CobaltoEl cobalto es un mineral esencial para nuestro organismo. Su símbolo es Co y su número atómico 27. Su absorción es bastante fácil ya que está ampliamente disperso en el ambiente; al respirar, beber agua, comer o incluso tocar el suelo, aumenta la exposición al mismo.  Se almacena, en mayor cantidad, en las células rojas de la sangre y, en menor cantidad en los riñones, el bazo, el hígado y el páncreas. Es un componente fundamental de la vitamina B12, en un 4% de su formación y ésta es su única función en el organismo.

.

Funciones que desempeña:

Estas son algunas de las funciones más importantes que el cobalto realiza en el organismo:

  • Es necesario para la estimulación y el buen funcionamiento de las células rojas.
  • Puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Es necesario para que la vitamina B12 desempeñe sus funciones en nuestro organismo.
  • Interviene en el metabolismo del hierro y hematopoyesis (formación de los glóbulos sanguíneos) por estimulación de los reticulocitos en las anemias ferropénicas.
  • Síntesis de la timidina que compone el ADN.
  • Síntesis de la colina y la metionina, factores lipótropos (capaces de fijarse de forma selectiva sobre el tejido adiposo) y hepatoprotectores (protectores del hígado).
  • Posee relaciones con la insulina y el zinc.
  • Es un regulador del sistema vagosimpático.
  • Tiene acción simpaticolítica (sustancia que actúa inhibiendo los efectos del sistema nervioso simpático).
  • Es un antagonista de la adrenalina a nivel de las terminaciones simpáticas.
  • A dosis pequeñas, estimula la actividad de la penicilina y a dosis altas es un antagonista de la misma.
  • Interviene en la fecundidad.

.

Su déficit puede provocar:

Estas son algunas de las enfermedades que puede causar su deficiencia:

  • Alteraciones en las células rojas de la sangre.
  • Trastornos hepáticos.
  • Anemias.
  • Falta de crecimiento.
  • Problemas neurológicos.
  • La carencia de cobalto en la dieta produce déficit de vitamina B12 que provocará anemia perniciosa.

.

Causas que favorecen su deficiencia:

  • Mala absorción de vitamina B12.
  • Alimentación vegetariana.

.

Precauciones y Datos a tener en cuenta:

  • El consumo de dosis elevadas durante mucho tiempo puede ocasionar hipotiroidismo.
  • Las personas que consumen alimentos cultivados cerca de minas o fundiciones, deben tener precaución ya que el suelo puede tener concentraciones muy elevadas de cobalto.
  • El aumento de cobalto ocasiona un aumento de glóbulos rojos con mucha hemoglobina, policitemia.
  • En dosis muy elevadas puede ocasionar trastornos del aparato respiratorio, como asma o neumonía; por lo tanto las personas que trabajan con el cobalto deben ser sometidas frecuentemente a controles médicos.
  • En el tratamiento de las anemias de origen nefrítico o infeccioso, en las anemias infantiles o gravídicas, se han utilizado sales de cobalto a dosis altas (25 30 mg de Co/día), produciéndose alteraciones yatrógenas como: hiperplasia tiroidea, mixedema, insuficiencia cardíaca congestiva en el lactante.
  • El Co-60 es radiactivo y la exposición a su radiación puede provocar cáncer.
  • En caso de tuberculosis se desaconseja tomar este oligoelemento.
.

Toxicidad:

En caso de intoxicación pueden darse los siguientes síntomas:

  • Vómitos y náuseas.
  • Problemas de visión.
  • Miocardiopatía.
  • Daños en tiroides.
  • Esterilidad.
  • Alopecia.
  • Hemorragias.
  • Diarreas.
  • Muerte.
  • Posibles problemas nerviosos.
  • Espesura de la sangre.

.

Requerimientos diarios:

Se desconocen cuáles son las necesidades humanas de cobalto, pero se supone que deben de ser mínimas.
Una cantidad de 0\’45 a 0\’9 microgramos diarios mantiene la función de la médula ósea en pacientes con
anemia perniciosa.
Se supone que cantidades del orden de 150-600 microgramos/día son suficientes.

.

Nutrientes sinérgicos:

La combinación de cualquiera de estos elementos, potenciará los efectos del cobalto.

.

Alimentos ricos en Cobalto:

AvellanasEstos son algunos de los más importantes:

Origen animal: Almejas. Carne. Hígado. Huevos. Leche. Ostras. Pescados. Quesos. Riñones. Vísceras de animales.

Origen vegetal: Cebolla. Cereales integrales. Cerezas. Diente de leónGermen de trigo. Trigo sarraceno. Legumbres. Levadura de cerveza. Peras. Plantas verdes. Soja.

Frutos secos: Avellanas. Nueces.

 

Enfermedades en las cuales su uso puede hacerse aconsejable:

Estas son algunas de las enfermedades en las que el uso del cobalto, puede estar indicado:

.

.

.

Referencias y Bibliografía:

Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, Madrid, Gredos, 1961.