnos las comidas, es más éstas deben ser realizadas con tranquilidad.
    Por la noche, no tomemos un exceso de líquidos.
    Una vida tranquila y sosegada. Uno de los motivos de la aparición o de empeoramiento de los trastornos digestivo, son las alteraciones del sistema nervioso; evitémoslas.
    No utilicemos prendas que nos aprieten demasiado el abdomen.
    Descansemos lo suficiente. Un organismo para estar sano necesita descansar.
    El 70% de nuestro organismo es agua, si no bebemos lo suficiente, nuestro cuerpo la tomará del intestino y como consecuencia las heces se secarán y padeceremos estreñimiento.
    Evitemos el consumo abusivo de medicamentos, sobre todo los que contengan ácido acetilsalicílico, como la aspirina y los antiinflamatorios. Estos son muy agresivos con el estómago y el intestino. Si por alguna otra enfermedad que padezcamos, tenemos que tomarlos, es preciso tomar protectores gástricos.
    Jamás debemos automedicarnos, es el médico y solo el médico el que tiene que recetarnos lo adecuado para nosotros.

    Un Cordial Saludo.

  2. crissel de leon dice:

    tengo una niña de 11 años que le diagnosticaron gastritis cronica, tiene un reflujo biliar y tiene helycobacter pylori. esto le provoca mucho dolor de estomago. ella esta tomando. NEXIUM, CLAVULIN C-12 Y LEVOFLAXINA, ya lleva 7 dias con el tratamiento pero aun no mejora el dolor. le agradezco mucho su ayuda y orientasion.

    Saludos.
    Crissel.

  3. rdnattural dice:

    Hola buenas tardes,le voy a enviar la nutrición recomendada para la gastritis que por el embarazo es lo que está sufriendo usted.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Existen una serie de alimentos que por sus características, pueden ayudar a mejorar los problemas de digestión.

    PIÑA TROPICAL: Esta debe tomarse fresca y bien madura. La bromelina que contiene la piña, actúa en el tracto digestivo deshaciendo las proteínas y facilitando su digestión. Por otra parte sus componentes son potentes inhibidores de las nitrosaminas, sustancias con una marcada acción cancerígena, que se forman en el estómago.

    AGUACATE: Es una de las frutas más nutritivas que existen. Tiene una reacción alcalina y un efecto suavizante y protector de las mucosas gástricas. Es entre otras cosas, es rico en fibra vegetal, lo cual nos ayudará en la evacuación diaria.

    CHIRIMOYA: Posee un efecto antiácido, saciante, vigorizante y tonificante.

    MANZANA: La pectina que contiene actúa eliminando las toxinas producidas por las bacterias causantes de gastroenteritis y colitis. Su contenido en taninos, seca y desinflama la mucosa intestinal, y sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

    PERA: Tierna y bien madura, es de fácil y rápida digestión. Ejerce una acción astringente combatiendo la putrefacción y las flatulencias, mejorando la inflamación del intestino grueso y la mala digestión a nivel intestinal.

    CARAMBOLA: Su alto contenido en fibra soluble ayudará a mejorar las funciones intestinales facilitando la evacuación.

    ZAPOTE: Debido a su riqueza en taninos, es excelente para combatir las diarreas y la gastroenteritis.

    ARÁNDANO: Su poderosa acción antimicrobiana lo hace recomendable ya que normalizan y reequilibran la flora intestinal luchando contra las flatulencias y las digestiones pesadas.

    FEIJOA: Rica en fibra vegetal de suave acción laxante.

    SOJA: Su consumo habitual reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, entre ellos el de colon, recto y estómago.

    MEMBRILLO: Tiene una suave acción astringente y antiinflamatoria, suavizando la pared del intestino y facilitando la evacuación.

    CAQUI: Muy rico en vitaminas A y C que nos ayudará en la prevención de las infecciones y el cáncer del aparato digestivo. Su contenido en pectina y mucílagos nos ayudarán en la evacuación.

    SANDIA: Su elevado contenido en agua, hace de ella una fruta ideal para mejorar la evacuación.

    MELÓN: Nos ayudará a combatir el estreñimiento y las digestiones lentas y difíciles.

    CIRUELA: Es importante su contenido en fibra soluble que suaviza y protege las paredes intestinales ayudando a mejorar la motilidad intestinal y la evacuación.

    GRANADA: Son beneficiosas para combatir el exceso de gases y las diarreas infecciosas. Posee un carácter astringente, frenando con ello la producción de jugos gástricos logrando desinflamar los estómagos irritados.

    MANDARINA: Por supuesto bien madura y dulce, ayudará en la evacuación diaria y prevendrá el cáncer.

    MELOCOTÓN: Siempre que esté bien maduro, es más que recomendable su consumo debido a su fácil digestión y a su riqueza en fibra que facilitará la evacuación regular.

    FRESAS: Siempre bien maduras para evitar la acidez del estómago, poseen fibra vegetal de tipo soluble, lo cual facilita la evacuación.

    HIGOS: Tanto frescos como secos son excelentes para mejorar la evacuación.

    NÍSPERO: Tienen una suave acción astringente y normalizadora del transito intestinal, a la vez que hidratan y restituyen los minerales perdidos en casos de diarreas infecciosas.

    CEREZA: Su fibra vegetal le confiere un suave efecto laxante y sus flavonoides, le otorgan propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    PAPAYA: Contribuye a neutralizar la acidez gástrica, siendo por lo tanto muy beneficiosa para las úlceras gastroduodenales, diarreas infecciosas, la hernia de hiato y la acidez de estómago. Es suavizante y antiséptica de las mucosas digestivas.

    TOMATE: El consumo habitual de tomate previene la aparición de diversos cánceres, entre ellos el del aparato digestivo.

    CALABAZA: Su pulpa es excelente para neutralizar el exceso de acidez en el estómago, ejerciendo a la vez una acción suavizante y protectora de la mucosa gástrica. Especialmente si la tomamos en puré, está muy indicada en los casos de acidez de estómago, dispepsia y úlceras gastroduodenales. Por otra parte, su fibra es de tipo soluble, actuando como un suave laxante.

    CALABACÍN: Su contenido en mucílago le confiere propiedades suavizantes del aparato digestivo, mejorando la dispepsia, la gastritis, las úlceras gastroduodenales, el colon irritable y la colitis.

    BERENJENA: Es un tónico digestivo que mejorará las digestiones lentas a la vez que su fibra vegetal, realizará suaves funciones laxantes.

    COL: El jugo de col, tomado sobre todo antes de las comidas, alivia la inflamación del estómago, contrarrestando con ello, el dolor, la pesadez y los eructos. Contiene por otra parte, elementos fitoquímicos de efectos anticancerígenos, antibióticos y medicinales. Por si ello fuera poco, la col es rica en fibra vegetal, lo cual le confiere efecto laxante y regulador de las funciones intestinales.

    COLIFLOR: Contienen excelentes vitaminas, minerales y oligoelementos muy adecuados para las funciones digestivas. Son de fácil digestión y ayudan a combatir el estreñimiento.

    PIMIENTO: Su acción es antiinflamatoria y estimulante de la producción de jugos gástricos, lo cual facilita las digestiones lentas y difíciles. Sus componentes actúan igualmente como un suave laxante, facilitando la evacuación y combatiendo las flatulencias. Por último, su enorme riqueza en vitaminas A y C le confieren propiedades importantes para prevenir el cáncer, especialmente el de estómago e intestino.

    PATATA: Es un alimento bastante completo que nos aporta hidratos de carbono y proteínas de alta calidad. Tiene un efecto antiácido, reduce la necesidad del trabajo digestivo y contiene sustancias sedantes que proporcionan una relajación del estómago.

    ZANAHORIA: Se la puede considerar un auténtico alimento-medicina. Rica en provitamina A, nos ayuda a combatir las infecciones y el cáncer. Su consumo es más que saludable y necesario para prevenir y tratar las afecciones tanto del estómago como del intestino.

    ACELGA: Es digestiva y laxante. Rica en vitaminas A y C, son excelentes como preventivas del cáncer gastrointestinal.

    ESPÁRRAGOS: Contienen bastante fibra lo cual nos ayudará en la evacuación regular. Son por otra parte ricos en vitaminas A y C lo que les confiere propiedades anticancerígenas de los órganos digestivos.

    LECHUGA: Tomada antes de comer, tonifica el estómago y facilita la digestión. Además es rica en fibra, lo cual ayudará en la evacuación regular.

    PEPINO: Es alcalinizante y depurativo. Su elevada proporción en agua y fibra, facilita la evacuación combatiendo con ello el estreñimiento.

    ACEITUNA: Debido a su contenido en aceite y en fibra vegetal, su consumo es adecuado para ayudar a estómagos delicados e intestinos vagos.

    TAPIOCA: Es rica en mucílagos, lo cual le confiere propiedades suavizantes sobre la mucosa gástrica. Por lo tanto su consumo es beneficioso tanto para el estómago como para el intestino.

    JUDÍAS: Su elevado porcentaje de fibra celulósica, las hacen muy útiles para luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon y recto.

    GARBANZOS: Su fibra natural es un buen estimulante de las funciones intestinales.

    LENTEJAS: Además de ser un alimento muy completo, las lentejas poseen una gran riqueza en fibra que actúa como un estimulante de las funciones intestinales.

    MAÍZ: Tanto el maíz dulce como la harina de maíz, ejercen un efecto suavizante y protector sobre la mucosa intestinal ayudando a mejorar el exceso de gases, la colitis, el estreñimiento y los dolores gastrointestinales.

    TRIGO: Es de fácil digestión a la vez que nos proporciona excelentes nutrientes. Su contenido en fibra le otorga un efecto laxante.

    AVENA: Debido al mucílago que contiene, la avena ejerce una acción suavizante sobre el estómago y el intestino.

    CEBADA: Tanto la cebada perlada, la harina de la cebada, los granos malteados y la harina de malta son adecuados para estómagos delicados. La fibra que contiene ayudará a evitar el estreñimiento y sus complicaciones gastroduodenales.

    ARROZ: Es un alimento nutritivo, que debemos complementar con vegetales, de fácil digestión que puede ayudarnos en afecciones del estómago y el intestino.

    CASTAÑA: En caso de diarrea es excelente, especialmente en forma de puré.

    ANACARDO: Su riqueza en magnesio nos ayudará a combatir los espasmos de los órganos huecos, como el colon.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Siempre que se mastiquen bien, son de fácil digestión.

    FRUTOS SECOS: Siendo que una de las causas de las diferentes alteraciones del estómago o del intestino tienen su origen en el sistema nervioso, es recomendable el consumo habitual de los frutos secos, ya que su riqueza en vitaminas del grupo B ayudarán en estos trastornos.

    AGUA: Es preciso beber abundante cantidad de agua al día.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.
    Del mismo modo, también existen otra serie de alimentos que perjudicarán notablemente los problemas digestivos. Estos son algunos de ellos:

    Champiñón.
    Puerro.
    Cacahuete.
    Grasas.
    Fritos.
    Café.
    Té.
    Bebidas con gas.
    Alcohol.
    Picantes.
    Chocolate.
    Nata.
    Ácidos.
    Salados.
    Vinagre.
    Limón.
    Pomelo.
    Salsas.
    Especias.
    Frutas poco maduras.
    Comidas muy elaboradas.
    Quesos curados.
    Embutidos grasos.

    Un Cordial Saludo.

  4. Elizabeth Diaz dice:

    Estoy embarazada y tengo gastritis, no soporto el dolor de la parte superior del estomago, es en el dia y la noche…. Y en la noche tengo gases estomacales….buuuuuuu….me despierto tipo 2 de la mañana con dolor de estomago, tengo 9 semanas de embarazo…..Que debo mejorar en mi alimentacion? que debo tomar que no le haga daño a mi bebe? Muchas gracias por su ayuda….

  5. rdnattural dice:

    Hola buenas noches respecto a la operación es muy pronto y es normal que tenga molestias yo puedo mandarle la nutrición recomendada para la gastritis haber si puedo ayudarle dentro de mis posibilidades.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Existen una serie de alimentos que por sus características, pueden ayudar a mejorar los problemas de digestión.

    PIÑA TROPICAL: Esta debe tomarse fresca y bien madura. La bromelina que contiene la piña, actúa en el tracto digestivo deshaciendo las proteínas y facilitando su digestión. Por otra parte sus componentes son potentes inhibidores de las nitrosaminas, sustancias con una marcada acción cancerígena, que se forman en el estómago.

    AGUACATE: Es una de las frutas más nutritivas que existen. Tiene una reacción alcalina y un efecto suavizante y protector de las mucosas gástricas. Es entre otras cosas, es rico en fibra vegetal, lo cual nos ayudará en la evacuación diaria.

    CHIRIMOYA: Posee un efecto antiácido, saciante, vigorizante y tonificante.

    MANZANA: La pectina que contiene actúa eliminando las toxinas producidas por las bacterias causantes de gastroenteritis y colitis. Su contenido en taninos, seca y desinflama la mucosa intestinal, y sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

    PERA: Tierna y bien madura, es de fácil y rápida digestión. Ejerce una acción astringente combatiendo la putrefacción y las flatulencias, mejorando la inflamación del intestino grueso y la mala digestión a nivel intestinal.

    CARAMBOLA: Su alto contenido en fibra soluble ayudará a mejorar las funciones intestinales facilitando la evacuación.

    ZAPOTE: Debido a su riqueza en taninos, es excelente para combatir las diarreas y la gastroenteritis.

    ARÁNDANO: Su poderosa acción antimicrobiana lo hace recomendable ya que normalizan y reequilibran la flora intestinal luchando contra las flatulencias y las digestiones pesadas.

    FEIJOA: Rica en fibra vegetal de suave acción laxante.

    SOJA: Su consumo habitual reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, entre ellos el de colon, recto y estómago.

    MEMBRILLO: Tiene una suave acción astringente y antiinflamatoria, suavizando la pared del intestino y facilitando la evacuación.

    CAQUI: Muy rico en vitaminas A y C que nos ayudará en la prevención de las infecciones y el cáncer del aparato digestivo. Su contenido en pectina y mucílagos nos ayudarán en la evacuación.

    SANDIA: Su elevado contenido en agua, hace de ella una fruta ideal para mejorar la evacuación.

    MELÓN: Nos ayudará a combatir el estreñimiento y las digestiones lentas y difíciles.

    CIRUELA: Es importante su contenido en fibra soluble que suaviza y protege las paredes intestinales ayudando a mejorar la motilidad intestinal y la evacuación.

    GRANADA: Son beneficiosas para combatir el exceso de gases y las diarreas infecciosas. Posee un carácter astringente, frenando con ello la producción de jugos gástricos logrando desinflamar los estómagos irritados.

    MANDARINA: Por supuesto bien madura y dulce, ayudará en la evacuación diaria y prevendrá el cáncer.

    MELOCOTÓN: Siempre que esté bien maduro, es más que recomendable su consumo debido a su fácil digestión y a su riqueza en fibra que facilitará la evacuación regular.

    FRESAS: Siempre bien maduras para evitar la acidez del estómago, poseen fibra vegetal de tipo soluble, lo cual facilita la evacuación.

    HIGOS: Tanto frescos como secos son excelentes para mejorar la evacuación.

    NÍSPERO: Tienen una suave acción astringente y normalizadora del transito intestinal, a la vez que hidratan y restituyen los minerales perdidos en casos de diarreas infecciosas.

    CEREZA: Su fibra vegetal le confiere un suave efecto laxante y sus flavonoides, le otorgan propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    PAPAYA: Contribuye a neutralizar la acidez gástrica, siendo por lo tanto muy beneficiosa para las úlceras gastroduodenales, diarreas infecciosas, la hernia de hiato y la acidez de estómago. Es suavizante y antiséptica de las mucosas digestivas.

    TOMATE: El consumo habitual de tomate previene la aparición de diversos cánceres, entre ellos el del aparato digestivo.

    CALABAZA: Su pulpa es excelente para neutralizar el exceso de acidez en el estómago, ejerciendo a la vez una acción suavizante y protectora de la mucosa gástrica. Especialmente si la tomamos en puré, está muy indicada en los casos de acidez de estómago, dispepsia y úlceras gastroduodenales. Por otra parte, su fibra es de tipo soluble, actuando como un suave laxante.

    CALABACÍN: Su contenido en mucílago le confiere propiedades suavizantes del aparato digestivo, mejorando la dispepsia, la gastritis, las úlceras gastroduodenales, el colon irritable y la colitis.

    BERENJENA: Es un tónico digestivo que mejorará las digestiones lentas a la vez que su fibra vegetal, realizará suaves funciones laxantes.

    COL: El jugo de col, tomado sobre todo antes de las comidas, alivia la inflamación del estómago, contrarrestando con ello, el dolor, la pesadez y los eructos. Contiene por otra parte, elementos fitoquímicos de efectos anticancerígenos, antibióticos y medicinales. Por si ello fuera poco, la col es rica en fibra vegetal, lo cual le confiere efecto laxante y regulador de las funciones intestinales.

    COLIFLOR: Contienen excelentes vitaminas, minerales y oligoelementos muy adecuados para las funciones digestivas. Son de fácil digestión y ayudan a combatir el estreñimiento.

    PIMIENTO: Su acción es antiinflamatoria y estimulante de la producción de jugos gástricos, lo cual facilita las digestiones lentas y difíciles. Sus componentes actúan igualmente como un suave laxante, facilitando la evacuación y combatiendo las flatulencias. Por último, su enorme riqueza en vitaminas A y C le confieren propiedades importantes para prevenir el cáncer, especialmente el de estómago e intestino.

    PATATA: Es un alimento bastante completo que nos aporta hidratos de carbono y proteínas de alta calidad. Tiene un efecto antiácido, reduce la necesidad del trabajo digestivo y contiene sustancias sedantes que proporcionan una relajación del estómago.

    ZANAHORIA: Se la puede considerar un auténtico alimento-medicina. Rica en provitamina A, nos ayuda a combatir las infecciones y el cáncer. Su consumo es más que saludable y necesario para prevenir y tratar las afecciones tanto del estómago como del intestino.

    ACELGA: Es digestiva y laxante. Rica en vitaminas A y C, son excelentes como preventivas del cáncer gastrointestinal.

    ESPÁRRAGOS: Contienen bastante fibra lo cual nos ayudará en la evacuación regular. Son por otra parte ricos en vitaminas A y C lo que les confiere propiedades anticancerígenas de los órganos digestivos.

    LECHUGA: Tomada antes de comer, tonifica el estómago y facilita la digestión. Además es rica en fibra, lo cual ayudará en la evacuación regular.

    PEPINO: Es alcalinizante y depurativo. Su elevada proporción en agua y fibra, facilita la evacuación combatiendo con ello el estreñimiento.

    ACEITUNA: Debido a su contenido en aceite y en fibra vegetal, su consumo es adecuado para ayudar a estómagos delicados e intestinos vagos.

    TAPIOCA: Es rica en mucílagos, lo cual le confiere propiedades suavizantes sobre la mucosa gástrica. Por lo tanto su consumo es beneficioso tanto para el estómago como para el intestino.

    JUDÍAS: Su elevado porcentaje de fibra celulósica, las hacen muy útiles para luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon y recto.

    GARBANZOS: Su fibra natural es un buen estimulante de las funciones intestinales.

    LENTEJAS: Además de ser un alimento muy completo, las lentejas poseen una gran riqueza en fibra que actúa como un estimulante de las funciones intestinales.

    MAÍZ: Tanto el maíz dulce como la harina de maíz, ejercen un efecto suavizante y protector sobre la mucosa intestinal ayudando a mejorar el exceso de gases, la colitis, el estreñimiento y los dolores gastrointestinales.

    TRIGO: Es de fácil digestión a la vez que nos proporciona excelentes nutrientes. Su contenido en fibra le otorga un efecto laxante.

    AVENA: Debido al mucílago que contiene, la avena ejerce una acción suavizante sobre el estómago y el intestino.

    CEBADA: Tanto la cebada perlada, la harina de la cebada, los granos malteados y la harina de malta son adecuados para estómagos delicados. La fibra que contiene ayudará a evitar el estreñimiento y sus complicaciones gastroduodenales.

    ARROZ: Es un alimento nutritivo, que debemos complementar con vegetales, de fácil digestión que puede ayudarnos en afecciones del estómago y el intestino.

    CASTAÑA: En caso de diarrea es excelente, especialmente en forma de puré.

    ANACARDO: Su riqueza en magnesio nos ayudará a combatir los espasmos de los órganos huecos, como el colon.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Siempre que se mastiquen bien, son de fácil digestión.

    FRUTOS SECOS: Siendo que una de las causas de las diferentes alteraciones del estómago o del intestino tienen su origen en el sistema nervioso, es recomendable el consumo habitual de los frutos secos, ya que su riqueza en vitaminas del grupo B ayudarán en estos trastornos.

    AGUA: Es preciso beber abundante cantidad de agua al día.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.
    Del mismo modo, también existen otra serie de alimentos que perjudicarán notablemente los problemas digestivos. Estos son algunos de ellos:

    Champiñón.
    Puerro.
    Cacahuete.
    Grasas.
    Fritos.
    Café.
    Té.
    Bebidas con gas.
    Alcohol.
    Picantes.
    Chocolate.
    Nata.
    Ácidos.
    Salados.
    Vinagre.
    Limón.
    Pomelo.
    Salsas.
    Especias.
    Frutas poco maduras.
    Comidas muy elaboradas.
    Quesos curados.
    Embutidos grasos.

    Un Cordial Saludo.

  6. Alina Ninoska Garcia Yupanqui dice:

    hace 6 meses me operaron de de la vesicula con laparascopica, pero aun no me siento bien por que siento que tengo algo al lado izquierdo que me quita la respiración ya me han evaluado y me dice el medico que tengo gastritis y que ademas se me forma gases los cuales me causan esta molestia, es realmente fastidiosa por que ni un solo día dejo de sentirla desde que salí del hospital ya no se que hacer parece que también me he estresado por las molestias que tengo y no siento mejoría, que debo hacer? ayúdenme.

  7. rdnattural dice:

    Hola buenas noches, con gusto le voy a enviar la nutrición recomendada para su gastritis y algunas recomendaciones.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Existen una serie de alimentos que por sus características, pueden ayudar a mejorar los problemas de digestión.

    PIÑA TROPICAL: Esta debe tomarse fresca y bien madura. La bromelina que contiene la piña, actúa en el tracto digestivo deshaciendo las proteínas y facilitando su digestión. Por otra parte sus componentes son potentes inhibidores de las nitrosaminas, sustancias con una marcada acción cancerígena, que se forman en el estómago.

    AGUACATE: Es una de las frutas más nutritivas que existen. Tiene una reacción alcalina y un efecto suavizante y protector de las mucosas gástricas. Es entre otras cosas, es rico en fibra vegetal, lo cual nos ayudará en la evacuación diaria.

    CHIRIMOYA: Posee un efecto antiácido, saciante, vigorizante y tonificante.

    MANZANA: La pectina que contiene actúa eliminando las toxinas producidas por las bacterias causantes de gastroenteritis y colitis. Su contenido en taninos, seca y desinflama la mucosa intestinal, y sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

    PERA: Tierna y bien madura, es de fácil y rápida digestión. Ejerce una acción astringente combatiendo la putrefacción y las flatulencias, mejorando la inflamación del intestino grueso y la mala digestión a nivel intestinal.

    CARAMBOLA: Su alto contenido en fibra soluble ayudará a mejorar las funciones intestinales facilitando la evacuación.

    ZAPOTE: Debido a su riqueza en taninos, es excelente para combatir las diarreas y la gastroenteritis.

    ARÁNDANO: Su poderosa acción antimicrobiana lo hace recomendable ya que normalizan y reequilibran la flora intestinal luchando contra las flatulencias y las digestiones pesadas.

    FEIJOA: Rica en fibra vegetal de suave acción laxante.

    SOJA: Su consumo habitual reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, entre ellos el de colon, recto y estómago.

    MEMBRILLO: Tiene una suave acción astringente y antiinflamatoria, suavizando la pared del intestino y facilitando la evacuación.

    CAQUI: Muy rico en vitaminas A y C que nos ayudará en la prevención de las infecciones y el cáncer del aparato digestivo. Su contenido en pectina y mucílagos nos ayudarán en la evacuación.

    SANDIA: Su elevado contenido en agua, hace de ella una fruta ideal para mejorar la evacuación.

    MELÓN: Nos ayudará a combatir el estreñimiento y las digestiones lentas y difíciles.

    CIRUELA: Es importante su contenido en fibra soluble que suaviza y protege las paredes intestinales ayudando a mejorar la motilidad intestinal y la evacuación.

    GRANADA: Son beneficiosas para combatir el exceso de gases y las diarreas infecciosas. Posee un carácter astringente, frenando con ello la producción de jugos gástricos logrando desinflamar los estómagos irritados.

    MANDARINA: Por supuesto bien madura y dulce, ayudará en la evacuación diaria y prevendrá el cáncer.

    MELOCOTÓN: Siempre que esté bien maduro, es más que recomendable su consumo debido a su fácil digestión y a su riqueza en fibra que facilitará la evacuación regular.

    FRESAS: Siempre bien maduras para evitar la acidez del estómago, poseen fibra vegetal de tipo soluble, lo cual facilita la evacuación.

    HIGOS: Tanto frescos como secos son excelentes para mejorar la evacuación.

    NÍSPERO: Tienen una suave acción astringente y normalizadora del transito intestinal, a la vez que hidratan y restituyen los minerales perdidos en casos de diarreas infecciosas.

    CEREZA: Su fibra vegetal le confiere un suave efecto laxante y sus flavonoides, le otorgan propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    PAPAYA: Contribuye a neutralizar la acidez gástrica, siendo por lo tanto muy beneficiosa para las úlceras gastroduodenales, diarreas infecciosas, la hernia de hiato y la acidez de estómago. Es suavizante y antiséptica de las mucosas digestivas.

    TOMATE: El consumo habitual de tomate previene la aparición de diversos cánceres, entre ellos el del aparato digestivo.

    CALABAZA: Su pulpa es excelente para neutralizar el exceso de acidez en el estómago, ejerciendo a la vez una acción suavizante y protectora de la mucosa gástrica. Especialmente si la tomamos en puré, está muy indicada en los casos de acidez de estómago, dispepsia y úlceras gastroduodenales. Por otra parte, su fibra es de tipo soluble, actuando como un suave laxante.

    CALABACÍN: Su contenido en mucílago le confiere propiedades suavizantes del aparato digestivo, mejorando la dispepsia, la gastritis, las úlceras gastroduodenales, el colon irritable y la colitis.

    BERENJENA: Es un tónico digestivo que mejorará las digestiones lentas a la vez que su fibra vegetal, realizará suaves funciones laxantes.

    COL: El jugo de col, tomado sobre todo antes de las comidas, alivia la inflamación del estómago, contrarrestando con ello, el dolor, la pesadez y los eructos. Contiene por otra parte, elementos fitoquímicos de efectos anticancerígenos, antibióticos y medicinales. Por si ello fuera poco, la col es rica en fibra vegetal, lo cual le confiere efecto laxante y regulador de las funciones intestinales.

    COLIFLOR: Contienen excelentes vitaminas, minerales y oligoelementos muy adecuados para las funciones digestivas. Son de fácil digestión y ayudan a combatir el estreñimiento.

    PIMIENTO: Su acción es antiinflamatoria y estimulante de la producción de jugos gástricos, lo cual facilita las digestiones lentas y difíciles. Sus componentes actúan igualmente como un suave laxante, facilitando la evacuación y combatiendo las flatulencias. Por último, su enorme riqueza en vitaminas A y C le confieren propiedades importantes para prevenir el cáncer, especialmente el de estómago e intestino.

    PATATA: Es un alimento bastante completo que nos aporta hidratos de carbono y proteínas de alta calidad. Tiene un efecto antiácido, reduce la necesidad del trabajo digestivo y contiene sustancias sedantes que proporcionan una relajación del estómago.

    ZANAHORIA: Se la puede considerar un auténtico alimento-medicina. Rica en provitamina A, nos ayuda a combatir las infecciones y el cáncer. Su consumo es más que saludable y necesario para prevenir y tratar las afecciones tanto del estómago como del intestino.

    ACELGA: Es digestiva y laxante. Rica en vitaminas A y C, son excelentes como preventivas del cáncer gastrointestinal.

    ESPÁRRAGOS: Contienen bastante fibra lo cual nos ayudará en la evacuación regular. Son por otra parte ricos en vitaminas A y C lo que les confiere propiedades anticancerígenas de los órganos digestivos.

    LECHUGA: Tomada antes de comer, tonifica el estómago y facilita la digestión. Además es rica en fibra, lo cual ayudará en la evacuación regular.

    PEPINO: Es alcalinizante y depurativo. Su elevada proporción en agua y fibra, facilita la evacuación combatiendo con ello el estreñimiento.

    ACEITUNA: Debido a su contenido en aceite y en fibra vegetal, su consumo es adecuado para ayudar a estómagos delicados e intestinos vagos.

    TAPIOCA: Es rica en mucílagos, lo cual le confiere propiedades suavizantes sobre la mucosa gástrica. Por lo tanto su consumo es beneficioso tanto para el estómago como para el intestino.

    JUDÍAS: Su elevado porcentaje de fibra celulósica, las hacen muy útiles para luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon y recto.

    GARBANZOS: Su fibra natural es un buen estimulante de las funciones intestinales.

    LENTEJAS: Además de ser un alimento muy completo, las lentejas poseen una gran riqueza en fibra que actúa como un estimulante de las funciones intestinales.

    MAÍZ: Tanto el maíz dulce como la harina de maíz, ejercen un efecto suavizante y protector sobre la mucosa intestinal ayudando a mejorar el exceso de gases, la colitis, el estreñimiento y los dolores gastrointestinales.

    TRIGO: Es de fácil digestión a la vez que nos proporciona excelentes nutrientes. Su contenido en fibra le otorga un efecto laxante.

    AVENA: Debido al mucílago que contiene, la avena ejerce una acción suavizante sobre el estómago y el intestino.

    CEBADA: Tanto la cebada perlada, la harina de la cebada, los granos malteados y la harina de malta son adecuados para estómagos delicados. La fibra que contiene ayudará a evitar el estreñimiento y sus complicaciones gastroduodenales.

    ARROZ: Es un alimento nutritivo, que debemos complementar con vegetales, de fácil digestión que puede ayudarnos en afecciones del estómago y el intestino.

    CASTAÑA: En caso de diarrea es excelente, especialmente en forma de puré.

    ANACARDO: Su riqueza en magnesio nos ayudará a combatir los espasmos de los órganos huecos, como el colon.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Siempre que se mastiquen bien, son de fácil digestión.

    FRUTOS SECOS: Siendo que una de las causas de las diferentes alteraciones del estómago o del intestino tienen su origen en el sistema nervioso, es recomendable el consumo habitual de los frutos secos, ya que su riqueza en vitaminas del grupo B ayudarán en estos trastornos.

    AGUA: Es preciso beber abundante cantidad de agua al día.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.
    Del mismo modo, también existen otra serie de alimentos que perjudicarán notablemente los problemas digestivos. Estos son algunos de ellos:

    Champiñón.
    Puerro.
    Cacahuete.
    Grasas.
    Fritos.
    Café.
    Té.
    Bebidas con gas.
    Alcohol.
    Picantes.
    Chocolate.
    Nata.
    Ácidos.
    Salados.
    Vinagre.
    Limón.
    Pomelo.
    Salsas.
    Especias.
    Frutas poco maduras.
    Comidas muy elaboradas.
    Quesos curados.
    Embutidos grasos.

    RECOMENDACIONES GENERALES.
    Es importante que las personas que padezcan del estómago o del intestino, observen una serie de normal generales. Con ello, en muchas ocasiones lograrán evitar la enfermedad e incluso curarla.
    Una alimentación adecuada al problema es más que necesario. Si esta es incorrecta no haremos más que agravar el problema.
    Masticar bien los alimentos. El bolo alimenticio debe llegar lo más desecho posible al estómago, de esta forma aliviaremos su trabajo.
    No tomemos las comidas demasiado calientes.
    No es conveniente acostarse nada más terminar de comer. Dar un corto paseo nos ayudará a facilitar y mejorar la digestión.
    Debemos evitar realizar esfuerzos físicos abusivos. Seguro que al hacerlo, los síntomas empeorarán.
    Evitemos masticar chicle, éste provocará un aumento de saliva y como consecuencia se producirán gases en exceso.
    La evacuación diaria es necesaria. Como suele haber problemas en este sentido, es necesario que la alimentación sea la adecuada y por supuesto que cuando sintamos ganas de hacerlo, no lo demoremos.
    Es importante que los platos sean moderados en cantidad, es preferible comer 5 veces al día. Si llenamos demasiado el estómago, nos dará molestia.
    En el caso que tengamos el hábito de fumar, debemos olvidarlo. El tabaco irrita profundamente el estómago.
    No debemos saltarnos las comidas, es más éstas deben ser realizadas con tranquilidad.
    Por la noche, no tomemos un exceso de líquidos.
    Una vida tranquila y sosegada. Uno de los motivos de la aparición o de empeoramiento de los trastornos digestivo, son las alteraciones del sistema nervioso; evitémoslas.
    No utilicemos prendas que nos aprieten demasiado el abdomen.
    Descansemos lo suficiente. Un organismo para estar sano necesita descansar.
    El 70% de nuestro organismo es agua, si no bebemos lo suficiente, nuestro cuerpo la tomará del intestino y como consecuencia las heces se secarán y padeceremos estreñimiento.
    Evitemos el consumo abusivo de medicamentos, sobre todo los que contengan ácido acetilsalicílico, como la aspirina y los antiinflamatorios. Estos son muy agresivos con el estómago y el intestino. Si por alguna otra enfermedad que padezcamos, tenemos que tomarlos, es preciso tomar protectores gástricos.
    Jamás debemos automedicarnos, es el médico y solo el médico el que tiene que recetarnos lo adecuado para nosotros.

    Un Cordial Saludo.

  8. ismael dice:

    hola…es un gran gusto para mi poder consultar con gente tan especializada como ustedes…unicamente queria saber alguna sugerencia de que clase de regimen alimenticio y tratamiento fitomedico, ortomolecular o natural podria tener para un caso de gastritis cronica con H.pylori (2+/4+) muchisimas gracias por la atencion (Y)

  9. rdnattural dice:

    Hola buenos días su hijo lleva el tratamiento correcto,y con la dieta es normal que adelgace no obstante yo le voy a enviar la nutrición recomendada para su enfermedad y algunas recomendaciones.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Existen una serie de alimentos que por sus características, pueden ayudar a mejorar los problemas de digestión.

    PIÑA TROPICAL: Esta debe tomarse fresca y bien madura. La bromelina que contiene la piña, actúa en el tracto digestivo deshaciendo las proteínas y facilitando su digestión. Por otra parte sus componentes son potentes inhibidores de las nitrosaminas, sustancias con una marcada acción cancerígena, que se forman en el estómago.

    AGUACATE: Es una de las frutas más nutritivas que existen. Tiene una reacción alcalina y un efecto suavizante y protector de las mucosas gástricas. Es entre otras cosas, es rico en fibra vegetal, lo cual nos ayudará en la evacuación diaria.

    CHIRIMOYA: Posee un efecto antiácido, saciante, vigorizante y tonificante.

    MANZANA: La pectina que contiene actúa eliminando las toxinas producidas por las bacterias causantes de gastroenteritis y colitis. Su contenido en taninos, seca y desinflama la mucosa intestinal, y sus ácidos orgánicos actúan como antisépticos y regeneradores de la flora intestinal.

    PERA: Tierna y bien madura, es de fácil y rápida digestión. Ejerce una acción astringente combatiendo la putrefacción y las flatulencias, mejorando la inflamación del intestino grueso y la mala digestión a nivel intestinal.

    CARAMBOLA: Su alto contenido en fibra soluble ayudará a mejorar las funciones intestinales facilitando la evacuación.

    ZAPOTE: Debido a su riqueza en taninos, es excelente para combatir las diarreas y la gastroenteritis.

    ARÁNDANO: Su poderosa acción antimicrobiana lo hace recomendable ya que normalizan y reequilibran la flora intestinal luchando contra las flatulencias y las digestiones pesadas.

    FEIJOA: Rica en fibra vegetal de suave acción laxante.

    SOJA: Su consumo habitual reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer, entre ellos el de colon, recto y estómago.

    MEMBRILLO: Tiene una suave acción astringente y antiinflamatoria, suavizando la pared del intestino y facilitando la evacuación.

    CAQUI: Muy rico en vitaminas A y C que nos ayudará en la prevención de las infecciones y el cáncer del aparato digestivo. Su contenido en pectina y mucílagos nos ayudarán en la evacuación.

    SANDIA: Su elevado contenido en agua, hace de ella una fruta ideal para mejorar la evacuación.

    MELÓN: Nos ayudará a combatir el estreñimiento y las digestiones lentas y difíciles.

    CIRUELA: Es importante su contenido en fibra soluble que suaviza y protege las paredes intestinales ayudando a mejorar la motilidad intestinal y la evacuación.

    GRANADA: Son beneficiosas para combatir el exceso de gases y las diarreas infecciosas. Posee un carácter astringente, frenando con ello la producción de jugos gástricos logrando desinflamar los estómagos irritados.

    MANDARINA: Por supuesto bien madura y dulce, ayudará en la evacuación diaria y prevendrá el cáncer.

    MELOCOTÓN: Siempre que esté bien maduro, es más que recomendable su consumo debido a su fácil digestión y a su riqueza en fibra que facilitará la evacuación regular.

    FRESAS: Siempre bien maduras para evitar la acidez del estómago, poseen fibra vegetal de tipo soluble, lo cual facilita la evacuación.

    HIGOS: Tanto frescos como secos son excelentes para mejorar la evacuación.

    NÍSPERO: Tienen una suave acción astringente y normalizadora del transito intestinal, a la vez que hidratan y restituyen los minerales perdidos en casos de diarreas infecciosas.

    CEREZA: Su fibra vegetal le confiere un suave efecto laxante y sus flavonoides, le otorgan propiedades antioxidantes y anticancerígenas.

    PAPAYA: Contribuye a neutralizar la acidez gástrica, siendo por lo tanto muy beneficiosa para las úlceras gastroduodenales, diarreas infecciosas, la hernia de hiato y la acidez de estómago. Es suavizante y antiséptica de las mucosas digestivas.

    TOMATE: El consumo habitual de tomate previene la aparición de diversos cánceres, entre ellos el del aparato digestivo.

    CALABAZA: Su pulpa es excelente para neutralizar el exceso de acidez en el estómago, ejerciendo a la vez una acción suavizante y protectora de la mucosa gástrica. Especialmente si la tomamos en puré, está muy indicada en los casos de acidez de estómago, dispepsia y úlceras gastroduodenales. Por otra parte, su fibra es de tipo soluble, actuando como un suave laxante.

    CALABACÍN: Su contenido en mucílago le confiere propiedades suavizantes del aparato digestivo, mejorando la dispepsia, la gastritis, las úlceras gastroduodenales, el colon irritable y la colitis.

    BERENJENA: Es un tónico digestivo que mejorará las digestiones lentas a la vez que su fibra vegetal, realizará suaves funciones laxantes.

    COL: El jugo de col, tomado sobre todo antes de las comidas, alivia la inflamación del estómago, contrarrestando con ello, el dolor, la pesadez y los eructos. Contiene por otra parte, elementos fitoquímicos de efectos anticancerígenos, antibióticos y medicinales. Por si ello fuera poco, la col es rica en fibra vegetal, lo cual le confiere efecto laxante y regulador de las funciones intestinales.

    COLIFLOR: Contienen excelentes vitaminas, minerales y oligoelementos muy adecuados para las funciones digestivas. Son de fácil digestión y ayudan a combatir el estreñimiento.

    PIMIENTO: Su acción es antiinflamatoria y estimulante de la producción de jugos gástricos, lo cual facilita las digestiones lentas y difíciles. Sus componentes actúan igualmente como un suave laxante, facilitando la evacuación y combatiendo las flatulencias. Por último, su enorme riqueza en vitaminas A y C le confieren propiedades importantes para prevenir el cáncer, especialmente el de estómago e intestino.

    PATATA: Es un alimento bastante completo que nos aporta hidratos de carbono y proteínas de alta calidad. Tiene un efecto antiácido, reduce la necesidad del trabajo digestivo y contiene sustancias sedantes que proporcionan una relajación del estómago.

    ZANAHORIA: Se la puede considerar un auténtico alimento-medicina. Rica en provitamina A, nos ayuda a combatir las infecciones y el cáncer. Su consumo es más que saludable y necesario para prevenir y tratar las afecciones tanto del estómago como del intestino.

    ACELGA: Es digestiva y laxante. Rica en vitaminas A y C, son excelentes como preventivas del cáncer gastrointestinal.

    ESPÁRRAGOS: Contienen bastante fibra lo cual nos ayudará en la evacuación regular. Son por otra parte ricos en vitaminas A y C lo que les confiere propiedades anticancerígenas de los órganos digestivos.

    LECHUGA: Tomada antes de comer, tonifica el estómago y facilita la digestión. Además es rica en fibra, lo cual ayudará en la evacuación regular.

    PEPINO: Es alcalinizante y depurativo. Su elevada proporción en agua y fibra, facilita la evacuación combatiendo con ello el estreñimiento.

    ACEITUNA: Debido a su contenido en aceite y en fibra vegetal, su consumo es adecuado para ayudar a estómagos delicados e intestinos vagos.

    TAPIOCA: Es rica en mucílagos, lo cual le confiere propiedades suavizantes sobre la mucosa gástrica. Por lo tanto su consumo es beneficioso tanto para el estómago como para el intestino.

    JUDÍAS: Su elevado porcentaje de fibra celulósica, las hacen muy útiles para luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon y recto.

    GARBANZOS: Su fibra natural es un buen estimulante de las funciones intestinales.

    LENTEJAS: Además de ser un alimento muy completo, las lentejas poseen una gran riqueza en fibra que actúa como un estimulante de las funciones intestinales.

    MAÍZ: Tanto el maíz dulce como la harina de maíz, ejercen un efecto suavizante y protector sobre la mucosa intestinal ayudando a mejorar el exceso de gases, la colitis, el estreñimiento y los dolores gastrointestinales.

    TRIGO: Es de fácil digestión a la vez que nos proporciona excelentes nutrientes. Su contenido en fibra le otorga un efecto laxante.

    AVENA: Debido al mucílago que contiene, la avena ejerce una acción suavizante sobre el estómago y el intestino.

    CEBADA: Tanto la cebada perlada, la harina de la cebada, los granos malteados y la harina de malta son adecuados para estómagos delicados. La fibra que contiene ayudará a evitar el estreñimiento y sus complicaciones gastroduodenales.

    ARROZ: Es un alimento nutritivo, que debemos complementar con vegetales, de fácil digestión que puede ayudarnos en afecciones del estómago y el intestino.

    CASTAÑA: En caso de diarrea es excelente, especialmente en forma de puré.

    ANACARDO: Su riqueza en magnesio nos ayudará a combatir los espasmos de los órganos huecos, como el colon.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Siempre que se mastiquen bien, son de fácil digestión.

    FRUTOS SECOS: Siendo que una de las causas de las diferentes alteraciones del estómago o del intestino tienen su origen en el sistema nervioso, es recomendable el consumo habitual de los frutos secos, ya que su riqueza en vitaminas del grupo B ayudarán en estos trastornos.

    AGUA: Es preciso beber abundante cantidad de agua al día.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.
    Del mismo modo, también existen otra serie de alimentos que perjudicarán notablemente los problemas digestivos. Estos son algunos de ellos:

    Champiñón.
    Puerro.
    Cacahuete.
    Grasas.
    Fritos.
    Café.
    Té.
    Bebidas con gas.
    Alcohol.
    Picantes.
    Chocolate.
    Nata.
    Ácidos.
    Salados.
    Vinagre.
    Limón.
    Pomelo.
    Salsas.
    Especias.
    Frutas poco maduras.
    Comidas muy elaboradas.
    Quesos curados.
    Embutidos grasos.

    RECOMENDACIONES GENERALES.
    Es importante que las personas que padezcan del estómago o del intestino, observen una serie de normal generales. Con ello, en muchas ocasiones lograrán evitar la enfermedad e incluso curarla.
    Una alimentación adecuada al problema es más que necesario. Si esta es incorrecta no haremos más que agravar el problema.
    Masticar bien los alimentos. El bolo alimenticio debe llegar lo más desecho posible al estómago, de esta forma aliviaremos su trabajo.
    No tomemos las comidas demasiado calientes.
    No es conveniente acostarse nada más terminar de comer. Dar un corto paseo nos ayudará a facilitar y mejorar la digestión.
    Debemos evitar realizar esfuerzos físicos abusivos. Seguro que al hacerlo, los síntomas empeorarán.
    Evitemos masticar chicle, éste provocará un aumento de saliva y como consecuencia se producirán gases en exceso.
    La evacuación diaria es necesaria. Como suele haber problemas en este sentido, es necesario que la alimentación sea la adecuada y por supuesto que cuando sintamos ganas de hacerlo, no lo demoremos.
    Es importante que los platos sean moderados en cantidad, es preferible comer 5 veces al día. Si llenamos demasiado el estómago, nos dará molestia.
    En el caso que tengamos el hábito de fumar, debemos olvidarlo. El tabaco irrita profundamente el estómago.
    No debemos saltarnos las comidas, es más éstas deben ser realizadas con tranquilidad.
    Por la noche, no tomemos un exceso de líquidos.
    Una vida tranquila y sosegada. Uno de los motivos de la aparición o de empeoramiento de los trastornos digestivo, son las alteraciones del sistema nervioso; evitémoslas.
    No utilicemos prendas que nos aprieten demasiado el abdomen.
    Descansemos lo suficiente. Un organismo para estar sano necesita descansar.
    El 70% de nuestro organismo es agua, si no bebemos lo suficiente, nuestro cuerpo la tomará del intestino y como consecuencia las heces se secarán y padeceremos estreñimiento.
    Evitemos el consumo abusivo de medicamentos, sobre todo los que contengan ácido acetilsalicílico, como la aspirina y los antiinflamatorios. Estos son muy agresivos con el estómago y el intestino. Si por alguna otra enfermedad que padezcamos, tenemos que tomarlos, es preciso tomar protectores gástricos.
    Jamás debemos automedicarnos, es el médico y solo el médico el que tiene que recetarnos lo adecuado para nosotros.

    UN Cordial Saludo.

  10. zoraida de avila dice:

    buenos dias mire mi hijo tiene una hernia hiatal se puso muy delgado sera por la dieta tiene tratamiento pero no le veo mucha mejoría el tratamiento es domperidona antes de el almuerzo , sucralfato y pantoprazol sigue con los malestares que le puedo dar se le hiso una biopsia y tiene gastritis cronica leve

  11. rdnattural dice:

    Buenos días Tania, por los síntomas que me cuenta parece tratarse de una esofagitis por reflujo cuyas sensaciones se incrementan por el hipertiroidismo. En estos casos yo empleo con mis pacientes dos complementos naturales. Le pongo estos enlaces para que usted misma pueda verlos:
    Depvir Forte.
    Vir Digest Forte.

    Un saludo cordial.

    Reyes Rodrigo.
    Naturopata.

  12. tania dice:

    hola buenas tardes!! en septiembre del 2013 me realice una endoscopia y solo me diagnosticaron gastritis no erosiva, empece con acidez y siento como que algo sube a mi garganta y me quema tengo ganglios inflamados y me duele mucho la garganta ya tengo meses asi desde que me realizaron la endoscopia tomo medicamentos pero sigo con los síntomas y mas ahora que desde diciembre me diagnosticaron hipertiroidismo los síntomas del estomago se han intensificado mi pregunta es si es reflujo gástrico que sube hasta la garganta y me la tiene inflamada y que puedo tomar, quiero tomar algo que sea natural porque ya no quiero tomar medicamentos que no me hacen nada, y pues siento mucho nerviosismo y ansiedad a causa del hiper. Ayuda por favor..se lo agradecería.

  13. rdnattural dice:

    Buenos días Alexa, por los síntomas que me cuenta puede tratarse de una gastritis pero también de un defecto en la válvula del esfínter que no cierra después de que el alimento haya llegado al estómago y por lo tanto los ácidos e incluso la comida, vuelven a ascender por el esófago.
    Pienso que deberían volver a realizarle una endoscopia para descartar lo que le acabo de contar. Hable con su médico al respecto.

    Un saludo cordial.

    Reyes Rodrigo.
    Naturopata.

  14. Alexa dice:

    Hola, bueno mi hija tiene 16 años ya como desde febrero comenzó con reflujo y muchos gasees cada vez empeoraba mas me decía que sentía q se le venia vomito a su garganta al igual que el acidez pero no ha llegado al punto de vomitar si no q se le devuelve al estomago y tenia muchos dolores de cabeza la lleve al medico y me le hicieron una endoscopia salió que tiene gastritis crónica difusa y activa y también atrofia leve de la mucosa me le prohibieron muchas cosas de comer ya que también padece de colitis pero ya pasaron 4 meses con el mismo medicamento y no veo mejora ya que ahora demás del acido y vomito dice que siente burbujas de saliva y ahora el reflujo llega hasta su nariz ella siempre a sido delgada y ahora pues bajo casi 7-10 libras. Y gracias a Dios no es anorexia ni bulimica usted cree que pueda ser que tenga algo peor????

  15. rdnattural dice:

    Buenos días Helen, lo que le sucede es bastante normal. Puede intentar realizar los siguientes consejos naturales:
    1.- Tomar en ayunas galletas de soda.
    2.- Tomar infusiones de Jengibre.
    3.- Tomar puré a base de patata + zanahoria + ajo + aceite + sal + agua mineral. Este puré se toma en pequeñas cantidades, varias veces al día.
    4.- Tomar infusiones relajantes, por ejemplo Pasiflora.

    Y, sobre todo procurar estar lo más tranquila posible.

    Un saludo cordial.

    Reyes Rodrigo.
    Naturopata.

  16. Helen ponce castillo dice:

    Hola tengo gastritis y estoy embarazada mas con losmalestares bomitos se me ha enpeorado no se qhacer los dolores en labocadeñ estomagospn insoportables

  17. Carlos dice:

    Para carolina guerrero : sigue buscando en internet hay muchas soluciones. Te pondre esta que consegui:

    Lineza molida en un vaso con 250ml de agua. en ayunas.

    mas licuado de: avena con papaya, zanahoria y papa.

    yo le agregare a este licuado platano verde que lei en otra parte tambien ayuda a cicatrizar.

  18. rdnattural dice:

    Buenos días Carolina, los síntomas que está teniendo son normales. Por lo que me dice la medicación es correcta; sin embargo la gastritis es una irritación de la mucosa gástrica que por desgracia está sujeta a muchos estímulos; el primero y más frecuente son las alteraciones del sistema nervioso que suelen provocar recaídas. Por otra parte, y esto es fundamental, el paciente ha de llevar una dieta apropiada. No por tomar medicaciones pueden comer de todo.

    Un saludo cordial.

    Reyes Rodrigo.
    Naturopata.

  19. carolina guerrero dice:

    Sufro de gastritis. Cómo curarla?. Hace 23 meses me la diagnosticaron a través de endoscopia. No tengo la bacteria pero tengo una hernia iatal. Me recetaron omeprazol, 1 en ayuna y otra antes de la cena. Sucraldato 1 antes de el almuerzo otra antes de acostarme y Milanta 2 horas despues de cada comida. No siento mejoría, me dan muchos cólicos y dolor de cabeza. Alguien me puede ayudar. De antemano muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantengamos RD Nattural viva!

PROFESIONALES
DE LA SALUD
Publicite su negocio con nosotros aquí
  • LIBRO ACEITES ESENCIALES
Infertilidad La infertilidad es un término que se utiliza para describir la incapacidad de un embarazo. Muchas pueden ser sus causas,...

Infertilidad (Pdf)
Alzheimer El descubrimiento de la enfermedad que conocemos con el nombre de Alzheimer debe ser atribuida a dos psiquiatras, Emil Kraepelin que la...

Alzheimer (Pdf)
Estreñimiento Hablamos de estreñimiento cuando la persona tiene dificultades para evacuar debido a que sus heces son demasiado duras y secas,...

Estreñimiento (Pdf)
Colon irritable El síndrome del intestino irritable, también conocido como colon irritable, colitis funcional o neurosis intestinal es un trastorno de las vías...

Colon irritable (Pdf)
  • LIBRO VITAMINAS, MINERALES Y AMINOÁCIDOS ( 5.95€ )
  • LIBRO DIETÉTICA Y NUTRICIÓN ( 5.95€ )
Este sitio, como la mayoría, usa cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas la política de cookies. Aceptar