12 Fiebre, dieta, vitaminas, minerales, aminoácidos y plantas
Porque la salud es nuestro bien más preciado

922-38-86-06
rdnattural@rdnattural.es
RD Nattural

    Publicidad



Alimentación y
consejos
para esta enfermedad


Fiebre

Curso de Medicina Natural

Curso de naturopatía

Nuestro curso de naturopatía, reconocido por el estado, lo podrá realizar en un año, en cómodos plazos y con los mejores profesionales del campo de la medicina natural.
¡Ahora por 80€ al mes y sin intereses ni gastos de matriculación!

Curso de Medicina Natural : (Comprar en tienda) Curso de Medicina Natural - Más info

    Publicidad



PROFESIONALES
DE LA SALUD
Publicite su negocio con nosotros aquí
  • LIBRO ACEITES ESENCIALES
Fiebre Hipotiroidismo Normalmente la producción de hormonas tiroideas está regulada por la glándula hipófisis a través de una hormona llamada TSH, cuando la producción de ésta...

Fiebre Hipotiroidismo (Pdf)
Hernia discal Hernia discal Una hernia discal es una dislocación total o parcial de un disco intervertebral; éste se desplaza hacia la...

Hernia discal (Pdf)
Parásitos intestinales Los parásitos son seres vivos más grandes que las bacterias, que los seres humanos podemos contraer en el agua no...

Parásitos intestinales (Pdf)
  • LIBRO VITAMINAS, MINERALES Y AMINOÁCIDOS ( 5.95€ )
  • LIBRO DIETÉTICA Y NUTRICIÓN ( 5.95€ )

CURSO DE MEDICINA NATURAL RD NATTURAL
50€/mes sin intereses ni gastos de matriculación
¡SOLICITE MÁS INFORMACIÓN!

Fiebre

FiebreLa fiebre es una señal fundamental de enfermedad y representa una respuesta óptima del organismo. El organismo reacciona aumentando su temperatura cuando se siente atacado por los microbios, con objeto de eliminarlos por medio del calor. Por lo tanto, la fiebre es una reacción defensiva que no debe bajarse a no ser que sea muy alta. En los niños, la temperatura aumenta fácilmente ante cualquier pequeño trastorno y puede llegar a ser muy alta. A los adultos les cuesta más tener fiebre alta.





Sin embargo, una temperatura alta no significa necesariamente que la enfermedad sea grave, ya que algunas personas son más propensas que otras a desarrollarla.

El termostato del cuerpo es el hipotálamo (una región del cerebro). En presencia de cualquier agente productor de fiebre (pirógenos) que es transportado por la sangre desde cualquier lugar del organismo donde se encuentre el problema; se activa y ordena al cuerpo que genere calor, aumentando para ello un conjunto de reacciones bioquímicas y procesos físico-químicos que ocurren en una célula y en el organismo (el metabolismo), y que lo conserve, con lo que el flujo sanguíneo periférico se aumenta y aparece el calentamiento.

Los causantes o productores de la fiebre; es decir los pirógenos pueden ser exógenos (de origen microbiano o no microbiano) y endógenos.

.

Causas y Factores a tener en cuenta.

Existen enfermedades capaces de aumentar la temperatura corporal, especialmente ciertos tumores malignos, que producen sustancias capaces de alterar el termostato regulador que tenemos en el cerebro. Suele ser una fiebre moderada, insidiosa, que no se acompaña de otros síntomas típicos, y que no desaparece con el tiempo. A menudo es nocturna y algunas veces se asocia a la sudoración.

Generalmente su aparición está relacionada con la estimulación del sistema inmunitario del organismo ya que éste, cuando detecta la invasión de agentes infecciosos, aumenta la temperatura corporal evitando que virus y bacterias sensibles al calor, puedan replicarse.

Abuso de anfetaminas.

Abstinencia de una sustancias psicotrópica en los adictos a ella.

Recepción de calor emitida por maquinaria industrial.

Insolación.

Coágulos de sangre y tromboflebitis.

Fármacos como algunos antibióticos, anticonvulsivos y antihistamínicos.

.

Síntomas más frecuentes.

Dependiendo del grado de la temperatura, el ser humano puede tener diferentes síntomas:

36ºC: Se trata de la temperatura normal del cuerpo. Ésta oscila entre 36ºC y 37ºC.

39ºC: Sudor abundante, mejillas coloradas, cansancio, taquicardias y disnea (dificultad para respirar correctamente). Los afectados de epilepsia pueden tener crisis convulsivas.

40ºC: Mareos, vértigo, sudor abundante, deshidratación, vómitos, náuseas, dolor de cabeza y debilidad.

41ºC: Además de todo lo anterior, delirios y alucinaciones, confusión y somnolencia.

42ºC: Además de todo lo anterior, palidez o rubor, hipertensión o hipotensión, gran taquicardia. Puede llegarse al estado de coma.

43ºC: En esta temperatura, si la muerte no acontece,  dejará diversos daños cerebrales que se acompañarán de contínuas convulsiones y shock. Puede darse parada cardiorespiratoria.

44ºC: Muerte segura.

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

  • Fiebre, en MedlinePlus Enciclopedia Médica.
  • Mick NW. Pediatric fever. In: Marx JA, ed. Rosen\’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 165.
  • Legget J. Approach to fever or suspected infection in the normal host. Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine, 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: cha

Volver

Comentarios del naturópata

La fiebre indica siempre la existencia de algún trastorno que debe estudiarse. Si se trata de una enfermedad aguda (resfriado, gripe, neumonía, infección urinaria, etc.), debe tratarse de la forma más adecuada a la enfermedad que la origina. Si aparentemente no tiene una causa, pero se repite día tras día o de forma irregular, conviene acudir al médico lo antes posible para que averigüe su origen, pues puede tratarse de un problema crónico escondido. Un diagnostico correcto y temprano es indispensable para la curación. Nuestro organismo se siente débil ante tal acontecimiento y nuestro deber es ayudarle a superar la situación.

Una de nuestras armas para conseguirlo es proporcionarle una alimentación acorde al problema que presenta. Para ello ésta debe contar con las siguientes características: fácil de digerir, nutritiva, abundante en líquidos y rica en vitaminas sobre todo la C, ya que organismo consume grandes cantidades de ella cuando hay fiebre, y minerales que favorezcan las defensas antiinfecciosas.

Además de esa correcta alimentación, es necesario potenciar el sistema inmunitario; para ello suelo ayudarme de:

Recomendaciones generales

RD NATTURAL ha elaborado y pone a su disposición en documentos PDF los alimentos aconsejables en caos de infección que curse con fiebre; enumera otros que deben ser evitados por sus características congestivas y por último, da una serie de consejos prácticos para mitigar la fiebre de forma natural.

También si así lo desea podrá obtener combinaciones de plantas ricas en vitamina C, jalea real y hongos con efectos estimulantes del sistema inmunlógico, complejos vitamínicos, minerales y aminoácidos; todos ellos elaborados con materiales naturales de la más alta calidad.

2 respuestas a “Fiebre”

  1. rdnattural dice:

    Hola buenos días Mayte, me gustaría ayudarte con tu padre pero no puedo hacer nada que no hagan ya en el hospital por lo que me cuenta está bastante delicado y estando ingresado no puedo recomendarle nada vamos a esperar a que le den el alta y después si le puedo enviar la nutrición recomendada y algunas recomendaciones para la neumonia.

    NUTRICIÓN.

    Se comenzará con una dieta líquida sin leche ni caldo de legumbres. Agua sin gas y zumos de frutas frescas muy dulces, es lo más recomendable.
    A los dos días se continuará con plátanos aplastados, frutas del tiempo, sopas de arroz o puré de patatas.

    Posteriormente se irán introduciendo los siguientes alimentos: Poca sal, cereales integrales, levadura de cerveza, huevos frescos, tomates, limones, naranjas, mandarinas, cerezas, ciruelas, melocotones, uvas, peras, manzanas, bananas, zanahorias, rábanos, puerros, pimientos rojos, diente de león, lechuga, berros, ajos, cebollas, leche, nata, mantequilla, guisantes crudos, trigo, avena, centeno, higos secos, dátiles, nueces, almendras, avellanas, muchas hortalizas crudas, leche de almendras.

    Los ARANDANOS en zumo o mermelada, tienen la virtud de despejar los bronquios. Por último las MANZANAS es otra fruta muy recomendable si se toma a diario el caldo resultante de hervir RODAJAS DE MANZANA.

    El organismo necesitará en estos casos una cuidada depuración para que su sistema inmunológico funcione correctamente.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS AUMENTAR.

    Como ya hemos indicado anteriormente debemos procurar una depuración de nuestro cuerpo con el fin de facilitar el camino a nuestro sistema inmunológico, por ello sería una buena idea comenzar el tratamiento con caldos depurativos que nos permitan aliviar nuestro organismo de elementos tóxicos. Esta idea se apoyará aún más si nos vemos obligados a tomar medicaciones para combatir el asma.

    CALDO DEPURATIVO: En 1 ½ de agua mineral pondremos 2 ó 3 cebollas, 6 u 8 dientes de ajo, una rama de apio y un buen chorro de aceite de oliva. Lo dejaremos cocer hasta que las cebollas estén bien hechas. Acto seguido lo colaremos y pasaremos las cebollas, los ajos y el apio por la licuadora, lo mezclaremos con el caldo de la cocción y estará listo para usar.
    La dosis recomendada será de 1 taza en ayunas y otra antes del almuerzo.

    AJO: Impide el desarrollo de muchos microorganismos. El efecto se debe a su esencia sulfurada, que se difunde fácilmente por todos los tejidos del organismo. Además equilibra la flora intestinal y estimula las defensas naturales.

    CEBOLLA: Los compuestos azufrados de la cebolla ejercen una acción antiespasmódica, sedante, mucolítica (facilitan la eliminación de la mucosidad) y antibiótica. Por otra parte, nos ofrece una acción alcalinizante de la sangre, lo que permite un aumento de la orina facilitando la eliminación de desecho de toxinas. Todas estas propiedades justifican claramente el consumo de la cebolla (a poder ser cruda), en caso de asma bronquial, por su acción antialérgica y broncodilatadora.

    NARANJA: Ejerce una acción antiinfecciosa, antiinflamatoria y antioxidante gracias a la combinación de vitamina C con las demás sustancias químicas que la acompañan.

    LIMÓN: El limón destaca por el conjunto de sus propiedades entre las que destaca su facultad de depurar la sangre y su efecto antibiótico natural.

    KIWI: Es muy rico en vitaminas antioxidantes. Es estimulante de las defensas naturales debido a su alto contenido en vitamina C y E.

    POMELO: Rico en flavonoides de propiedades fluidificantes de la sangre y antioxidantes. Su acción depurativa y desintoxicante del organismo está apoyada por su importante contenido en vitamina C y flavonoides, lo cual favorece la estimulación del sistema inmunitario.

    MANDARINA: La mandarina posee propiedades antiinfecciosas, fluidificantes de la sangre, antialérgica, remineralizante y depurativa de la sangre.

    PERAS: Contiene taninos de efecto absorbente, antiinflamatorio y alcalinizante de la sangre.

    MELOCOTON: Puede decirse que contiene la fórmula casi perfecta, rico en Vitamina A, C y E que son los mejores antioxidantes de la naturaleza.

    LITCHI: En el litchi destaca por su contenido en vitamina C. Poseen efecto antiinflamatorio, analgésico y antipirético. Su consumo habitual tiene una acción preventiva e inmunoestimulante.

    ALBARICOQUE: Debido a su alto contenido en provitamina A, aumenta la resistencia a las infecciones de las mucosas. Posee un efecto alcalinizante y antioxidante de la sangre, lo cual contribuye a que eliminemos mejor los elementos tóxicos por la orina.

    FRESAS: Las antocianinas, los bioflavonoides y la vitamina C presentes en la fresa actúan como poderosos antioxidantes. Son diuréticas y por lo tanto alcalinizantes y, su fibra vegetal facilita el tránsito intestinal.

    MANZANA: Las manzanas contienen diversos flavonoides y taninos que le confieren un efecto antioxidante, alcalinizante con propiedades antiinflamatorias de las mucosas.

    CEREZA: Contiene flavonoides que le otorgan propiedades diuréticas, antioxidantes y antiinflamatorias.

    UVA: Contiene ácidos orgánicos, que ejercen una alcalinización en la sangre y antioxidante.

    HIGOS: Los higos en cualquiera de sus formas, pero especialmente los secos a remojo y los hervidos con leche, ejercen una acción pectoral y antiinfecciosa. Calman la tos, facilitan la expectoración y suavizan las vías respiratorias.

    CIRUELA: Posee propiedades diuréticas, depurativas y desintoxicantes.

    PLATANOS: Destaca su composición provoca una alcalinización de la sangre.

    LEVADURA DE CERVEZA: Es muy nutritiva y eleva la respuesta del sistema inmunológico lo cual siempre será beneficioso y necesario en estos casos.

    HORTALIZAS: Todas las hortalizas son ricas en provitamina A que nos protege contra las infecciones a la vez que nos ayuda a mantener en buen estado las mucosas, vitamina C y elementos fitoquímicos todos ellos de acción antioxidante que nos ayudarán a mejorar la respuesta del sistema inmunológico.

    RÁBANO RUSTICANO: Todas las variedades de rábano contienen una esencia sulfurada de sabor picante, a la que se le atribuyen propiedades antibióticas y mucolíticas. La vitamina C es la más abundante dentro de sus elementos.

    ACEROLA: Es la fuente más importante de vitamina C de la naturaleza. Tenemos que recordar que las dosis elevadas de Vitamina C aumentan la producción de interferón, una proteína que inhibe la multiplicación de los virus y estimula el sistema inmunológico.

    TOMATE: Por su riqueza en vitaminas y minerales, y sobre todo en carotenoides antioxidantes (licopeno y beta-caroteno), el tomate es un estimulante natural de las funciones inmunitarias. Su consumo actúa como un depurativo de la sangre ya que es un gran alcalinizante.

    COL: Además de poseer un sustancial efecto antibiótico, la col es especialmente rica en beta-carotenos (provitamina A) y vitamina C, aunque también contiene cantidades significativas de vitaminas E, B y K.

    COLIFLOR: La coliflor posee propiedades antioxidantes que nos ayudarán a estimular la respuesta del sistema inmunológico.

    BORRAJA: Rica en mucílagos, almidón, aceites esenciales, saponinas, diversos minerales, en especial potasio y flavonoides todos ellos necesarios para el tratamiento de las afecciones respiratorias. Las flores de la borraja resultan beneficiosas para purificar la sangre además de tonificar el corazón.

    ZANAHORIAS: La zanahoria es con diferencia el alimento más rico en provitamina A, lo que la convierte en un auténtico alimento-medicina. Es una fuente bastante buena de vitaminas del grupo B así como de vitamina C y E. Es muy útil por su carácter antioxidante y alcalinizante.

    PUERROS: El puerro es un buen alcalinizante y diurético por lo que aumenta la eliminación de sustancias tóxicas por la orina. Pero quizás uno de los motivos por los que debemos recomendar el consumo de puerros es debido a su acción mucolítica y antiséptica.

    GUISANTES: Los guisantes tienen propiedades alcalinizantes y antioxidantes. Es una buena fuente de vitamina B2 necesaria para mantener en buen estado las membranas del aparato respiratorio.

    LECHUGA: Gracias a su composición la lechuga tiene las siguientes propiedades: Sedante, somnífera, aperitiva, laxante, alcalinizante, antioxidante, remineralizante y antiinflamatoria.

    CHAMPIÑONES: El consumo de champiñones está justificado debido a su riqueza en vitamina B2 necesaria para mantener en buen estado las mucosas del aparato respiratorio.

    PIMIENTO: En el pimiento destacan sobre todo, dos vitaminas, provitamina A (beta-caroteno) y Vitamina C ambas potentes antioxidantes.

    LEGUMBRES: Las legumbres en general protegen contra las afecciones degenerativas debido a su contenido en fibra y en elementos fitoquímicos antidegenerativos como el ácido fítico y los filatos.

    JUDIAS: Debido a sus componentes, son excelentes antioxidantes y sedantes.

    GARBANZOS: El garbanzo es un alimento casi completo, cuya proporción de nutrientes es bastante equilibrada; por lo cual puede perfectamente constituir un plato principal de la comida.

    LENTEJAS: Un plato de lentejas satisface en buena parte las necesidades diarias de varios nutrientes.

    FRUTOS SECOS: Su extraordinaria combinación de vitaminas, minerales y oligoelementos, hacen de los frutos secos un alimento muy a tener en cuenta que no solo nos ayudarán con el problema actual, sino que además nos aportarán vitalidad, y resistencia al tiempo que darán al organismo la oportunidad de eliminar sustancias tóxicas para que nuestro sistema inmunológico pueda funcionar al máximo de sus posibilidades.

    ALMENDRAS: Actúan como relajantes. Son especialmente ricas en Vitamina E por lo que tienen una acción antioxidante.

    AVELLANA: El consumo de avellanas está muy recomendado debido a su poder energetizante.

    SEMILLAS DE GIRASOL: Es un poderoso antioxidante que evita el deterioro que producen los radicales libres en el organismo.

    DÁTILES: Son una de las frutas más ricas en minerales que hacen que los dátiles tengan una potente acción vigorizante.

    PESCADOS: Además del aporte vitamínico y mineral, se ha demostrado que el pescado tiene un efecto antiinflamatorio sobre las vías aéreas.

    LECHE DE SOJA: La semilla de soja es posiblemente, el alimento natural con mayor contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Además, la soja contiene también valiosos elementos fitoquímicos. Tiene una extraordinaria capacidad para nutrir y prevenir las afecciones.

    PROPOLEO: Se trata de un producto elaborado por las abejas, con propiedades antibióticas, antivíricas, antisépticas, antiinflamatorias, analgésicas, antioxidantes y revigorizantes que estimulan el sistema inmune.

    OKRA: Por su riqueza en mucílagos que ejercen una acción balsámica.

    MIEL: Rica en vitaminas, minerales y aminoácidos, la miel es un poderoso agente antimicrobiano. Asimismo, gracias a los antioxidantes la miel es un excelente elixir para frenar la aparición de los radicales libres, responsables del envejecimiento y del padecimiento de algunas afecciones.

    NOTA: Como es lógico, todos estos alimentos están recomendados, siempre y cuando no haya una predisposición alérgica o intolerancia a alguno de ellos y por supuesto, si no se padece otra enfermedad que los contraindique.

    ALIMENTOS QUE DEBEMOS EVITAR.

    Carne: Se ha probado que las dietas ricas en carne agravan las afecciones, quizás por su naturaleza tóxica.

    Leche: Se ha comprobado que este alimento podría ser responsable de la actividad inflamatoria y alérgica. Por otra parte la leche estimula la producción de mucosidades.

    Azúcar blanco: Ya que es un pequeño ladrón de vitaminas y minerales.

    Grasas saturadas: Debemos evitarlas ya que dificultarán el aumento del sistema inmunológico.

    Marisco: Suele contener toxinas, bacterias y virus que suponen una amenaza para el sistema inmunológico defensivo del organismo.

    Café, picantes, chocolate y alcohol: Son excitantes e intoxicantes del organismo.

    Proteínas: Charcutería. Carne de cerdo. Cordero. Sesos. Vísceras. Caza. Crustáceos. Pescados grasos. Caviar.

    Grasas: Fritos. Manteca de cerdo. Tocino. Aceite de nueces. Quesos fermentados (Roquefort, Cantal, Camembert). Nata. Crema de leche.

    Sal: Contribuye a retener líquidos y nos impide la eliminación de toxinas por la orina.

    Alimentos acidificantes.

    Otros alimentos que debemos evitar son:

    Sesos. Asadura. Jamón. Salchichas.
    Fiambres. Conservas. Moluscos. Crustáceos.
    Especias. Picantes. Huevo.
    Quesos curados.
    Fritos, guisados.
    Productos de caza.
    Salsas fuertes muy condimentadas.

    RECOMENDACIONES GENERALES.

    Es importante para la persona aquejada de esta enfermedad que observe una serie de condiciones de vida:

    Caminar al menos 1 hora diariamente, eligiendo siempre lugares poco contaminados.

    La natación puede que sea el ejercicio más recomendado en estos casos. Ello nos proporcionará una mejor capacidad respiratoria.

    Siempre que ello sea posible, darse baños de mar y de sol, por supuesto de forma moderada.

    Evitar los ambientes cargados de humos o con fuertes olores, como el de la gasolina o el de la pintura.

    Dormir al menos 8 horas diarias. Ese es un tiempo razonable para que el organismo descanse y recupere energías.

    Evitar las situaciones de estrés o que alteren el sistema nervioso de la persona, ya que ello puede desencadenar crisis con mayor facilidad y frecuencia.

    Mantener una alimentación equilibrada y sana. Esto sin duda es la base fundamental para los problemas del Aparato respiratorio.

    Beber diariamente, al menos 2 litros de agua, tisanas, zumos y caldos de verduras.

    Es recomendable, antes de acostarse tomar vapores de agua de y sal gruesa, para descongestionar las vías aéreas. Estos no deben durar más de 10 minutos.

    Evacuar diariamente. Es necesario mantener el organismo lo más desintoxicado posible. En los casos de dificultad por estreñimiento crónico, se debe recurrir a laxantes naturales suaves.

    Son recomendables los ambientes libres de polvo.

    Cuando se sufren las crisis, es necesario mantener a la persona ligeramente elevada durante la noche, con el fin de mejorar la respiración.

    Es importante que la persona mantenga los pies siempre secos y calientes.

    Abandonar, si lo hubiere el hábito del tabaco y/o la drogodependencia.

    Los ejercicios respiratorios son siempre recomendables. Ello hará que la capacidad respiratoria sea mayor.

    Debemos recordar que los resfriados y catarros, muy típicos de la época otoñal e invernal, deben ser bien tratados y sobre todo, bien curados. No debemos dejar secuelas de los mismos en nuestros bronquios.

    Las personas que padecen alergia derivada de la inhalación de polvo, polen, perfumes, etc, deben tener especial cuidado de evitar estas situaciones peligrosas.

    Se deben evitar el abuso de los medicamentos, tales como la aspirina, o los anti-inflamatorios.

    Ante la posibilidad de una alergia respiratoria, sería recomendable la eliminación de cortinas, alfombras, muñecos de peluche, mantas y demás enseres que puedan albergar polvo o ácaros. Debemos de todas formar recordar que los ácaros del polvo necesitan de mucha humedad, por lo tanto sería una buena idea mantener los niveles de humedad por debajo del 50%, al menos en las estancias en las que pasemos largas horas.

    Otra de las causas de crisis alérgicas es el moho, este crece tanto en el exterior como en el interior de las edificaciones. Eliminarlo, podría ayudar a estos pacientes a controlar los ataques de asma. Para poder hacerlo deberíamos mantener la humedad entre el 35 y el 50%. Por ejemplo uno de los lugares más propicios para el moho son las duchas o la cocina. En los baños debemos abrir las ventanas o usar extractores para evitar la humedad. En las cocinas, para eliminar el vapor es recomendable el uso de extractores, así como vaciarse frecuentemente las bandejas de las neveras.

    En caso de utilizar deshumidificadores, estos deben ser limpiados al menos 1 vez por semana con cloro diluido, así como debe cambiarse el agua constantemente.

    Un Cordial Saludo.

  2. mayte dice:

    Hola estamos muy preocupados por el estado de mi
    padre.lleva 4 ingresos hospitalarios.
    todo empezp con una pequeñisisma bronquitis,derivo en neumonia,(el padece ademas insuficiencia cardiaca
    e hipertension pulmonar severa)ha vuelto a ingresar otra vez por neumonia 14 dias,y ha estado en casa una semana.volvemos a ingresarlo porque lleva 3 dias con fiebre 37.5 38 le dagnostican infeccion respiratoria le mandan antibiotico y sigue igual,por favor me podeis ayudar y darme algun consejo,gracias mayte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantengamos RD Nattural viva!

PROFESIONALES
DE LA SALUD
Publicite su negocio con nosotros aquí
  • LIBRO ACEITES ESENCIALES
Litiasis biliar La litiasis biliar o lo que es lo mismo, cálculos biliares o colelitiasis; son pequeñas formaciones sólidas que se crean...

Litiasis biliar (Pdf)
Depresión La depresión es un trastorno del ánimo, durante el cual la persona se siente abatida y triste e incapaz de reaccionar...

Depresión (Pdf)
Hiperactividad nerviosa Aunque es difícil de definir ya que depende de la tolerancia de quien lo observa, la hiperactividad es como su...

Hiperactividad nerviosa (Pdf)
  • LIBRO VITAMINAS, MINERALES Y AMINOÁCIDOS ( 5.95€ )
  • LIBRO DIETÉTICA Y NUTRICIÓN ( 5.95€ )
Este sitio, como la mayoría, usa cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas la política de cookies. Aceptar